Manchester City goleó a Burnley con grandes actuaciones de Erling Haaland y Julián Álvarez

Clive Brunskill/Getty Images

De la misma manera que avanzó en la Champions League en la semana, este sábado Manchester City consiguió otra goleada para seguir camino en la FA Cup. Venció por 6-0 a Burnley en Etihad Stadium con una gran actuación de Erling Haaland y Julián Álvarez y se clasificó a las semifinales.

Si bien en el inicio del trámite sorprendió el planteo de la visita, que logró imponer por momentos su juego en incluso le dio trabajo a Stefan Ortega, la jerarquía de sus hombres le permitió simplificar la tarea para obtener una victoria abultada frente a un equipo que compite en la Championship.

Justamente, Nathan Tella dio el primer aviso para los dirigidos por Vincent Kompany con un tiro desde afuera que el arquero despejó al saque de esquina sobre el palo derecho. Sin embargo, la primera combinación entre Álvarez y Haaland derivó en la apertura del marcador bajo la lluvia de Mánchester.

Julián, luego de que el noruego le bajara el balón de cabeza, lo asistió con categoría y lo dejó mano a mano con Bailey Peacock-Farrell para definir con una sutileza de zurda ante su presencia. Casi de inmediato, y luego de un gran pase de Kevin De Bruyne, Phil Foden le sirvió el segundo y Eling no perdonó.

Pese a la diferencia de dos goles, su rival no se dio por vencido y en el cierre de la primera parte intentó con un fuerte disparo de Ian Maatsen que Ortega rechazó al córner. Para el complemento, la historia fue totalmente diferente. Los Citizens consiguieron liquidar el encuentro en pocos minutos.

Primero Riyad Mahrez desperdició su posibilidad, luego Haaland pecó de egoísta y el arquero le negó el festejo tras un tiro de zurda. Pero unos minutos después, el 9 volvió a tener revancha: Foden apareció por izquierda y remató cruzado de zurda, pero su tiro dio en el palo y el rebote lo tomó Erling que no perdonó para el hat-trick.

Y el cuarto no demoró en llegar. Esta vez, tras una excelente combinación entre Mahrez y De Bruyne, este último dejó a Julián de frente al arco con la responsabilidad de solamente empujar a la red. Pep Guardiola decidió sacar a Haaland y mandó a la cancha a Cole Palmer y en la primera facturó.

Foden intentó un centro, Peacock-Farrell lo desvió y le quedó a Palmer en el área chica para meter el balón adentro del arco. El City nunca bajó la intensidad y buscó el sexto. Mahrez y Álvarez casi lo logran, también se animó Kalvin Phillips con un remate alto, pero lo terminó logrando nuevamente Julián.

Tras haberle bajado la pelota a De Bruyne, Álvarez salió disparado a la carrera y el belga lo asistió con una gran precisión. El Araña ganó en velocidad, dejó en el camino a su marca después de enganchar hacia el centro y disparó fuerte de zurda para completar el set y sentenciar el triunfo.

Casi pone el tercero en su cuenta, pero no tuvo la suerte tras presionar al arquero. Igual, la historia estaba resuelta. Manchester City decretó una semana de ensueño con 13 goles en solo dos partidos y ahora sueña con otro título. Sigue en carrera en los tres frentes y ahora solo le queda conocer a su próximo rival.

Foto: Clive Brunskill/Getty Images