El Lionel de Pujato: los orígenes de Scaloni, el director técnico que entró en la historia de la selección argentina

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·14  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
La primera semana de agosto se inauguró un mural de Lionel Scaloni en Pujato, su pueblo natal, realizada por el artista Gabriel Griffa; mide 3,60 metros por 2,40 y está ubicado sobre la ruta 33; en la imagen, familiares y amigos del DT.
La primera semana de agosto se inauguró un mural de Lionel Scaloni en Pujato, su pueblo natal, realizada por el artista Gabriel Griffa; mide 3,60 metros por 2,40 y está ubicado sobre la ruta 33; en la imagen, familiares y amigos del DT.

Se divisan desde lejos y se buscan. Caminan frente a frente mirándose a los ojos, como si fuera un duelo o un pan y queso. El plano en travelling acompaña a Lionel Messi de espaldas que apura el tranco, cierra el puño derecho y se ríe. El otro Lionel es Scaloni, quien mientras cruza la línea central del Maracaná, se refriega la cara con el brazo hasta el momento del encuentro. El 10 y el DT tienen un mismo origen: son los pibes que jugaron en las inferiores de Newell’s de Rosario, una misma esencia, un pasado en común que ahora es puro presente. Y se abrazan, pero con una singularidad, el jugador alza al técnico. Cuando los pies de Scaloni vuelven al césped de Brasil, el rostro de Messi queda hundido en el hombro del técnico.

El abrazo dura 17 segundos y es en movimiento, ambos se desplazan en diagonal mientras se cuentan el mismo secreto, pero ahora, con el valor del campeonato obtenido después de 28 años de sequía para la albiceleste. Ganarle una final a Brasil y en el mítico Maracaná es la historia que se escribe en presente. Es la emoción colectiva que vive un país, pero que en algunos sitios se disfruta por la coronación, legitimación y reconocimiento de un vecino del pueblo.

Recorrida por Pujato, la localidad en la que nació el director técnico de la Selección Argentina, Lionel Scaloni. En el ingreso, el cartel con la imagen de la final en Brasil y el "gracias campeón"
Marcelo Manera


Recorrida por Pujato, la localidad en la que nació el director técnico de la Selección Argentina, Lionel Scaloni. En el ingreso, el cartel con la imagen de la final en Brasil y el "gracias campeón" (Marcelo Manera/)

En Pujato, la pequeña localidad del sur de Santa Fe que es la capital provincial del transporte automotor de carga Y donde viven 3966 personas y hay 400 camiones, levantan un mural, cuelgan afiches en las escuelas y colocan dos carteles gigantes con fotos de la obtención de la Copa América en cada una de en las entradas al pueblo por la ruta nacional 33 –que une Rosario con Bahía Blanca–. Pujato se prepara para recibir a su hijo pródigo: Lionel acá es Scaloni.

“A nivel local la alegría es doble porque el técnico es de nuestro pueblo, es un hijo de la localidad. Y es una persona que ha crecido en su carrera futbolística, arrancando desde las inferiores en Matienzo, luego en Newell’s, Estudiantes y desde tan chico en el fútbol internacional”, dice Daniel Quacquarini , presidente comunal de Pujato, mientras repasa la carrera de Lio. “Como pujantenses es un orgullo y además porque él sigue siendo Lionel Scaloni, un ser humilde que viene a la localidad y se junta con sus amigos, que va a ver a los chicos de las inferiores, que se saca fotos con los niños del pueblo, que sale a bicicletear. Continúa siendo parte de la familia que siempre fue”, agrega.

Recorrida por Pujato, la localidad en la que nació el director técnico de la Selección Argentina, Lionel Scaloni
Marcelo Manera


Recorrida por Pujato, la localidad en la que nació el director técnico de la Selección Argentina, Lionel Scaloni (Marcelo Manera/)

“Estoy muy feliz del momento que me toca vivir”, dice Quacquarini, quien agradece ser contemporáneo de este presente. “Ser presidente de la comuna en el momento que Scaloni saca campeón a la selección argentina es también una parte de la historia de mi vida”, agrega. El director técnico de la selección entró en la historia grande del fútbol. Pero antes de la euforia y de la alegría, en Pujato las críticas hacia Scaloni también dolieron.

