Luz verde para los permisos de construcción del estadio de Inter Miami

·3  min de lectura

Miami, 14 sep (EFE).- El club de la liga profesional de fútbol de EE.UU. Inter Miami recibió luz verde de las autoridades municipales para solicitar los permisos necesarios para construir un estadio de 25.000 plazas cerca del aeropuerto internacional de la ciudad.

El "sueño" del futbolista británico David Beckham y los hermanos cubano-estadounidenses Jorge y José Mas -el primero actual presidente y accionista mayoritario del club español Real Zaragoza- está más cerca de verse hecho realidad después de una votación realizada el martes en la Comisión municipal para la calificación de las distintas zonas del terreno público donde se construirá el estadio.

La misma comisión aprobó a fines de abril de este año el arrendamiento del terreno para ese proyecto, que ha estado sujeto a polémicas y discusiones durante nueve años.

Beckham y los Mas construirán sin cargo alguno para la ciudad el estadio del Inter Miami en unos terrenos públicos situados muy cerca del aeropuerto y de una autopista muy transitada y en los que hoy existe un campo de golf.

El equipo, que debutó en la liga MSL en 2019, está usando provisionalmente un estadio situado cerca de Fort Lauderdale, a unos 40 kilómetros al norte de Miami.

Pese a la autorización para solicitar los permisos de construcción, quedan por resolver asuntos pendientes como las demandas de la autoridad condal de Miami-Dade sobre congestión vehicular y la seguridad aérea en torno al Aeropuerto Internacional de Miami, señaló el Diario de las Américas.

No obstante, tanto el alcalde de Miami, Francis Suárez, como el administrador municipal, Art Noriega, insisten en que los requisitos "serán cumplidos", según ese medio.

El consorcio formado por Beckham y los Mas pagará al municipio más de 3,5 millones de dólares al año durante 99 años por el terreno donde hoy está localizado el campo de golf Melreese.

Según el proyecto, además del estadio, se construirá un centro comercial con un hotel de 750 habitaciones, tiendas, oficinas y un parque público.

"Quiero agradecer a Jorge y Jose Mas y a toda la familia Mas por creer en mi sueño y hacerlo realidad", dijo Beckham en abril cuando la Comisión de Miami aprobó la construcción.

Beckhan ha contado con los Mas como socios desde que en 2014 dio a conocer que iba a pagar 25 millones de dólares para crear una franquicia en la MLS.

Pero desde entonces nada ha sido fácil para la antigua estrella del Real Madrid y del Manchester United.

El contrato de arrendamiento por 99 años de un terreno de 130 acres (52 hectáreas) en el campo de golf Melreese Country Club, concedido sin licitación pública como resultado de un referéndum en las elecciones de 2018, implicará para Miami un alquiler mínimo de 3,57 millones de dólares anuales, así como unos 40 millones en impuestos a la propiedad.

El club de la liga profesional de fútbol pagará además a la ciudad unos 20 millones de dólares para desarrollar un parque público de 58 acres (23 hectáreas) en el lugar como resultado de este acuerdo, respaldado por el alcalde de esta urbe, Francis Suárez.

(c) Agencia EFE