Liverpool necesitó de los penales para superar a Derby County

MB Media/Getty Images

Un suspiro largo es que el dará Liverpool al finalizar este miércoles. Esto porque pudo evitar el batacazo en su contra y mantenerse en carrera por la defensa del título en la EFL Cup, tras eliminar a Derby County en los penales, por 3-2, luego del empate sin goles en Anfield, por la tercera ronda del certamen.

Para este debut en la competición, Jürgen Klopp optó por presente un once titular claramente alternativo. De hecho, apenas Joe Gomez, Konstantinos Tsimikas y Alex Oxlade-Chamberlain fueron las cartas de experiencia, en un equipo repleto de jugadores jóvenes.

El cambio de caras no alteró la identidad de los Reds, que impusieron condiciones desde el primer momento y más con la categoría de diferencia respecto a los Rams, que militan en el Championship. Para esto, adoptó una amplia tenencia de la pelota.

Sin embargo, sí sintieron la falta de jerarquía, al momento de generar situaciones de peligro. Esto se observó en la primera y única ocasión en los pies de Oxlade-Chamberlain, antes del cuarto de hora, con un remate que pasó cerca del lado derecho del arco.

Al finalizar la etapa inicial, los dueños de casa quedaron con 68.8% de posesión de balón y con siete tiros intentados, pero apenas uno a portería. Por su parte, la visita avisó en tres situaciones, mientras que en una pudo disparar al objetivo.

En el complemento, el último subcampeón de la Premier League estuvo al borde del golpe por parte del conjunto de Paul Warne. Es que, en cuestión de minutos, Max Bird desperdició una chance inmejorable, al quedar de frente al arco, dentro del área, y sacar un disparo, de zurda, desviado por el poste derecho.

Esta oportunidad para Derby Count fue una señal oportuna para que Klopp decida realizar cambios y colocar piezas de calidad, sobre todo, en la ofensiva: ingresaron el uruguayo Darwin Núñez, Roberto Firmino y Harvey Elliot.

El efecto de los jugadores de habitual primera consideración no fue inmediato. Recién en el tramo final se asomaron a la ventaja, con un remate del inglés a metros del arco y un cabezazo del brasileño, viéndose impedidas ambas situaciones por las buenas respuestas del arquero Joe Wildsmith.

Con la falta de claridad en los últimos metros, por parte de los locales, todo se dirigió a la definición por penales. Por esta vía, los de Merseyside pudieron avanzar, gracias a las tapadas del guardavallas Caoimhin Kelleher en el segundo, tercer y quinto penal, para compensar los fallos de Stefan Bajcetic y Firmino.

Este buen inicio en la EFL Cup le permite a Liverpool dirigirse con tranquilidad al duelo de este sábado con Southampton, por Premier, en la que intentará seguir en levantada, antes de ingresar al receso por el Mundial de Qatar 2022.

Foto: MB Media/Getty Images