México no puede ante Canadá y pierde liderato de la eliminatoria

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, octubre 7 (EL UNIVERSAL).- Quien pensaba que con el simple hecho de tener a Raúl Jiménez sobre la cancha, se aliviarían todos los males de está Selección Nacional, se ha llevado una gran desilusión. Porque aunque hubo un cambio en lo que ofreció el 9 que jugó ante Canadá, en relación a los futbolistas que habían ocupado esa posición en los partidos anteriores, al equipo de Gerardo Martino todavía le hace falta mucho más que el simple hecho de haber recuperado a su centro delantero ideal.

Canadá le hizo ver su suerte al equipo mexicano en distintos pasajes del juego. Con un futbol de acompañamiento o en latigazos por las bandas para aprovechar la velocidad de sus hombres por fuera. Tanto así, que Guillermo Ochoa, portero tricolor, volvió a ser factor al atajar por lo menos un par de opciones claras de los visitantes, quienes no se intimidaron ante un Estadio Azteca que volvió a tener público en sus tribunas (41 mil 465) para un duelo de Selección Mayor.

El panorama parecía iniciar buen para México con el gol de Jorge Sánchez al minuto 21, pero está Canadá, que si algo ha mostrado es personalidad, volvio a tomar su rumbo para igualarlo al 42 por conducto de Jonathan Osorio, con lo que se fueron al medio tiempo.

En el complemento ambos equipos intentaron volver a tener opciones y consiguieron algunas, aunque sin volver a marcar. La desesperación en la tribuna generó al 56, que apareciera el grito discriminatorio por lo que el partido se detuvo un par de minutos.

Y del tan esperado tridente ofensivo... destellos más individuales que colectivos, ya que en eso, en lo grupal, todo terminó al minuto 71, cuando salió del campo el eslabón más débil del ataque nacional: José Manuel Corona dejó la cancha y en su lugar ingresó Uriel Antuna.

Empate que vuelve a desnudar carencias del México de Martino, que pone al cuadro tricolor en una posición poco halagadora al quedar expuesto a ser víctima de sus errores y carencias, y sobre todo, a ser abucheado por su gente, esa que volvió a gritar, a la que tanto esperaban que volviera al Azteca y que terminó por abuchearlos tras un pobre empate.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.