Alberto Gianfelici, DT de Club Atlético Sportivo Matienzo, su técnico en las inferiores antes de ir a Newell´s
Marcelo Manera


Alberto Gianfelici, DT de Club Atlético Sportivo Matienzo, su técnico en las inferiores antes de ir a Newell´s (Marcelo Manera/)

Los amigos y familiares cada vez que hablaban en videollamadas o mensajes, siempre lo ponían al tanto de los incesantes ataques. Que te critican por los cambios, que no tenés experiencia, que convocás a desconocidos, que no hay un plan a largo plazo, que no hay táctica, que te ganan los partidos al final porque no se puede defender en el área propia, que menos hay estrategia. Cuestionamientos por la radio, la tele, por las redes. Y él siempre respondió: “No le den bola, en los medios siempre hay show. Nunca se puede convencer a todos”.

Mauricio Sesana es el ambulanciero del pueblo. Lionel Scaloni fue el testigo del civil cuando en 2006 se casó con Juliana. Y él es uno de esos amigos que le iba pasando el parte diario de las críticas al DT. “Él estaba al tanto de todo, pero nunca le daba trascendencia. Estaba hinchado las bolas de los periodistas. Siempre nos respondió con tranquilidad: ‘no miren eso’, nos decía”.

Lionel Scaloni saliendo como testigo del casamiento de su amigo Mauricio Sesana con Juliana en 2006
Lionel Scaloni saliendo como testigo del casamiento de su amigo Mauricio Sesana con Juliana en 2006


Lionel Scaloni saliendo como testigo del casamiento de su amigo Mauricio Sesana con Juliana en 2006

Sesana tiene la misma edad que Mauro -el hermano de Lionel- ambos nacieron en 1976. “Íbamos juntos a la escuela y Leo se acoplaba con nosotros”, cuenta Mauricio quien cree que cuando Mauro en la adolescencia tuvo un noviazgo, eso fortaleció la amistad con Leo. “Yo tenía 13 y él 11, hace más de 30 años que tengo una relación con él”.

Scaloni con su amigo Sesana en el último viaje que hizo a Pujato
Scaloni con su amigo Sesana en el último viaje que hizo a Pujato


Scaloni con su amigo Sesana en el último viaje que hizo a Pujato

“Éramos un grupito de cuatro o cinco pibes que andábamos por todos lados en el pueblo. Recuerdo cuando llegaba Chiche (el papá de Lionel) o el papá de Fagiani y se llevaban en el camión a chicos de distintas categorías a entrenar en Newell’s”, detalla Sesana mientras recuerda a otro de los futbolistas destacados de Pujato: Daniel Fagiani, quien jugó en Valencia, Boca, Atlético de Madrid y San Lorenzo, entro otros. Tanto Fagiani como Scaloni, surgieron de las inferiores del Club Atlético Sportivo Matienzo, el equipo del barrio Las Ranas .

El origen: de Matienzo a la Copa América

‘La Garufa’ era el nombre de una parrilla en el barrio Las Ranas de Pujato. El reducto también funcionaba como hospedaje. La leyenda cuenta que entre los viajantes que pasaban allí la noche figuran los famosos bandidos rurales “El pibe Cabeza” o “Chicho Chico”. A mediados de la década del cuarenta, la parrilla fue el epicentro junto con la panadería ‘Sambuco y Compañía’ de las reuniones claves para fundar el club Matienzo. En el pueblo ya existía desde 1934 el Club Atlético Pujato, pero los vecinos del barrio necesitaban otra institución. Así fue que la noche del 26 de octubre de 1944, en ‘La Garufa’, quedó fundado el nuevo club.

