Lisandro Martínez: el insólito penal que le cobraron al defensor de la selección y qué pasó con Cristiano Ronaldo, en la derrota de Manchester United

·3  min de lectura
La mano que le cobraron a Lisandro Martínez en la derrota de Manchester United
La mano que le cobraron a Lisandro Martínez en la derrota de Manchester United - Créditos: @OLI SCARFF

A los 37 años, Cristiano Ronaldo está en una incómoda situación en su carrera. Con el Mundial a la vista, juega poco -mal, habitualmente- en Manchester United. Este jueves, Erik ten Hag, el entrenador de los Diablos Rojos, decidió que sea titular, todo un asombro, porque suele estar sentado en el banco de los suplentes.

Quiso irse, pero los clubes de Europa ya no invierten millones en un crack en el crepúsculo de su carrera. Estuvo activo el portugués, le anularon un gol por posición adelantada, dispuso de un remate fortísimo, desde lejos, que pasó por encima del travesaño. Y perdió un par de balones, que merecieron el murmullo de la multitud en Old Trafford, en la inesperada derrota por 1 a 0 frente a Real Sociedad.

Todo un símbolo de la actualidad de Cristiano Ronaldo
Todo un símbolo de la actualidad de Cristiano Ronaldo - Créditos: @OLI SCARFF

La diferencia, de todos modos, fue sellada por un polémico penal, por una mano de Lisandro Martínez, el polifuncional defensor del seleccionado argentino, que ingresó en la segunda mitad. También fue parte, en los últimos 20 minutos, Alejandro Garnacho, el joven de 18 años, nacido en Madrid, nacionalizado argentino por sus padres y que suele ser furor en las redes sociales. Dispuso de tres corridas electrizantes por el sector izquierdo. Y un remate que voló hacia la tribuna.

El gigante británico dispuso de lo mejor: Casemiro, Eriksen, Antony, Fred... los ingresos de Sancho y Bruno Fernándes y no tuvo pimienta en el arco rival. Algo de eso fue responsabilidad de Cristiano, falto de fútbol y con Qatar a la vuelta de la esquina. Todo un símbolo. El astro luso, que sólo había sido titular en uno de los seis encuentros disputados en la Premier League, todavía no marcó en esta temporada. El United, campeón de la Europa League en 2017, empezó dubitativo la temporada con dos derrotas, pero acumulaba cuatro victorias consecutivas y se presentó en este encuentro en una dinámica ascendente.

En las alturas, Cristiano, en la derrota de Manchester United ante Real Sociedad
En las alturas, Cristiano, en la derrota de Manchester United ante Real Sociedad - Créditos: @OLI SCARFF

No supo, no pudo. De la incomodidad de Cristiano, que se retrasó demasiados metros para capturar el balón (¿hace cuánto tiempo peleaba con Leo Messi como el reinado mundial?) a un penal insólito marcado por el árbitro Marco Di Bello, evidentemente avalado por el VAR. Un remate de David Silva, a los 36 años, en el área inglesa, chocó con el ímpetu de Lisandro Martínez, que había ingresado por Diogo Dalot. Primero, el balón chocó con el muslo; inmediatamente, con el brazo, que no pareció estar demasiado extendido. Brais Méndez abrió el marcador.

En el final, Martín Zubimendi tomó en el área a Cristiano, pero el juez se inclinó por seguir el juego. Generó faltas cerca del área, amonestaciones en el elenco español. A los 45 minutos del segundo tiempo, dispuso de un tiro libre, que chocó con la barrera. Un par de meses atrás, la pelota volaba hacia el ángulo. Es toda una incógnita su futuro, ante la grandeza de su trayectoria. Lisandro Martínez, mientras tanto, resulta un llamado de atención: luego del penal, falló en un par de cruces, aunque mantuvo firme su esencia, la salida limpia desde abajo, con la habilidad de su zurda.

La mano que le cobraron a Lisandro Martínez en la derrota inesperada de Manchester United
La mano que le cobraron a Lisandro Martínez en la derrota inesperada de Manchester United

Los jugadores de Real Sociedad celebraron a lo grande, como el reducido grupo de hinchas. Se trata de la primera vez que el equipo español gana en ese mítico estadio. La imagen de la TV acabó con la mueca de bronca de Cristiano, en el primer partido de su carrera en el segundo torneo en importancia de Europa. Y, también, en la imagen de Martínez, el responsable involuntario de la derrota.