Manchester City goleó a los Wolves para quedar a un paso del título

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·2  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

No podía dejar puntos en el camino en su búsqueda por conseguir el título y no lo hizo. Manchester City no dejó dudas y con la goleada por 5-1 sobre Wolverhampton Wanderers por el postergado de la 33° fecha, con un póker de Kevin De Bruyne, quedó en lo más alto de la Premier League.

El equipo de Pep Guardiola golpeó de entrada y, aunque el empate parcial despertó cierta incertidumbre, la gran figura del equipo las despejó por completo con una noche para enmarcar. El Molineux Stadiums fue testigo de lo mostrado en el campo de juego y la efectividad del belga.

De hecho, abrió la cuenta rápidamente con un disparo cruzado de De Bruyne desde la izquierda tras una asistencia Bernardo Silva. Sin embargo, poco después, Raúl Jiménez salió de contra y abrió a la izquierda para Pedro Neto, quien cedió atrás para que Leander Dendoncker pusiera la paridad.

Igual, duró poco la alegría del local. De Bruyne intentó un pase desde el borde del área para Raheem Sterling, José Sá se anticipó y tapó el balón, aunque dio un rebote largo que le quedó al 17 y no perdonó con un tiro a su derecha. Y unos minutos más tarde hubo tiempo para uno más.

Kevin recibió de Sterling a la salida de un lateral sobre la derecha, se fue cerrando al centro y desde afuera del área sacó un fuerte remate de zurda que se clavó junto al palo derecho del arquero. Hat-trick y a cobrar, pero en la segunda mitad continuó desplegando su fútbol hasta llegar al cuarto.

Precisamente, una jugada que inició en sus pies terminó con una definición suya. Jugó para Phil Foden, quien en lugar de disparar al arco cedió para Sterling, pero un rechazo corto le volvió a quedar a De Bruyne, que no perdonó y remató al palo izquierdo de Sá, que no llegó a reaccionar.

Los Citizens pudieron haber ampliado con un tiro de Foden que devolvió el palo, pero tuvieron que esperar al final con una jugada colectiva exquisita por la derecha. Inició con Ederson desde el arco y culminó en los pies de Sterling, quien empujó el balón a la red tras un intento de Joao Cancelo.

Manchester City consiguió tres puntos claves para sacar esa misma distancia sobre Liverpool en la tabla, ampliar la diferencia de gol a seis, y quedar a un paso de la consagración debido a que depende de sí mismo. La próxima fecha visitará a West Ham mientras que Wolverhampton recibirá a Norwich City.

Foto: Chris Brunskill/Fantasista/Getty Images

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.