Lucas Eguibar: El objetivo es el oro olímpico, pero también la Copa del Mundo

·5  min de lectura

Madrid, 9 nov (EFE).- Nacido hace 27 años en San Sebastián (Guipúzcoa), Lucas Eguibar será, sobre el papel y en su condición de actual campeón mundial de boardercross de snowboard, la principal baza del equipo español que compita en los Juegos Olímpicos de invierno de Pekín, el próximo mes de febrero, en la capital china.

En una entrevista telefónica con la Agencia EFE desde Pitztal (Austria), donde perfila su puesta a punto con miras al arranque de la competición -el próximo 28 de este mes, en Secret Garden (China)-, 'Luki', ganador de la Copa del Mundo 2014-15 y asimismo plata en los Mundiales disputados en 2017 en la estación de Sierra Nevada (Granada); explica cómo se encuentra con miras a la que puede ser su gran temporada.

Pregunta: ¿Qué condiciones se ha encontrado en Pitztal? ¿Qué tal se está preparando en el Tirol austriaco?

Respuesta: Las condiciones son muy buenas, porque nevó mucho la semana pasada. De hecho íbamos a venir el día 1 y lo retrasamos al pasado viernes (5 de noviembre) porque no paraba de nevar. Hemos pillado condiciones muy buenas; justo lo que buscábamos.

El circuito, que es sencillito, está bien, porque es largo y me viene bien para la espalda; porque sólo tiene dos saltos y de esta forma reduzco los impactos.

P: ¿Cómo está de sus molestias en la espalda? ¿Dónde se situaría, hablando en términos porcentuales, siendo lo mejor el cien?

R: Yo diría que al 75 o al 80 por ciento, aún. De la primera concentración, en el Stelvio (Italia), a la de Saas Fee (Suiza) ya mejoró algo. Luego, en Saas Fee me notaba mejor entrenando; pero aún tenía dolor.

Aquí ya no noto dolor. Está claro que hemos dado un salto hacia adelante en ese aspecto. Eso seguro. Hacía tiempo que no acababa sin dolor un entrenamiento.

P: Todo va bien, pero el lunes se cayó entrenando, en un circuito en el que ganó una prueba de la Copa de Europa a principios del año pasado, ¿no?

R: Sí. Pero por fortuna se quedó todo en un pequeño susto. Hay una zona en la que han modificado un poco la colocación de los módulos. Era una zona con poco margen de error y nos caímos unos cuántos allí.

Por la tarde ya estaba bien. Hoy descansamos. Y mañana, a seguir.

P: ¿Y hasta cuándo se queda en Austria? ¿Qué hará después?

R: Seguiremos aquí hasta el sábado. Luego regresamos a casa hasta el día 20, que nos vemos en Madrid. Y el 21 nos vamos para China.

P: Allí arranca la Copa del Mundo, en el mismo escenario en el que irá a por oro olímpico en los Juegos de Pekín. ¿Qué referencias tiene de ese circuito?

R: No lo tenemos muy claro aún, porque al principio nos decían que era rápido; luego, que lento; y ahora que es un circuito de más de dos minutos de lo lento que es.

Vamos un poco a ciegas, pero con ganas de darlo todo. Creo que podemos hacer buenas carreras desde el principio.

P: Los Juegos de Pekín marcarán toda la temporada, pero supongo que tampoco descarta ganar de nuevo la Copa del Mundo, ¿no?

R: Así es. Los Juegos son lo más importante, pero habrá muchas carreras en la Copa del Mundo, algunas en sitios que me gustan mucho. Y desde la primera de ellas vamos a ir a tope.

P: Ha cambiado su cuerpo técnico. Se entrena a las órdenes del austriaco Mario Fuchs y su nuevo 'skiman' (preparados de tablas) es el esloveno Marko Mihic. ¿Cómo se encuentra, con su nuevo equipo?

R: Estoy muy contento. Es todo muy diferente. Mario (Fuchs) lleva muchos años, como deportista y como entrenador. Y con Marko (Mihic) igual de bien: ha pasado por muchos equipos ya y confío en él.

P: Después de la primera prueba de la Copa del Mundo, en China, ¿cómo sigue el plan? ¿Hará todas las carreras? ¿Se saltará alguna, pensando en los Juegos?

R: Iremos viendo. Pero la idea es hacer casi todas. A ver cómo va la espalda; eso es algo a tener muy en cuenta, también.

Hay una prueba justo antes de los Juegos (el último fin de semana de enero, en Le Massif, Canadá) y ésa está un poco en el aire. Pero habrá que ir viendo. Lo que tengo muy claro es que voy a ir a por todas.

P: Lo que es evidente es que esta temporada la Copa del Mundo ya se empieza a parecer más a lo que había antes de la pandemia, con más pruebas, ¿no?

R: Sí. Aunque en año olímpico siempre suele haber más carreras. Pero sí: de momento parecen bastantes carreras y estoy contento con que sea así.

P: Por cierto, ¿qué noticias le llegan desde China, en cuanto a los protocolos sanitarios se refiere? ¿Sabe si tendrán que hacer cuarentena o algo parecido?

R: No. Cuarentena no tendremos que hacer. Aunque sí nos están pidiendo mogollón de papeles y de cosas diferentes. Cada día tenemos que tomarnos la temperatura y al principio querían que cada dos nos hiciéramos unas PCR's especiales que en nuestro caso sólo se pueden hacer en Madrid, en el de los franceses sólo en Lyon y todo eso...

En ese sentido, parece que las cosas se van solucionando de forma razonable. El lío es sobre todo burocrático. A la Copa del Mundo de China iremos todos en el mismo avión y habrá burbuja. Pero cuarentenas no habrá.

Adrian R. Huber

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.