México recibirá el Mundial, pero sin las estrellas a las que consagró

CIUDAD DE MÉXICO, diciembre 29 (EL UNIVERSAL).- Ha muerto "Pelé" a los 82 años. Maradona también falleció, él en el 2020 y todo esto nos lleva a pensar en la siguiente Copa del Mundo, esa que se celebrará en Estados Unidos, México y Canadá.

Dentro de poco menos de cuatro años el Mundial volverá a Norteamérica y pisará suelo mexicano con el Estadio Azteca como una sede principal, esa cancha en la que "Pelé" y Diego Armando Maradona se consagraron, uno en 1970 y otro en 1986.

Las dos máximas figuras del futbol mundial ya no están más en este mundo, no podrán presenciar el retorno de la Copa del Mundo a territorio azteca, ese que seguro se llevaron en el corazón cuando partieron a la eternidad.

El Coloso de Santa Úrsula será tres veces mundialista, testigo de estos dos gigantes del futbol que para la siguiente Copa del Mundo, seguro recibirán grandes homenajes en la también casa de la Selección Mexicana y que vio a Brasil y Argentina levantar el mítico trofeo de la FIFA.