Lucas Román fue presentado en Barcelona tras un acuerdo con Ferro y la cláusula de rescisión es la misma que tiene Kylian Mbappé en el PSG

Lucas Román fue presentado en Barcelona y comenzó a entrenar con el equipo B, al mando del mexicano Rafael Márquez
Lucas Román fue presentado en Barcelona y comenzó a entrenar con el equipo B, al mando del mexicano Rafael Márquez - Créditos: @Barcelona FC

“Es una alegría inmensa, estoy muy emocionado y voy a dar lo mejor”, fueron las primeras palabras que pronunció Lucas Román con la camiseta de Barcelona, en un video que difundió el propio equipo español. Así, se conoció otro de los grandes pases que se venían anticipando en las últimas semanas que involucra a joyas del fútbol argentino con clubes de la elite mundial. La incorporación del delantero, de 18 años, se dio tras un acuerdo de los culé con Ferro, el equipo de la B Nacional en el que jugaba hasta aquí.

La entidad de Caballito, de hecho, posteó en sus redes sociales la noticia, con algunos detalles sobre la operación, y saludó “¡hasta la vuelta!” al Pocho. “Te vamos a extrañar”, fue la sentencia junto a la revelación de que el conjunto catalán cerró el fichaje en 1.200.000 euros por el 85%, ejecutándose la cláusula de rescisión con una ventana abierta a futuro para el equipo del ascenso, que retiene un 15% pensando en el futuro promisorio que le auguran y un ingreso superior ante otra venta. Los inicios de Román serán con el Barcelona B, que actualmente es dirigido por el exdefensor mexicano Rafael Márquez, una gloria de la institución que compartió el plantel con Lionel Messi. “Es un privilegio que me pueda entrenar él, porque voy a aprender mucho”, asegura este porteño que cumplirá 19 el 10 de febrero próximo.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Los primeros números son terrenales en el planeta fútbol. Lo que amplía Barcelona respecto del acuerdo con el jugador ya supera lo imaginado. El reciente campeón de la Supercopa de España presentó formalmente a Lucas y reveló la impresionante cifra que necesitará abonar otro equipo si se quiere quedar con el jugador. “Barcelona y Ferro han llegado a un acuerdo para el traspaso de Román, que firma hasta el 30 de junio de 2026 con una cláusula de rescisión de 400 millones de euros”, detallaron desde el club blaugrana. El muchacho firmó su contrato junto a Joan Soler y José Ramón Alexanco, directores del Fútbol Formativo. El monto es el último que se conoció del blindaje del francés Kylian Mbappé con el Paris Saint-Germain. Increíble.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

En el conjunto catalán destacan “su polivalencia en las posiciones de ataque”, porque “puede jugar tanto de centro delantero como de extremo derecho o de media punta”. Pese a la juventud del futbolista y pertenecer a un club del ascenso, está claro que lo tienen muy presente a quien acumula 1.589 minutos en la primera división de Ferro, donde anotó tres goles en 27 partidos, y formó parte de las selecciones juveniles. A las citaciones de Pablo Aimar y Diego Placente para jugar en la Sub 15 y la Sub 17 tuvieron continuidad las de Fernando Batista y Javier Mascherano para unirse a la Sub 20. Es más, intervino en el torneo internacional de la Alcudia el año pasado, en un plantel conformado por chicos más jóvenes que el tope que demanda la categoría.

“Soy zurdo, juego por todo el frente de ataque y me gusta intentar el mano a mano, pero siempre jugando para el equipo”, se presenta el propio Pocho. “Soy un privilegiado de estar acá y hay que disfrutar al máximo todo. Llego muy ilusionado”, agrega, antes de tomar una pelota y hacer algunos movimientos y piruetas para las cámaras de televisión y las fotos. Esa primera sesión fue en el estadio Johan Cruyff, la cancha a un costado del predio de la Ciudad Deportiva Joan Gamper que lleva el nombre de una gloria neerlandesa que dejó su sello en Barcelona, en el Seleccionado de Holanda de los ‘70 y en sus cinco temporadas en el blaugrana, donde luego fue entrenador por ocho temporadas seguidas.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Román nació y creció en Caballito. Ferro fue su segundo hogar desde los 7 años y llegó al primer equipo luego de comenzar en los torneos de fútbol de salón y pasar por las inferiores. De su debut en la primera todavía no se cumplió un año: fue el 28 de febrero de 2022, cuando ingresó desde el banco de suplentes a 14 minutos del final del partido que su equipo le ganó a Quilmes por 2-1 por la B Nacional. Un mes exacto después convirtió su primer gol, ante Instituto, de Córdoba. Su golazo a Chacarita, para el 1-1 cuando faltaban 10 minutos de un partido que parecía perdido, fue uno de los mejores de la temporada.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

“Quería despedirme por todo el cariño que me dieron estos años, a todos los que estuvieron conmigo desde que empecé y ojalá vuelva algún día”, sostuvo, emocionado, en un video para los fanáticos del Verde, en la despedida. “Nunca dejen de soñar. Los sueños están para cumplirse”, aconsejó, tras la revisación médica en España y el sello del acuerdo. Ya había estado en la mira del Milan, de Italia, que lo contactó para una prueba en 2020 que la pandemia por el Covid-19 no le permitió cumplir y su contrato estaba vigente en Ferro hasta diciembre próximo, tras haberlo firmado a los 16 y extenderlo el año pasado. Ahora es la nueva joya que trabaja a la par de las surgidas de la Masia.