Liverpool: goleada en el clásico ante Manchester United y un emotivo gesto de los hinchas para Cristiano Ronaldo

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·4  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
Mohamed Salah, con su segundo gol en el clásico y una exquisita definición, sella la goleada 4-0 de Liverpool sobre Manchester United
Jon Super

Hay estadios con una energía particular. Escenario de partidos memorables, los futbolistas que visten y vistieron la camiseta de Liverpool descubren una fuerza adicional cuando juegan en Anfield. También los rivales, en ocasiones, reconocen la vibra que contagia el público. Los Reds y Manchester United protagonizaron ayer un nuevo clásico, un encuentro que conlleva una historia: el North West derby empezó a disputarse en 1894, una rivalidad que ofrece más de 200 partidos. Son los dos clubes con más títulos: 131, entre ambos, con el United encima por apenas una conquista. Pero esta vez Liverpool dio una nueva muestra de jerarquía, de su excelente presente, de contundencia y lo vapuleó por 4-0, resultado que lo elevó a la cima de la Premier League, con dos unidades de ventaja sobre Manchester City, que el miércoles podrá recuperar el liderazgo cuando se mida con Brighton.

La competencia vivió momentos de tensión; entre las últimas, la acusación de racismo que Patrice Evra (Manchester United) acusó al uruguayo Luis Suárez (Liverpool), que recibió una multa económica y ocho partidos de sanción. Claro que hubo otros ejemplos nefastos, como el golpe que recibió el entrenador Sir Alex Ferguson -del United- en Wembley o el escupitajo a Eric Cantoná (United). ¿Un dato más? Hace más de medio siglo que ningún futbolista ensaya un traspaso directo de un club al otro. La tragedia envuelve a los dos gigantes: el 6 de febrero de 1958, un avión que transportaba a 8 jugadores de Manchester United y a tres colaboradores -junto a otras 12 personas- cayó tras el reabastecimiento en Múnich. El 15 de abril de 1989, 94 -ahora son 97- hinchas de Liverpool murieron en la denominada Tragedia de Hillborough, en el estadio de Sheffield, aplastadas a causa de una avalancha, en el encuentro entre los Reds y Nottingham Forest.

Virgil Van Dijk celebra con Sadio Mane, autor del tercer gol de Liverpool; los Reds ganaron los dos clásicos de la temporada: 5-0 el Old Trafford y 4-0 en Anfield
Jon Super


Virgil Van Dijk celebra con Sadio Mane, autor del tercer gol de Liverpool; los Reds ganaron los dos clásicos de la temporada: 5-0 el Old Trafford y 4-0 en Anfield (Jon Super/)

La tragedia ahora envolvió a Cristiano Ronaldo, estrella que cumple un segundo ciclo en Manchester United. La muerte de su hijo recién nacido -uno de los gemelos que esperaba con Georgina Rodríguez- enlutó a los Red Devils. Los hinchas de Liverpool le rindieron un emotivo homenaje al portugués y a la memoria de su bebé, una muestra de madurez y de sensibilidad para fanáticos que entienden del dolor, porque los acompaña desde hace años y los tributos a los fallecidos en Hillsborough se repiten todos los años en Anfield.

A los 7 minutos de juego, el público se puso de pie y con aplausos brindó su reconocimiento y respeto. Una ovación respetuosa: hasta una camiseta con el N°7 y el nombre de Ronaldo asomó entre los fanáticos. El aplauso de Klopp fue el siguiente gesto y cuando los espectadores entonaron la canción que es un himno para Liverpool, la emoción invadió a todos. El You’ll Never Walk Alone -Nunca Caminarás Solo-, un tema interpretado por Gerry and the Pacemakers, en 1963, erizó la piel.

Los hinchas de Liverpool homenajearon, en el minuto 7, a Cristiano Ronaldo y a su familia por la muerte de su hijo recién nacido
Jon Super


Los hinchas de Liverpool homenajearon, en el minuto 7, a Cristiano Ronaldo y a su familia por la muerte de su hijo recién nacido (Jon Super/)

El emocionante reconocimiento en Anfield se contrapone con la burla de dos simpatizantes de Manchester City, cuando una semana atrás los Citizens jugaron con Liverpool y empataron 2-2, por la Premier League. En esa jornada, se conmemoraba el aniversario de la Tragedia de Hillsborough y dos fanáticos ensayaron la desagradable falta de respeto en el Etihad Stadium.

En el campo de juego, Liverpool hizo de la superioridad técnica y táctica de los jugadores la fórmula para arrollar al United: a los cinco minutos ya se imponía 1-0 con gol del colombiano Luis Díaz, un refuerzo que rinde en la estructura de Jürgen Klopp. El egipcio Mo Salah, con dos golazos -uno en cada tiempo, el primero para coronar una gran jugada colectivo, y el último, pinchando la pelota sobre la salida del arquero- y Sadio Mané, completaron la goleada; con sus dos goles, el Faraón estira la diferencia en la tabla de artilleros, donde lidera con 22 festejos, a cinco de Son Heung-Ming, de Tottenham.

La noche gloriosa terminó con Klopp agitando el puño cuatro veces frente a la tribuna conocida como The Kop. ¿Fue una referencia a los cuatro goles? Pudo ser también un alarde premonitorio: los Reds podrían conquistar cuatro trofeos en esta temporada. Ganaron ya la Copa de la Liga, y deberán disputar el mes próximo la final de la FA Cup contra Chelsea. Se enfrentarán con Villarreal, de España, en busca de un lugar en la final de la Champions League. Y, claro, existe la esperanza de que Manchester City no pueda recuperar la primera posición en la Premier. Liverpool suma ahora 76 puntos contra 74 de los Citizens, en una definición de palo y palo. .

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.