El luchador Komander se la cree

·1  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 24 (EL UNIVERSAL).- Si algo no pierde nunca el luchador Komander es la fe. Lo acompaña desde que era niño, cuando la muerte lo acechó en su natal Reynosa, Tamaulipas. Después, se aferró a ella para emigrar a la Ciudad de México, separándose por primera vez de su familia. Y se abrazaron hace unas semanas, para superar una lesión que amenazaba con dejarlo fuera por mucho tiempo.

"No vengo de dinastía luchística, así que fue mi padre quien me ayudó a escoger este nombre de batalla. Siempre hemos sido devotos y llevo presente a la Virgen de Guadalupe, de muy niño casi perdía la vida y con la fe alcance una segunda oportunidad", comparte. "El cantante, Alfredo Ríos, el Komander, tiene una canción dedicada a la Virgen, a una manda, la tomamos como referencia, porque también hacíamos una manda", recuerda.

Han pasado muchos años desde entonces, hoy es parte de "Big Lucha", vive en el Bandidos Gym y solo piensa en triunfar, primero en México y después en el extranjero. Siempre aliado a una fe inquebrantable que lo mantiene en pie. Tras su lesión, este sábado regresa al Bandido's Gym a luchar, para medirse a Elemental y Yutami, aliado a Cometa Maya.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.