La fortaleza de Luis Enrique ante el mayor dolor que un padre debe soportar

AL KHOR, QATAR - NOVEMBER 27: Luis Enrique, Head Coach of Spain, attends the post match press conference after the 1-1 draw during the FIFA World Cup Qatar 2022 Group E match between Spain and Germany at Al Bayt Stadium on November 27, 2022 in Al Khor, Qatar. (Photo by Maddie Meyer - FIFA/FIFA via Getty Images)
Luis Enrique durante la conferencia de prensa posterior al partido contra Alemania en Qatar 2022. Foto: Maddie Meyer - FIFA/FIFA via Getty Images.

España empató a uno frente a la todopoderosa Alemania en su segundo partido en Qatar 2022. Un resultado que, por cómo fue el partido, quizá pudiese parecer decepcionante en un primer momento. Pero que pone de cara la clasificación para la siguiente fase al conjunto español, que deberá no perder su tercer encuentro frente a Japón. Fue un partido muy especial para Luis Enrique, aunque no por razones deportivas.

Según contó el seleccionador asturiano en la previa del partido, este domingo hubiese sido el decimotercer cumpleaños de su hija Xana, trágicamente fallecida en 2019 cuando solo tenía 9 años de edad. Algo que el entrenador quiso recordar con emotividad, aunque también con una entereza admirable.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

"Hoy no solo jugamos contra Alemania. Hoy es un día muy especial porque Xanita cumpliría 13 años. Amore, allí donde estés, muchos besos, pasa un gran día y te queremos", dijo Luis Enrique en un vídeo grabado mientras montaba en bicicleta, su otra gran pasión más allá del fútbol.

Después del partido, Lucho se refirió a la efeméride en sala de prensa. El técnico gijonense dio una lección de entereza increíble, explicando cómo tanto él como su familia afrontaban día a día uno de los mayores dolores que un ser humano debe soportar.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

"Ha sido para mi un día especial, y para mi familia. Hace mucho tiempo que nosotros pensamos vivir esto con naturalidad. Es evidente que no tenemos físicamente a nuestra hija, pero la tenemos presente cada día. Nos acordamos mucho de ella, nos reímos pensando cómo actuaría en muchas cosas que nos pasan y nada más. Así funciona la vida, no solo son cosas bonitas", dijo con un estoicismo estimable.

Luis Enrique deja así toda una lección de vida que va mucho más allá del fútbol. La de un padre que ha decidido seguir adelante a pesar de los palos de la vida.

Vídeo | Luis Enrique 'streamer' - Día 6