Márquez, el regreso del campeón en un circuito "amigo"

·3  min de lectura

Madrid, 14 sep (EFE).- El español Marc Márquez (Repsol Honda RC 213 V) regresa este fin de semana a la competición con la disputa de la decimoquinta cita puntuable de la temporada 2022, el Gran Premio de Motorland Aragón, un circuito "amigo" en el que el ocho veces campeón del mundo ha ganado hasta en cinco ocasiones en la categoría de MotoGP. Sus triunfos en 2013, 2016, 2017, 2018 y 2019, unido a la segunda posición de 2021, tras el italiano Francesco "Pecco" Bagnaia (Ducati Desmosedici GP21), son argumentos más que suficientes para que el piloto ilerdense de Cervera se haya planteado el regreso en ese escenario, aunque no será un reto fácil en absoluto debido a sus condiciones físicas. Los test de Misano Adriático arrojaron algo de luz sobre la evolución física de Marc Márquez, quien ahora quiere dar un paso más al aprovechar que el trazado de Motorland Aragón se adapta muy bien a sus características y eso le puede "ayudar" a hacer más fácil su regreso a la competición tras la cuarta intervención quirúrgica en su brazo derecho. Lo de menos es pensar en el resultado, aunque para todos es sabido que el piloto de Repsol Honda no es de los que se conforme con cualquier cosa y seguro que una vez en pista intentará darlo absolutamente todo, si bien es cierto que la lógica obliga a ir paso a paso para comenzar a crecer de nuevo camino de una temporada 2023 que le permita ser el que siempre ha sido. En ese tránsito sus rivales no se lo van a poner nada fácil, en particular los pilotos de Ducati, que cuentan con las estadísticas de "Pecco" Bagnaia como su principal valedor, merced a las cuatro victorias consecutivas que acumula en otros tantos grandes premios disputados hasta el momento y, además, como último vencedor en el trazado turolense. Bagnaia protagoniza una secuencia de resultados nunca vista en un piloto de Ducati, lo que ya resulta significativo, aunque si el italiano muestra el más mínimo síntoma de debilidad, tras su estela andan muy pendientes su compatriota Enea Bastianini, su compañero de equipo el australiano Jack Miller, el español Jorge Martín o el francés Johann Zarco, entre otros. Frente a ellos, el único capaz de darles cumplida respuesta, el líder del campeonato y vigente campeón, el francés Fabio Quartararo (Yamaha YZR M 1), que bastante tendrá que hacer para mantenerse entre los más rápidos de la categoría con una moto que continúa "un paso por detrás" de las de sus rivales. Otros protagonistas destacados en Motorland Aragón, por su condición de locales y por el rendimiento que están consiguiendo con sus motos, deben de ser los españoles Aleix Espargaró y Maverick Viñales, al manillar de sendas Aprilia RS-GP. Espargaró se encuentra en la tercera posición del campeonato a 33 puntos del líder Quartararo, en tanto que Viñales continúa su crecimiento personal con el fabricante de Noale y sus tres podios en las cuatro últimas carreras así lo atestiguan, si bien sólo le falta en esa "ficha deportiva" una victoria, su primera victoria, con Aprilia. Como ellos, puede tener una actuación destacada el piloto de Suzuki Alex Rins, en la temporada de su despedida del fabricante japonés, que no sabrá hasta el último momento de la participación de su segundo piloto y campeón del mundo de 2020, Joan Mir, todavía recuperándose de su fractura en un tobillo. La tercera cita en territorio nacional, tras las de Jerez de la Frontera y Barcelona-Montmeló, debe ser la oportunidad para destacar de los pilotos españoles, aunque el de Alcañiz es un escenario muy conocido para no pocos de los pilotos extranjeros de la categoría. Casi todos ellos pasaron en un momento u otro por el FIM CEV Repsol y, por tanto, por la mayoría de circuitos españoles, y eso deja muy abiertas las opciones de todos ellos antes de comenzar el extenso y largo período transoceánico que llevará el campeonato a su última cita en la Comunidad Valenciana a principios de noviembre. Juan Antonio Lladós

(c) Agencia EFE