La selección argentina, con nuevo esquema para jugar ante Países Bajos: línea de cinco defensores

Lionel Scaloni no quiere más filtraciones en la previa del duelo con Países Bajos
Lionel Scaloni no quiere más filtraciones en la previa del duelo con Países Bajos - Créditos: @Aníbal Greco

DOHA (Enviado especial).- Le sacudió tanto el ánimo a Lionel Scaloni lo que sucedió con el caso Rodrigo De Paul, que el entrenador tomó medidas para evitar que se repita una situación similar. Su intención era que no se filtrase nada de lo que sucede en la Universidad de Qatar y lo logró a la perfección. Para el choque con Países Bajos, en el estadio Lusail, aplicó todo su hermetismo y hasta dos horas antes pudo sostener el misterio. Lo rompió recién después de la charla con los futbolistas y allí se pudo saber que De Paul estará desde el arranque, que Ángel Di María va al banco de los suplentes y que Lisandro Martínez estará en la defensa para la cita de la selección argentina para estos cuartos de final.

Lo resolvió en la intimidad, sin que nadie pueda “espirar” sus movimientos ni cambios de esquema, por lo tanto, Scaloni determinó que para este duelo terminante el equipo sea: Emiliano Martínez; Nahuel Molina, Cristian Romero, Nicolás Otamendi, Lisandro Martínez y Marcos Acuña; Rodrigo De Paul, Enzo Fernández y Alexis Mac Allister; Messi y Julián Álvarez.

La incomodidad que le generó al entrenador la salida de una noticia que no quería justo en el día que su práctica era cerrada, lo obligó a tener que mirar con desconfianza hacia todos los costados. Por eso es que tomó la determinación de recién darles el equipo a sus futbolistas a un par de horas del encuentro en Lusail, de la misma manera que allí les pidió que por favor no les comuniquen a sus familiares nada para que la información no llegue antes de tiempo, en especial, al vestuario de Países Bajos.

Enzo Fernández y Rodrigo De Paul, una alternativa para la mitad de la cancha; los rumores de una lesión del volante de Atlético de Madrid circularon con fuerza, pero no se le advirtió dolencia alguna en la última práctica
Enzo Fernández y Rodrigo De Paul, una alternativa para la mitad de la cancha; los rumores de una lesión del volante de Atlético de Madrid circularon con fuerza, pero no se le advirtió dolencia alguna en la última práctica - Créditos: @Aníbal Greco

No es nueva esta estrategia de Scaloni de ocultar su formación hasta dos horas antes del partido, el margen que otorga la FIFA a cada selección para dar su equipo. Ya recurrió a esa posibilidad en el duelo ante Australia, por los octavos de final, aunque en esa oportunidad sólo se trataba de preservar el cambio que haría, no había enojo como en este caso. Por eso para este cruce con los neerlandeses entendió que de las reuniones que tiene con Pablo Aimar, Walter Samuel y Roberto Ayala, la mesa chica de la selección, no debía salir ni un solo dato hacia el resto de la delegación.

La duda que se generó respecto de la condición física de Rodrigo De Paul fue tan grande que hasta el propio jugador tuvo que salir en sus redes sociales, sin que nadie públicamente hables de una supuesta dolencia del futbolista, a publicar que todo estaba bien. En el último entrenamiento antes del cruce con Países Bajos y que pudo ver la prensa, la actitud corporal de De Paul se contradijo con las versiones más extremas que hablaban en las últimas horas de una distensión grado. Por lo tanto, la determinación de incluir desde el arranque a De Paul fue una confirmación que algo salió mal adentro de la concentración y encendieron una alarma que no debían.

Lo que finalmente también se supo es que Di María no logró recuperarse por completo para esta cita, por lo tanto el técnico tuvo que recurrir al cambio de sistema y disponer una línea de 5 jugadores por lo que para esa disposición táctica sumó a Lisandro Martínez en ese bloque defensivo.

Ángel Di María es otros de los interrogantes de cara al choque con  Países Bajos
Ángel Di María es otros de los interrogantes de cara al choque con Países Bajos - Créditos: @JUAN MABROMATA

Lo único concreto para este duelo determinante para la selección argentina es que Scaloni fue claro con De Paul y Di María y si no estaban plenos físicamente no iban a estar desde el arranque para jugar con Países Bajos. El entrenador se los comunicó a ambos y los futbolistas aceptaron la idea, aunque ambos quería estar sí o sí adentro de la cancha. Uno pudo llegar, el otro deberá esperar en el banco de los suplentes.

La selección argentina está cómoda en ese escenario de misterios e intrigas. El técnico no quiere que nadie le quiebre ese encanto y sus métodos están funcionando a la perfección.