El Lobo Carrasco da una lección de autoestima culé en 'El Chiringuito'

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·2  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
El Lobo Carrasco ofreció un discurso solemne en el que mostró su orgullo de ser del Barcelona.
El Lobo Carrasco ofreció un discurso solemne en el que mostró su orgullo de ser del Barcelona.

No son buenos tiempos para ser aficionado del Barcelona. El club azulgrana se encuentra inmerso en una profunda crisis deportiva e institucional, y los intentos de su directiva por salir de ella en ocasiones son percibidos como meras operaciones estéticas, que buscan esconder lo problemas subyacentes aunque sea de forma temporal. Así han sido recibidos los fichajes de Xavi Hernández como entrenador y, sobre todo, el regreso de Dani Alves a sus 38 años. 

Los culés se encuentran en la octava posición, a 10 puntos de su máximo rival, el Real Madrid. El escenario no puede ser más desalentador. Pero, en medio de esta gigantesca depresión, uno de sus referentes mediáticos, el Lobo Carrasco, ha querido insuflar optimismo y, sobre todo, orgullo.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

Harto de las críticas de la bancada madridista a Dani Alves, el exfutbolista salió en su defensa. "Aquí solo podemos hablar de la teoría. Dentro de dos meses, cuando coja el balón, veremos a ver. A nosotros nos ha quitado una medalla de oro hace dos meses", recordó en referencia a los Juegos Olímpicos de Tokio, en los que el brasileño ganó con su selección la final a España.

Claro que, conforme iba hablando, más y más se iba hinchando de orgullo por su club. "No os olvidéis nunca que somos un transatlántico futbolístico. Que cualquier otro equipo, en la situación dramática que tenemos, y lo digo mirándoos, estaría en la lona. Y nosotros somos capaces, el día del derbi, de meter el campo lleno si hace falta", dijo de forma solemne ante un silencio sepulcral en el, normalmente, bullicioso plató de 'El chiringuito de jugones'. 

El discurso, dicho desde el corazón, terminó con aplausos. No lo vamos a negar, algunos de ellos irónicos, pero no dejó de ser una demostración de autoestima y orgullo en los momentos más difíciles para los culés.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.