Mano a mano con Gilbertico Mendoza: las chances de Maravilla y Castaño, el proyecto de un solo campeón por categoría y por qué se reunió con Maduro

·10  min de lectura
Gilberto Mendoza, con saco azul y moño, asiste a la coronación del campeón de los semipesados, el ruso Dmitry Bivol, tras vencer al Canelo Álvarez
Gilberto Mendoza, con saco azul y moño, asiste a la coronación del campeón de los semipesados, el ruso Dmitry Bivol, tras vencer al Canelo Álvarez - Créditos: @Ethan Miller

Es una especie de ciudadano del mundo. Un nómade. Nació en Venezuela, reside en Colombia, tiene su oficina en Panamá, pero se lo ve asiduamente en las mejores reuniones boxísticas de Estados Unidos. Gilberto Jesús Mendoza es un hombre que desprecia las formalidades y le hace honor a la cordialidad. No se maneja con secretaria ni agendas. Atiende a todos. Esa filosofía le ha servido para no sentirse extraño en ningún país que visita en su rol de presidente de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB). De paso por Argentina, donde presenció el tradicional “Festival Ko a las drogas” que promueve la entidad que preside, Gilbertico -como lo nombran para diferenciarlo de su padre fallecido Gilberto- recibió a LA NACION para hablar, sin eufemismo, de lo que más lo apasiona: el boxeo.

Uno de los hombres fuertes del boxeo latinoamericano, Mendoza se refirió a las reales posibilidades de que Maravilla Martínez pueda volver a pelear por un título, al futuro de Brian Castaño en su organismo y a cómo pueden ponerse de acuerdo las organizaciones para que no haya tantos campeones de un mismo peso. Además, reconoció que volvió a su país, Venezuela, después de 17 años para reunirse con el presidente, Nicolás Maduro.

Guillermo Rigondeaux: estrella del boxeo cubano, “traidor” al régimen de Castro y campeón ejemplar

-¿Cuál es la relación actual entre la AMB y el boxeo argentino?

-Hay un sentimiento recíproco con el boxeo argentino. Siempre fue afín a las políticas de la AMB y es uno de los países más importantes en la historia de la entidad, junto con Venezuela, Colombia y Panamá. Desde la época de [Tito] Lectoure hasta la actualidad, siempre trabajamos para brindarles oportunidades a los boxeadores argentinos. En consecuencia, es uno de los países que más campeones mundiales le ha dado a la Asociación Mundial de Boxeo. Hoy en día, el único campeón que tiene, Fernando Martinez, no es de la AMB.

"Lo de Maravilla era posible cuando se reactivó el boxeo en plena pandemia. Ahora no, murió esa oportunidad", sentencia Mendoza
"Lo de Maravilla era posible cuando se reactivó el boxeo en plena pandemia. Ahora no, murió esa oportunidad", sentencia Mendoza - Créditos: @Ethan Miller

-¿Cómo ves la actualidad del boxeo argentino en relación con las potencias?

-Por la calidad, la cantidad y la garra de los pugilistas, Argentina es una potencia boxística, siempre sacó peleadores muy fuertes. Pero económicamente, al igual que la mayoría de países latinoamericanos, está varios escalones abajo de las potencias. Hoy en día Argentina tiene mucho más talento humano que Colombia, Panamá y Venezuela. Pero sin dinero se pierde jerarquía para potenciar el buen capital humano que puede surgir. Sobre todo en el boxeo masculino. Porque en el femenino el talento de las argentinas lo mantienen dentro del lote de países potencias. Hubo un tiempo en que Argentina tuvo muchos campeones y eso estuvo ligado a la posibilidad que tenían los púgiles de desarrollarse en el país antes de tener experiencia en el exterior. Hoy en día, por necesidad, se los manda afuera boxísticamente inmaduros.

-¿Qué pasará con la chance mundialista de Sergio Maravilla Martinez?

-Te voy a ser sincero: lo de Maravilla era posible cuando se reactivó el boxeo en plena pandemia. Ahora no, murió esa oportunidad porque fue solicitado por el promotor de Ryota Murata, que ya no es campeón. Al perder Murata con Golovkin, el negocio se enfocó en otros boxeadores con los que Maravilla Martínez no es considerado ni tendría chances.

