México se aleja de la final; errores lo hunden

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, agosto 25 (EL UNIVERSAL).- Una terrible parte alta de la cuarta entrada costó a la novena mexicana la posibilidad de clasificar a la final internacional de la Serie Mundial de Ligas Pequeñas... Por ahora.

En ese inning, el representativo de la Liga de Matamoros recibió las dos carreras que dieron rumbo al encuentro y México fue superado por China Taipei (5-1).

Pese a que dieron batalla durante todo el encuentro, los jóvenes peloteros tricolores sucumbieron, víctimas de sus propios errores en el diamante.

El más doloroso fue el del catcher Fernando García, quien se equivocó en un tiro que lucía sencillo hacia la tercera base, lo que provocó que los asiáticos marcaran la segunda carrera.

La tercera llegó con un batazo profundo hacia el jardín central, en ese mismo episodio.

Pese a que el manager intentó animarlos, los rostros de los adolescentes se descompusieron conforme avanzó el duelo, sobre todo porque dejaron escapar muchas opciones para anotar.

En casi todas las entradas lograron embasar a alguien, pero dejaron a siete peloteros en los senderos. Costoso.

Las últimas dos carreras de los asiáticos llegaron en el sexto capítulo, donde el catcher García volvió a equivocarse al bloquear indebidamente el home, por lo que fue concedida una anotación a China Taipei.

La novena mexicana tendrá una última oportunidad de avanzar a la final internacional de la Serie Mundial de Ligas Pequeñas. Hoy disputará un repechaje, contra la novena de Curazao.

Si triunfa, pasado mañana jugaría la final internacional... Contra China Taipei.

MLB al día

Matt Olson, primera base de los campeones, pegó grand slam en la paliza sobre los Pirates.

El jardinero derecho venezolano de los Tigers, Víctor Reyes, fue la figura con dos producidas.

El jardinero derecho de los Athletics, Chad Pinder, fue la clave gracias a sus dos impulsadas.

Par de vuelacercas para José Ramírez, tercera base dominicano de los Guardians, quien produjo tres.

El antesalista venezolano de los Nationals, Ildemaro Vargas, se voló la barda y remolcó un par.