Magnus Carlsen abandona el torneo de Saint Louis después de perder una partida, por sospechar que le hicieron trampa

·2  min de lectura
Carlsen abandonó el torneo de Saint Louis después de perder una partida, por sospechar que le hicieron trampa
Carlsen abandonó el torneo de Saint Louis después de perder una partida, por sospechar que le hicieron trampa - Créditos: @Twitter

Magnus Carlsen había empezado bien el torneo al vencer en la primera ronda a Nepomniachtchi, su último retador; luego de unas tablas indiferentes en la segunda ronda, en la tercera saltó la sorpresa: perdió con el americano Hans Niemann, un jugador de 19 años, número 49 del ránking mundial, que viene teniendo buenos resultados, pero casi desconocido en la élite. Además de que Carlsen no pierde casi nunca, lo hizo con piezas blancas, con las cuales tiene fama de invencible.

Pero la sorpresa fue aún mayor cuando al día siguiente abandonó la competición con una brevísima declaración por twitter, que sin embargo acompañó con un video de Mourinho de cuando dirigía al Real Madrid: “Si hablo, me meto en un gran problema”, había dicho el entrenador en aquella oportunidad. Lo cierto es que enseguida despertó suspicacias: “Me he retirado del torneo. Siempre he disfrutado jugando en el Club de Ajedrez de San Luis y espero estar de vuelta en el futuro”, escribió Carlsen en sus redes sociales.

Según un sondeo en el entorno de Carlsen, este está convencido de que le hicieron trampa. Por supuesto, mientras no se pueda probar son sólo palabras. Esa trampa implica algo concreto: que un jugador reciba ayuda informática. Ya ha habido jugadores conocidos que han sido sancionados.

Hay muchas maneras de fraguar un engaño de ese tipo en las partidas de ajedrez. Por ejemplo un maestro va al baño y allí con un celular activa un módulo de análisis de ajedrez. O, mediante un oculto transmisor recibe información que le aporta un ayudante desde una computadora remota. Pero en general en el primer nivel de competencia la vigilancia es extrema, y nunca se han verificado estas trampas.

En su momento fue famosa la acusación que el búlgaro Veselin Topalov le hizo al ruso Vladimir Kramnik de ir frecuentemente al baño para consultar una computadora, en el match que ambos sostuvieron por el Campeonato del Mundo en 2006. No se pudo comprobar nada y el ruso emergió ganador del encuentro. Es que hay una cuestión adicional para considerar: para los campeones, verse superados en una partida es una herida que el ego se niega a aceptar.

Hans Niemann, el estadounidense de 19 años que derrotó a Carlsen
Hans Niemann, el estadounidense de 19 años que derrotó a Carlsen - Créditos: @hans_niemann

Pero Niemann también habló tras vencer a Carlsen y lo hizo un comentario bastante inusual. “Debe ser vergonzoso para un campeón del mundo perder ante un idiota como yo. Pero es un gran honor para mí. Estoy muy agradecido al destino por tener la oportunidad de jugar al ajedrez a un nivel tan alto y perseguir mis sueños. Hace unos años estuvieron a punto de desaparecer, pero ahora, afortunadamente, han resucitado. Y esto es sólo el principio”, expresó quien derrotó al mejor del mundo.

Como sea, lo natural es que la verdad salga a la luz; y que Niemann reciba una sanción ejemplar si se comprueba alguna trampa, o sino que Carlsen haga público un pedido de disculpas por ensuciar lo que habría sido un legítimo triunfo de su rival.