Márquez afirma que vuelve "para seguir recuperando"

·5  min de lectura

Alcañiz (Teruel, España), 15 sep (EFE).- El español Marc Márquez (Repsol Honda RC 213 V), que regresa a la competición después de más de cien días de baja tras su cuarta operación en el brazo derecho, aseguró que vuelve "para seguir recuperando".

"No, no, no… Ya he escuchado alguna expectativa por ahí demasiado alta. No son las mías, o creo que no son las reales. Sobre todo porque mi condición física… Estoy aquí, pero estoy aquí para seguir recuperando, para seguir ejercitando el brazo, porque así también lo han visto los doctores, y Honda", afirmó.

"Se pusieron todas las cartas encima de la mesa, se analizó cómo estaba todo y creímos que era uno de los mejores circuitos y de las mejores opciones para seguir recuperando, y combinarlo también con el gimnasio, porque sigo de recuperación, no estoy aquí para competir en modo ataque, sino para competir, porque es un fin de semana de carreras, pero de menos a más", insistió Márquez.

"La intención, y lo dije en Misano, es que cuando volviese a competir era para hacerlo en todo lo que queda de año y si estoy en Aragón es para hacer todas las carreras, pero también tenía muy claro que si no llegaba a Aragón quizás el siguiente circuito en el que me iba a probar iba a ser Tailandia o Malasia. Una, porque Motegi es uno de los circuitos que exige más al brazo, con las frenadas tan fuertes; y el otro era Phillip Island a donde no me apetecía ir después de tanto tiempo sin ir en moto, allí tienes que llegar rodado, aunque es uno de mis circuitos favoritos, pero se va muy rápido", explicó el piloto de Repsol Honda.

"Viene un triplete (Aragón, Japón y Tailandia), veremos cómo me las apaño, pero de momento me tengo que centrar en Aragón e ir día a día y sí que estoy aquí es con la intención de terminar el fin de semana, de terminar la carrera, y, como es lógico, lo más delante posible pero sin volverse loco", dijo Márquez.

De su cuarta reaparición, el piloto de Repsol señaló: "La última también era para mí la definitiva, pero luego se complicaron las cosas, pero ésta parece desde un inicio, desde la operación, que todo ha ido encarrilado de la mejor manera y con los mejores pensamientos, el mejor plan, el 'timing' más corto se ha ido cumpliendo".

"La evolución siempre ha sido favorable y no ha habido complicaciones, pero puede haber una complicación durante este retorno en moto. No digo complicación del hueso, porque el hueso está soldado completamente, pero los músculos siguen creciendo, siguen ejercitándose, pueden coger una tendinitis, mil cosas, que te hacen parar. Este final de 2022 quiero ir en moto primero para prepararme yo físicamente e ir evolucionando para el proyecto Honda 2023", insistió el ocho veces campeón del mundo.

De sus médicos, Marc Márquez destaca que le han pedido que se lo tome con calma. "Pero claro, estamos en un fin de semana de carreras. Lógicamente, ellos me han dicho que una de las mejores opciones que veían era seguir encima de la moto, siempre que lo combine con el gimnasio para trabajar específicamente los músculos que tengo más débiles, porque no sólo son tres meses sino que durante dos años han trabajado de manera diferente, por lo que hay músculos que estaban inactivos y que ahora se vuelven a activar poco a poco", manifestó.

"En Misano era capaz de mantener la posición natural del brazo durante unas vueltas, pero no todas y a la que había fatiga, el brazo volvía al vicio de antes, pero cada vez va más a la mejor posición", reconoció Márquez.

"Estoy muy ilusionado de volver, de ver si es la definitiva… Al final, es casi el último cartucho para este brazo y lo afronto con mucha ilusión, ya la tenía antes de operarme y cuando tomé la decisión ya tenía la ilusión pues al operarme, yo ya he ganado, comodidad en la vida normal, y hay que ver si también la gano en la vida profesional. Es ahí donde tenemos que seguir trabajando, soy consciente que aún me queda para que lleguen resultados y también que Honda está en un momento difícil y tenemos que salir juntos de esta", explicó ilusionado Márquez.

De sus favoritos para el título, el piloto de Repsol Honda, entre sonrisas, dijo no preferir a ninguno: "Ya se especulará, pero sí que el favorito al final, por lo que se está viendo en las últimas carreras, está entre Fabio y Pecco, pero cuidado con Aleix, que está completamente vivo en el campeonato y vienen circuitos donde el motor es importante. Honestamente, Ducati y Aprilia están por encima de las otras marcas. Quien lleve una Ducati o Aprilia es capaz de ganar".

Márquez no se vio como "juez" del campeonato. "Ellos están en el momento álgido y cuando luchas por un campeonato, sacas más de lo que tienes, mientras que ellos están en ese momento de pilotar muy bien, como se vio en Misano, y yo no estoy así, veremos en las últimas carreras si podemos estar más cerca, porque la evolución tiene que ser constante", señaló.

"No me exijo nada y quiero agradecer a Honda que tampoco me exige nada. Así me lo han transmitido. No esperan nada en estas seis carreras, pero sí que esperamos que yo tenga una evolución constante del brazo. Este es mi objetivo principal y lo que me dejaría satisfecho. Y con Honda seguimos trabajando, probando piezas, y la evolución tiene que ser constante. Si es así, ya será un éxito, porque el objetivo principal es preparar 2023", recalcó.

(c) Agencia EFE