Los comienzos de Scaloni en el fútbol, en Matienzo. Con Alberto Gianfelici, el DT. En la foto se lo ve a Gianfelici (a la izquierda); Scaloni está a su lado, el primero de arriba de izquierda a derecha
Los comienzos de Scaloni en el fútbol, en Matienzo. Con Alberto Gianfelici, el DT. En la foto se lo ve a Gianfelici (a la izquierda); Scaloni está a su lado, el primero de arriba de izquierda a derecha


Los comienzos de Scaloni en el fútbol, en Matienzo. Con Alberto Gianfelici, el DT. En la foto se lo ve a Gianfelici (a la izquierda); Scaloni está a su lado, el primero de arriba de izquierda a derecha

Si bien el color verde que vistió Scaloni en sus años de niñez siempre estuvo en claro para los socios fundadores, la anécdota sobre cómo surgió el nombre del club parte de un malentendido. En la asamblea fundacional barajaban dos posibles nombres: ‘Juventud Unida’ y ‘Unión de Jóvenes’. Pero, el presidente, Adolfo Táccari, hizo uso de la palabra y dijo: “Yo voy cada tanto a Monte Buey, porque tengo parientes allí, y hay un club que se llama Matienzo, a mí me gustaría que se llamara así”.

Si bien la mayoría de los integrantes de la asamblea prefería las otras opciones, cada uno pensó que por respeto al presidente al menos merecía que se lo acompañara con un voto. El tema es que todos pensaron lo mismo y de ese modo votaron por unanimidad el nombre ‘Matienzo’. Allí también, se decidió qué colores usaría el club ranero: para la primera, la camiseta de Banfield y la de Ferro Carril Oeste para la segunda.

El bar "Central", en donde trabaja actualmente Gianfelici. Una postal de la recorrida por Pujato, la localidad en la que nació el director técnico de la Selección Argentina, Lionel Scaloni
Marcelo Manera


El bar "Central", en donde trabaja actualmente Gianfelici. Una postal de la recorrida por Pujato, la localidad en la que nació el director técnico de la Selección Argentina, Lionel Scaloni (Marcelo Manera/)

“No siempre había director técnico. Porque el que a veces estaba haciendo los chorizos después iba de masajista. Y así me tocó ser el técnico de Lionel”, dice Alberto Gianfelici, mientras toma un café en el bar Central, sobre las rotaciones de roles en el club cuando en la década del ochenta jugaba el niño Lionel. “Yo siempre estaba ahí con el padre, con la familia. Y, cuando yo trabajaba como conserje del club, Lionel se quedaba hasta las dos o tres de la mañana jugando a la pelota en la sede”, recuerda.

Matienzo participa en Liga Casildense y en las épocas de Scaloni en las inferiores aún no existían las escuelitas de fútbol ni las divisiones infantiles. Los jugadores ya arrancaban en novena u octava división. “De las ligas de Santa Fe, la casildense es muy fuerte futbolísticamente. La de Venado Tuerto es grande, tiene dos divisiones. Pero esta, al estar cerca de Rosario, se compone de muchos jugadores que surgen de las inferiores y otros que están en su ocaso y antes de retirarse vienen para acá porque económicamente les conviene”, agrega Gianfelici quien en su juventud también jugó en Newell´s.

Alejandro Papu Gómez, junto a Messi y Scaloni, en uno de los entrenamientos mientras disputaban la Copa América en Brasil
AFA


Alejandro Papu Gómez, junto a Messi y Scaloni, en uno de los entrenamientos mientras disputaban la Copa América en Brasil (AFA/)

“Scaloni era un jugador que sabía con la pelota, pero tenía un temperamento y un corazón que era un plus que muchos chicos no lo tienen”, recuerda su primer DT en Matienzo. “El padre estaba en la subcomisión de fútbol, él tenía 9 o 10 años, estaba con nosotros y opinaba. A mí no me sorprende nada, no me asombró que convoque a jugadores que en Argentina no los teníamos en cuenta. De chiquito que ya vivía el fútbol de esa manera”, cuenta Gianfelici, mientras busca en su celular una foto cuando lo dirigía que le enviaron las empleadas de la asociación mutual del club.

