México se aferra a la esperanza y a las matemáticas

Doha, 26 nov (EFE).- Los jugadores de México se aferran a las escasas posibilidades de clasificación que todavía mantienen para clasificarse por octava vez seguida para los octavos de final de un Mundial, en Qatar 2022.

No depende de sí mismo México, que tiene que ganar por el mayor número de goles posible a Arabia Saudí y después esperar lo que suceda entre Argentina y Polonia.

Nestor Araújo: "Estamos dolidos pero mientras exista la posibilidad seguiremos luchando. Hay que estar frio ahora estamos calientes y ver lo que pasó".

"No te puedo analizar nada. Estamos tristes. Estamos calientes y vamos a ver como encaramos el próximo partido", insistió Araújo. "Estaba saliendo todo muy bien. Pero en caliente no vale de nada. Pero mientras haya opciones saldremos a por todo. Las posibilidades mientras existan vamos a luchar".

Por su parte, el Chuky Lozano se mostró esperanzado en revertir la situación. "Hay que dar la vuelta a la página hay que tener fe. vamos a trabajarlo estos días. El partido ante Argentina lo plantamos como dijo el técnico y en la primera parte salió pero luego, por detalles, se nos escapó".

"Vamos a hablar en estos días y trabajar en el siguiente partido. Mientras haya una posibilidad lucharemos por ello. Trabajamos bien pero nos falta el gol", indicó.

Mientras, Roberto Alvarado dijo que los jugadores están "tristes y molestos por el resultado. Trabajamos bien en el primer tiempo. no nos llegaron pero nosotros tampoco al arco rival y al final cuando nos hacen el gol nos vamos para abajo".

"Hay una mínima esperanza. Hay que levantar la cara pero hay que aprovechar lo que tengamos. seguir adelante y trabajar para hacerlo lo mejor", añadió.

"No estoy feliz por el resultado pero tuve mi debut. Nadie quiere perder y queremos dar la vuelta a la situación lo antes que podamos".

"Jugamos de tú a tú pero nos faltó llegada y ellos aprovecharon las que tuvieron. Nos faltó profundidad y llegada por las bandas. No sé por qué en los partidos nos pasa porque lo trabajamos en los entrenos. Los rivales tienen una o dos y nos marcan".

(c) Agencia EFE