El Real Madrid ya ha probado lo que es no contar con Luka Modric

Soccer Football - Champions League - Group F - Real Madrid v RB Leipzig - Santiago Bernabeu, Madrid, Spain - September 14, 2022 Real Madrid's Luka Modric in action REUTERS/Susana Vera (Susana Vera / reuters)

El Real Madrid tiene una de las mejores plantillas que le recordamos y vive un momento de plenitud institucional y deportiva tremendo. Pero futbolísticamente puede tener un problema grande en determinados partidos como ante Osasuna, si no puede contar con Luka Modric o Toni Kroos, o sin ambos como sucedió por decisión de Carlo Ancelotti cuando cambió a Kroos a 15 minutos del final.

Cuando los partidos se tornan de ida y vuelta, ahí el Real Madrid marca la diferencia porque tiene centrales y centrocampistas, especialmente, de un poderío físico descomunal. El problema reside cuando el equipo rival se junta bien por dentro y obliga al Madrid a llevar la iniciativa en el juego. Ahí es donde el equipo tiene menos recursos. Por eso es fundamental el concurso del centrocampista croata. Sus cambios de ritmo con el balón en los pies, pese a su veteranía, su capacidad para atravesar líneas rivales y para el último pase o incluso el disparo, como ya hemos visto esta temporada, es fundamental.

El Madrid tiene dos escalones principalmente en su mediocampo, uno más retrasado en el que Kroos es el que manda, iniciando el juego casi siempre por el lado izquierdo y otro más adelante en el que es Luka el encargado de generar peligro y marcar los tiempos del ataque.

Cuando Modric falta, al Madrid le cuesta encontrar grietas en la defensa rival. Ahí no vale tanto el físico ni la llegada, porque hay menos espacios. Y cuando estos se reducen, el equipo necesita un jugador más del perfil de Modric que Valverde o Camavinga, fundamentales en otros aspectos del juego. El jugador más parecido a Modric en la plantilla es Dani Ceballos. Tuvo su oportunidad ante Osasuna, pero no lo aprovechó como sí lo había hecho en otras ocasiones.

Vimos un Ceballos poco participativo y algo errático en el pase, raro en él. Sin Modric, otro que nota su ausencia es Karim Benzema. Al francés le está costando encontrar la forma en este arranque de curso. La lesión ha sido clave, pero antes de la misma no estaba mostrando el nivel de la pasada temporada. Modric es uno de los principales socios de Benzema, porque hablan el mismo idioma sobre el campo. Entre ambos suelen mejorar también a Vinicius. Porque tienen una gran lectura del juego y saben como explotar al extremo brasileño. Por eso es tan indispensable Luka Modric en el Real Madrid. Por lo que él hace y lo que supone para el equipo y el resto de sus compañeros.

Dani Ceballos debería ser el reemplazo natural de Luka Modric, pero carece de la regularidad que demanda el Real Madrid. Foto: REUTERS/Molly Darlington
Dani Ceballos debería ser el reemplazo natural de Luka Modric, pero carece de la regularidad que demanda el Real Madrid. Foto: REUTERS/Molly Darlington

El Mundial añade un halo de incertidumbre sobre los jugadores más veteranos esta temporada y es otro punto a tener en cuenta. Se disputa en invierno, en mitad del curso, y a la vuelta, comenzará el tramo decisivo en la Liga y en la Champions. Luka Modric tiene 37 años y es difícil pensar que pueda repetir una temporada como la última, que fue espectacular.

Seguro que Carlo Ancelotti es perfectamente consciente y piensa posibles alternativas en momentos concretos donde Modric no pueda estar o necesite un descanso. Un buena versión de Ceballos podría servir, pero hay que ver si el sevillano es capaz de mostrar su mejor versión con la regularidad que necesita un equipo como el Real Madrid.

Osasuna fue valiente en el Bernabéu y a su vez fuerte defensivamente, incluso con un jugador menos durante bastantes minutos. El Madrid optó por jugar con un equipo poderoso físicamente en la segunda parte, pero con poca capacidad para generar ventajas en ataque. No tenía muchos jugadores capaces de marcar diferencias en espacios reducidos entre líneas. Y Osasuna defiende de maravilla los centros laterales. En eso es un equipo fantástico. Incluso perdió a David García por la expulsión y siguió haciéndolo.

En el fútbol siempre dos y dos no son cuatro. Es un juego rico en matices y es perfectamente compatible decir que el Real Madrid tiene una gran plantilla a la vez que hay jugadores, como pasa en muchos equipos, especialmente insustituibles. En el caso de Modric, Benzema y en menor medida Kroos, porque es un poco más joven, por el agravante de la edad y un calendario especialmente saturado esta temporada.

No sabemos cuántos rivales del Real Madrid serán capaces de aguantar y plantear un partido y cumplir un plan tan bien como hizo el Osasuna de Jagoba Arrasate en el Bernabéu. Y no es la primera vez que lo hace. Pero al Real Madrid le urge tener un plan B.

Ya conocemos y hemos comprobado que cuando se trata de jugar con espacios e incluso cambiar un partido con jugadores que abarcan mucho campo, es prácticamente invencible. Pero tiene que mejorar a la hora de elaborar el juego ante rivales que reduzcan los espacios. Estando todos sanos, tiene jugadores para ello, los mejores además en el caso de Modric, Kroos o Benzema, pero en el caso del croata y el francés, con varios condicionantes. Seguiremos informando...

Vídeo | Ancelotti, en titulares: "El mejor de nosotros patea los penales y lo seguirá haciendo"