Una madrugada épica en el US Open: Carlos Alcaraz salvó un match point, ganó el punto del torneo, jugará las semifinales y va por el N° 1

·5  min de lectura
El español Carlos Alcaraz celebra tras ganar un partido histórico, ante el italiano Jannik Sinner, en los cuartos de final del US Open
El español Carlos Alcaraz celebra tras ganar un partido histórico, ante el italiano Jannik Sinner, en los cuartos de final del US Open - Créditos: @COREY SIPKIN

NUEVA YORK.- Épico. Cinematográfico. Por momentos, realmente increíble. El español Carlos Alcaraz y el italiano Jannik Sinner , los dos mejores tenistas de la nueva generación, construyeron un partido inolvidable en los cuartos de final del US Open , que finalizó en la madrugada neoyorquina (a las 2.50, el más tarde de la historia del torneo, superando el récord anterior de las 2.26, establecido tres veces, la última vez en 2014). Cada game, en el estadio Arthur Ashe, fue un espectáculo. Y en el final de la película, incluso levantando un match point, terminó imponiéndose Alcaraz, por 6-3, 6-7 (7-9), 6-7 (0-7), 7-5 y 6-3, en 5h15m, para alcanzar su primera semifinal de Grand Slam y mantener viva la esperanza de convertirse en el número 1 más joven (19 años) de la historia.

Carlos Alcaraz venció a Jannik Skinner en cinco sets y jugará su primera semifinal de Grand Slam
Carlos Alcaraz venció a Jannik Skinner en cinco sets y jugará su primera semifinal de Grand Slam - Créditos: @FREY

“Al final, ha habido alta calidad de tenis, de concentración. Físicamente los dos nos hemos llevado al límite, hemos aguantado jugando a un nivel espectacular después de cinco horas y cuarto de partido. Fue el mejor partido que he jugado en toda mi carrera. Después de cinco horas, desde la primera bola hasta la última, hubo una calidad inmensa. No ha habido ningún bajón por parte de ninguno. Hemos estado con unos rallies increíbles después de tanto tiempo. En todos los sets han habido puntazos. Ha sido un partido que tanto Jannik como yo vamos a recordar durante el resto de nuestras carreras” , describió el murciano, entrenado por Juan Carlos Ferrero, durante una rueda de prensa a la que asistió a las 3.32 de la madrugada. Una verdadera locura.

Alcaraz parece no tener límites. En su camino, este viernes, estará el estadounidense Frances Tiafoe, el verdugo de Rafa Nadal en la cuarta ronda. Alcaraz va por todo. Sabe que si se queda con este torneo se convertirá en el líder del ranking. Incluso, podría lograrlo si el noruego Casper Ruud no llega hasta la final (este viernes se medirá con el ruso Karen Khachanov, que eliminó en los cuartos de final a Nick Kyrgios). Pero lo del español es impactante, pulveriza cuanto récord anda dando vueltas y aleja cualquier fantasma que pueda pretender detenerlo. Además, se tomó revancha de Sinner, que ya lo había derrotado este año, en los octavos de final de Wimbledon y en la final de Umag.

En este duelo la historia resultó diferente, porque tras salvar un match point en el cuarto set (Sinner sacó 5-4), Alcaraz torció el rumbo emocional y tenístico. Incluso, todos quedaron maravillados con lo que propone siempre, tanto que hasta la cuenta oficial de US Open, posteó en redes sociales que Alcaraz protagonizó el punto del torneo: el español, en el segundo set, fue a defender una pelota, se pasó en el intento y sacó un golpe artístico por detrás de la espalda, Sinner controló bien en la red, pero la pelota quedó alta y Alcaraz llegó con resto para definir sin problemas. La ovación fue increíble.

El andar de Alcaraz es demoledor: es el líder de victorias en este 2022 con 49 éxitos. Es, junto con Rafa Nadal, el tenista que más títulos logró en esta temporada: los Masters 1000 de Miami y de Madrid, además de los ATP 500 de Barcelona y Río de Janeiro.

Con 19 años y 4 meses, Alcaraz se presentó al partido ante Sinner como el más joven en alcanzar tres cuartos de final en Grand Slam desde el estadounidense Michael Chang, que ganó el título de Roland Garros en 1989 y alcanzó los cuartos de Roland Garros en 1990 y 1991 antes de cumplir 19 años y 4 meses. Además, con su presencia en las semifinales de Flushing Meadows, se convirtió en el tenista más joven en llegar a esta instancia en un Grand Slam desde Nadal en Roland Garros en 2005 (título ante el argentino Mariano Puerta). Y el más precoz en el US Open desde Pete Sampras, en 1990.

El saludo entre Jannik Sinner y Carlos Alcaraz luego de un partido épico en el US Open
El saludo entre Jannik Sinner y Carlos Alcaraz luego de un partido épico en el US Open - Créditos: @COREY SIPKIN

La evolución del español es tan impresionante que se puede dimensionar con apenas un ejemplo: hace un año desembarcó en Nueva York como el 55° del ranking y doce meses después está muy cerca de destronar a Lleyton Hewitt como el jugador más joven en ser el número 1 del mundo (el australiano lo logró, en noviembre de 2001, con 20 años). Si Alcaraz llega a la cima de las posiciones, este año será recordado por haber tenido a tres tenistas nacidos en tres décadas diferentes, al frente de la ATP: Novak Djokovic (1987), Daniil Medvedev (1996) y Alcaraz (2003).

“Mientras estén Rafa, Djokovic, Federer… serán los mejores. La rivalidad que tienen entre ellos siempre estará lo primero. Pero hoy Jannik y yo también hemos demostrado que somos el presente. Tenemos una larga carrera por delante. Vamos a jugar muchas veces juntos, vamos a mostrar nuestro mejor nivel en grandes situaciones como hoy, en los grandes torneos, en grandes canchas. Hemos jugado ya cuatro veces en menos de un año y creo que van a ser muchísimas más”, concluyó Alcaraz, cuyo próximo rival (Tiafoe) lo venció en el único enfrentamiento previo. En la primera ronda de Barcelona 2021, el hijo de inmigrantes de Sierra Leona triunfó por 6-4 y 7-6 (7-2). Era otro contexto, claro: Alcaraz era, tan sólo, el 119° del ranking mundial. Hoy, el niño maravilla no deja de impresionar.

“Quiero seguir escalando hasta donde llegue: si es hasta el cielo, mejor”, le dijo a LA NACION, en mayo pasado, tras conquistar el torneo de Madrid. Evidentemente no tiene límites.