Loeb y Luciano Benavides coleccionan victorias, también en el 'Empty Quarter'

Redacción Deportes, 12 ene (EFE).- El cuadrante vacío de Arabia, un desierto de arena y dunas, sin vida, no fue lo temible que se presumía, al menos en la primera entrega de un maratón de dos días en el que los pilotos no pueden recibir asistencia. Sébastien Loeb (Prodrive) y Luciano Benavides (Husqvarna) están coleccionando triunfos y ya son cinco -cuatro consecutivos- para el francés y tres para el argentino en este Dakar.

El alsaciano, lastrado por los problemas de los primeros días de competición, está encontrando consuelo en las victorias de etapa, aunque solo un contratiempo grave de Nasser Al-Attiyah (Toyota) puede darle opciones de completar una remontada épica, la que le ha llevado, por ahora, a la tercera posición de la general, que no es poco.

Mientras Loeb marca victorias en cada hoja del calendario, Al-Attiyah las va tachando en la cuenta atrás que ha puesto en marcha hace ya unos días camino de su quinto Dakar.

En la undécima etapa, entre Shaybah y el 'Empty Quarter' (cuadrante vacío), en Arabia Saudí, con 153 kilómetros de enlace y 274 de especial, los pilotos superaron los 4.000 kilómetros cronometrados desde el inicio del rally y se adentraron en territorio de pura arena y dunas, sin vida, extenuante. Fue la primera de las dos jornadas de un maratón en el que no pueden recibir asistencia, pero que ha sido menos dañino de lo que se esperaba.

El nueve veces campeón del mundo de rallies se mantuvo fuerte en otro doblete de Prodrive, con el también francés Guerlain Chicherit en la segunda posición, a 2:16. Solo 10 segundos más atrás acabó el sueco Mattias Ekstrom, que intenta salvar el orgullo de Audi en el Dakar tras los abandonos de Stéphane Peterhansel y el español Carlos Sainz.

Al brasileño Lucas Moraes (Toyota), segundo en la general, Loeb le recortó 6:12 y ya lo tiene a 9:53, mientras que Al-Attiyah se dejó medio minuto más que el brasileño a la conclusión de la especial. El catarí dispone de una cómoda renta de 1h21:04 sobre Moraes y 1h30:41 respecto a Loeb a falta de tres etapas.

HUSQVARNA TRIUNFA CON BENAVIDES Y HOWES, DE NUEVO LÍDER

Husqvarna, con el tercer triunfo parcial para Luciano Benavides y el liderato recuperado por el estadounidense Skyler Howes, fue la gran triunfadora de la undécima etapa en motos.

En la meta, el de Salta puso otra pica en un palmarés en el Dakar que no había estrenado hasta la actual edición. El australiano Daniel Sanders (GasGas) accedió a la segunda plaza, a 1:38 y Toby Price (KTM) fue tercero a 18 segundos de su compatriota.

Howes finalizó cuarto, a 2:09 de su compañero de Husqvarna, pero recuperó el puesto que le había quitado el mayor de los Benavides, Kevin, que cedió 6:22 con su hermano.

Todo sigue muy ajustado. Ahora, el norteamericano aventaja a Price en 28 segundos y en 2:44 al sudamericano.

En cuanto a los españoles, Lorenzo Santolino (Sherco) fue octavo y se dejó 5:43 sobre el ganador de la etapa y Tosha Shareina (GasGas), duodécimo a 8:01. Ambos cambiaron los motores antes del maratón del 'Empty Quarter' y recibieron por ello quince minutos de penalización en la general, en la que están undécimo a 59:00 y decimocuarto a 1h46:00, respectivamente.

VEGA LIDERA, FARRÉS PIERDE SUS OPCIONES Y DE MEVIUS CEDE

En Original by Motul, el español Javi Vega (Yamaha) fue segundo en la etapa, a solo 7 segundos del ganador, el luso Mario Patrao, pero le recortó 15:53 al sudafricano Charan Moore (Husqvarna) y lidera la categoría con 9:13 de renta.

El día después de haber ganado su primera etapa en el Dakar 2023, el español Gerard Farrés (South Racing) perdió sus opciones en la general de T4 (SSV). Por la rotura de un ventilador, cedió casi una hora respecto al ganador y líder de la general, el lituano Rokas Baciuska (Red Bull), que aventajó en la meta en 37 segundos al polaco Eryk Goczal (Energylandia).

Entre los dos primeros hay 4:17 de diferencia en la clasificación, mientras que el manresano cae del podio a la sexta plaza, a 1h06:29 del primero.

El X-Raid Yamaha copó las tres primeras posiciones de T3 (Prototipo Ligero), con el portugués Ricardo Porem como ganador por 20 segundos respecto a su compatriota Joao Ferreira.

El belga Guillaume de Mevius tuvo problemas mecánicos en el kilómetro 41 y cedió el liderato. Los norteamericanos Austin Jones (Red Bull) y Seth Quintero (Red Bull) calcaron sus tiempos y ahora el primero es líder con más de 55 minutos de renta sobre el segundo.

El brasileño Marcelo Medeiros (Taguatur) ganó la cronometrada en quads a 6:09 del francés Alexandre Giroud (Yamaha), quien le metió 2:27 al argentino Francisco Moreno (Dragon), al que saca 1h17:56 en la categoría. Manuel Andújar, que era tercero, tuvo que abandonar por un problema en el kilómetro 70.

En camiones, el neerlandés Martin van den Brink (Iveco), se hizo con la especial del día y se benefició de los contratiempos de sus rivales, el de su padre, Mitchel (Iveco), y el de su compatriota Janus van Kasteren (Iveco), que ahora solo le saca 1:12 en la clasificación.

Los españoles siguen protagonizando la categoría Classic. Carlos Santaolalla (Toyota) se adjudicó la etapa y el líder, Juan Morera (Toyota), fue segundo. Entre uno y otro hay 87 puntos en la clasificación.

Carlos Alberto Fernández

(c) Agencia EFE