Manchester United consiguió un triunfo ajustado sobre Wolverhampton gracias a Rashford

Manchester United/Manchester United via Getty Images

De la mano de Marcus Rashford, que pasó de villano a héroe en pocos minutos, Manchester United venció con lo justo por 1-0 a Wolverhampton Wanderers en el Molineux Stadiums por la 18° fecha de la Premier League para lograr su tercer triunfo al hilo y llegar al cuarto puesto.

No fue un trámite sencillo en ningún sector del campo de juego, y de la misma manera que lo ganó, también pudo perderlo o empatarlo. Un error podría ser el responsable de romper la paridad en el marcador, hasta que en el cierre del encuentro la historia cambió.

Al United le costó llegar contra el arco local, aunque en la primera etapa trató de mostrar sus intenciones. Con Rashford castigado en el banco de suplentes, Erik ten Hag apostó por el ingreso de Alejandro Garnacho desde el inicio por la izquierda y casi le paga con un gol.

El argentino aprovechó un error en salida de la defensa, que intentó jugar atrás para el arquero, pero el juvenil no logró convertir debido a que José Sá le tapó un mano a mano de gran manera sobre el cuarto de hora. Y aunque lo siguió buscando, le costó llevar riesgo.

Ya más cerca del final de dicha etapa, Tyrell Malacia llegó hasta línea de fondo, tras una combinación con Garnacho, y envió un centro atrás que conectó Anthony Martial con un cabezazo a las manos de Sá, que controló en dos tiempos sin mayores problemas.

Para la segunda mitad, Ten Hag levantó el castigo y mandó a la cancha a Rashford. Si bien le costó entrar en juego, desde su pie derecho encontró la llave para abrir el marcador, aunque primero los Diablos Rojos debieron sufrir con la pegada de Ruben Neves de tiro libre.

El portugués exigió una gran atajada de David De Gea sobre el palo izquierdo para rechazar el balón, pero la tranquilidad llegó tiempo después. Rashford apareció por izquierda, se cerró y combinó con Bruno Fernandes, ganó la posición con el cuerpo y venció a Sá dentro del área.

Con la ventaja, la visita trató de mantener la posesión, rotó posiciones y aguantó a la espera de un espacio para aprovechar. El mismo 10 tuvo el segundo y lo convirtió, tras un rebote del arquero, pero el árbitro lo anuló por haber tocado la pelota con su brazo izquierdo.

Y sobre la hora lo salvó De Gea ante un cabezazo de Raúl Jiménez. Ahora, a la espera de que Tottenham no haga lo propio, Manchester United se ubica en puestos de Champions League y apunta al compromiso del martes con Bournemouth en Old Trafford para ampliar su racha.

Foto: Manchester United/Manchester United via Getty Images