-¿Es factible que Brian Castaño tenga una nueva oportunidad por un título de la AMB?

-A Brian Castaño lo admiro mucho y lo extraño mucho. Me gustaría tener un acercamiento con él y su manejador, Sebastián Contursi. Ahorita está número 7 en una categoría que tenemos a Jermell Charlo como campeón unificado y tiene cuatro peleas mandatorias por delante. No sé en qué momento, porque además tiene que esperar qué pasará entre Israil Madrimov-Michel Soro, que empataron en la pelea eliminatoria, y ver, en una gestión político-deportiva si ese mandatario acepta pelear con él. A nosotros nos interesa hacer renacer a Brian dentro de la AMB, las puertas están abiertas.

-A la AMB se le cuestionó la multiplicidad de títulos mundiales interinos que otorgaba. Sin embargo, en el último tiempo comenzó una depuración en las diferentes categorías. ¿Esto fue una decisión propia o existieron presiones?

-La intervención de la Asociación de Comisiones de Boxeo de Estados Unidos [ABC, por sus siglas en inglés], que nos envió una carta amenazándonos con quitarnos el reconocimiento en el país, no fue lo que me llevó a tomar la medida. Lo que me convenció fue que en varias oportunidades dije que lo iba a hacer y no nos poníamos de acuerdo. Y al no cumplir se estaba generando un comentario negativo de los periodistas y los aficionados del boxeo en un momento en que los organismos debíamos tener un poco más de fuerza y credibilidad.

-Será posible soñar con un campeón por categoría?

-Eso ya es una meta. Y estamos bien encaminados a cumplirla. Convencí al directorio completo de la AMB para eliminar los títulos interinos y se comenzó hacer. No es un proceso sencillo, pero en menos de un año logramos que de diecisiete categorías, nueve ya tengan un solo campeón. Solo quedan ocho títulos interinos y estamos cerca de cumplir con nuestra palabra. Esperamos cerrar el año con dos o tres unificaciones más y el año próximo tener un solo campeón por peso.

-¿Hicieron cálculos de las pérdidas económicas que tienen por implementar la medida?

-La AMB resignó mucho dinero, pero si todo sirve para mejorar el boxeo, bienvenido sea. Aunque debo decir que el boxeo va a tender a tener dos campeones en categorías donde comercialmente reinan figuras tipo Canelo Alvarez. Siempre surge el temita cuando tienen que hacer tantos mandatorios y frenan mucho tiempo la categoría. Sin mentirnos, somos un organismo en el que nuestro modelo económico depende de las sanciones que cobramos por hacer peleas de títulos mundiales. Nosotros nos resignamos a dejar de ganar dinero, pero resulta que ahora hay otros organismos que hacen lo mismo que nos criticaban. También están los promotores que meten presión y me lo piden con insistencia. Y resulta que cuando más duro nos ponemos más inconvenientes legales tenemos. A pesar de eso estamos tratando de cumplir…

Mendoza, entre Canelo y Bivol, cuando presentaron la pelea, uno de los grandes combates de 2022
Mendoza, entre Canelo y Bivol, cuando presentaron la pelea, uno de los grandes combates de 2022 - Créditos: @Ethan Miller

-¿El boxeo corre riesgo de perder popularidad ante el UFC, una disciplina con mucho marketing?

-Hubo un avance manifiesto en el último tiempo del UFC, pero no creo que le saque popularidad al boxeo. La gran cantidad de enfrentamientos unificatorios y la aparición de campeones indiscutidos acrecentó el fervor que ya existía en el boxeo y logró sumar nuevos aficionados. La UFC tiene un modelo económico cerrado y les paga a los luchadores mucho menos de lo que cobran los boxeadores. No existe la independencia que tiene el boxeo para enfrentar a los mejores con los mejores. Los luchadores están monopolizados, controlados por una marca y cobran lo que la marca les dice. Eso conspira contra su crecimiento y su popularidad.

-¿Quién es el mejor boxeador libra por libra después de la derrota de Canelo Álvarez con Bivol?

-No tengo dudas que es el japonés Naoya Inoue. Si uno se pone a repasar las categorías en la que reinó, el récord, el nivel de oposición y calidad de sus triunfos no hay con qué darle. Además tiene potencial para seguir subiendo de peso y pelear con los mejores sin perder velocidad y potencia.

-¿Quién es el promotor más importante de la actualidad?

-No tengo dudas de que es Eddie Heart, más que nada por su tendencia modernista de utilizar las plataformas digitales y llegar a un nicho que nosotros, los del boxeo, no estábamos dominando, y en el que tiene mucha preponderancia la UFC: el público joven. Matchroom, con Eddie Heart, y PBC [de Al Haymon] brindan muy buenos espectáculos hoy por hoy.

-Es reconocible el poder que tienen los promotores y las cadenas de televisión, ¿cree factible que en un futuro las que mandan en el negocio del boxeo sean las plataformas digitales?

-El método del negocio no ha variado, los que cambian son los nombres de los actores. Primero fue la distribución de las películas de los combates, después apareció el circuito cerrado, más tarde vino el PPV y ahora surgieron las plataformas digitales, pero el modelo económico es el mismo. Solo queda pensar a futuro cuáles de todas las cadenas y plataformas van a prevalecer. Ya se fue HBO y si se va Showtime sería tremendo. Porque detrás del poder de los promotores están las grandes cadenas televisivas. Si Al-Haymon y PBC lanzaran su propia plataforma, no tendría el mismo éxito.

-¿Quién es el actor más poderoso en la industria del boxeo?

-Sin dudas, el boxeador. Con todas las limitaciones que tienen. Fijate: Canelo, a contramano de lo que le decían, quiso pelear con Bivol y lo hizo. Tienen peso y me gustaría que lo tengan aún más. El boxeo es de los peleadores. Me encantaría que se agrupen y formen un sindicato para que defiendan un poco más sus derechos. Sin ellos no hay industria…

-En el último tiempo muchas de las grandes peleas tuvieron escenario fuera de Estados Unidos, ¿corre peligro de que deje de ser la meca del boxeo?

-Las Vegas es un sitio icónico, al igual que el Madison. Veo muy difícil que otros lugares, como Inglaterra o Arabia Saudita, que se montan megaveladas puedan convertirse en lugares exclusivos de boxeo. El negocio, las mejores peleas y el show siguen siendo de Las Vegas. Está armada para eso. El peso de representar a la AMB en múltiples y delicadas actividades alrededor del mundo, convirtieron a Mendoza, de profesión ingeniero en comunicaciones, en un dirigente políticamente correcto y muy autocrítico. Conoce al dedillo el engranaje de la industria y cada uno de los componentes. Razón por la que no duda en resaltar la importancia de que la política se involucre con los organismos rectores del boxeo en pos de ayudar al crecimiento del deporte. “El boxeo es el deporte del pueblo y está ligado íntimamente a lo político. Hay una bandera. Mi encuentro con el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, no fue casual”, espeta.

-¿Qué lo motivó a reunirse con el presidente venezolano, Nicolás Maduro?

-Me reuní con Maduro buscando oportunidades para el boxeo, y no por algún tipo de negocio. Lo hice para poder tener actividad dentro del país. Yo soy venezolano y es mi presidente. Yo no soy de izquierda ni de derecha, represento a un organismo internacional que no tiene bandera política. Hay una intención social dentro de todo un proyecto. Nosotros planteamos usar el boxeo de forma social, con áreas recreativas en zonas calientes. La idea es utilizar el boxeo como herramienta deportiva para desviar a los muchachos de los conflictos. Ese fue el punto de agenda entre Presidencia y yo. Obviamente, quieren eventos y demostrar que el país trata, de una manera u otra, de hacer cambios. Mientras yo sea presidente de la AMB, no me voy a manifestar políticamente. Si fuese político, me dedicaría a la política

-Pero este encuentro reabrió la grieta entre dirigentes y organismos, ¿le gustaría juntarse con sus pares y aclarar el tema?

-No hay nada que aclarar. Me llamaron porque Venezuela está dispuesta a apoyar sistemáticamente el desarrollo del boxeo. Pues bien, ahí fui. No me importan las criticas. Llevaba 17 años fuera de mi país y volví para intentar hacer algo con el desarrollo del boxeo. Si me van a criticar por eso, lo lamento. A Paco Valcarcel, presidente de la OMB, le tengo mucho respeto, y es una pena que no haya entendido mi reunión con Maduro.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.