Localidad de Pujato de donde es oriundo Lionel Scaloni, actual director técnico de la selección argentina de futbol.
Marcelo Manera


Localidad de Pujato de donde es oriundo Lionel Scaloni, actual director técnico de la selección argentina de futbol. (Marcelo Manera/)

El ritmo apacible del pueblo

“A nivel local somos una familia grande”, dice Daniel Quacquarini sobre las relaciones entre la vecindad que se reflejan en la vida cotidiana de Pujato. Y cuando habla del papá y de la mamá de Lionel lo hace utilizando sus apodos. “Encontrarte con Chiche o con Lali en la verdulería es normal. No dejan de ser ‘un vecino más’. Que Lionel gane la Copa no les cambia la vida a ellos. Tal vez, recién ahora, nos están cayendo las fichas que en Pujato tenemos al técnico de la selección campeona de América”, agrega, mientras disfrutan el mural que pintó el artista Gabriel Griffa.

“Un fuerte aplauso” se escuchó cuando descubrieron el mural con el rostro de Lionel, las palabras “Gracias Lio” y de fondo la bandera argentina. Griffa utilizó la técnica del soplete, con compresor industrial y una pistola para llegar a los detalles. “Todos los días que me levanto y puedo pintar y hacer lo que me gusta, para mí eso es el éxito”, dijo el artista.

Desde España, el DT envió un mensaje, hablando del difícil momento que la sociedad está transitando y agradeció las muestras de cariño recibidas en este tiempo. “Lo que más me marca es que la gente se siente identificada con la selección”, aseguró. El mural mide 3,60 metros de ancho por 2,40 de altura. Está ubicado sobre la ruta 33, a unos cinco metros de la calzada.

El pueblo lleva el nombre de Cándido Pujato, un rosarino, médico y político que nació en 1830. En 1882 llegó a la vicegobernación, acompañando a Manuel María Zavalla. Pero, debido a los problemas de salud que aquejaban a su compañero de fórmula, el 10 de abril del mismo año, asumió la gobernación. Y fue durante su gobierno que se fomentó la ampliación de la línea ferroviaria de la provincia con la aprobación de la creación del Ferrocarril Oeste Santafesino. Pujato buscaba conectar las colonias con el puerto de Rosario para favorecer las actividades productivas inexploradas hasta ese momento por las dificultades del transporte a un puerto. Lo que antes fue Colonia Clodomira pasó a ser homenajear el gobernador de Santa Fe que llevó el ferrocarril.

Daniel Quacquarini, presidente Comunal de Pujato, junto a una serie de fotografias que se exhiben en la comuna, del técnico de futbol, cuando se consagró campeón en el mundial juvenil de Malasia en 1997.
Marcelo Manera


Daniel Quacquarini, presidente Comunal de Pujato, junto a una serie de fotografias que se exhiben en la comuna, del técnico de futbol, cuando se consagró campeón en el mundial juvenil de Malasia en 1997. (Marcelo Manera/)

“Pujato tiene dos economías en sus 17 mil hectáreas: la agricultura -muy poca ganadería- y el transporte de carga. De sus casi 4 mil habitantes hay 400 camiones”, describe el presidente comunal. Un camión cada diez personas, y entre esos camiones estaba el de Chiche, con el que viajaba a diario Lionel para entrenar en las inferiores de Newell´s. Es tan incesante el tránsito de camiones que, desde 1972 Pujato es la capital provincial del transporte automotor de carga. “Como vivimos y convivimos con la familia de Scaloni, para nosotros es algo normal y cotidiano. Tal vez, con el paso del tiempo, nos demos cuenta del logro”, agrega Quacquarini.

El  primer camión en Pujato, que está a modo de monumento, ya que el pueblo es la capital provincial del transporte automotor de carga donde viven 3966 personas y hay 400 camiones
Marcelo Manera


El primer camión en Pujato, que está a modo de monumento, ya que el pueblo es la capital provincial del transporte automotor de carga donde viven 3966 personas y hay 400 camiones (Marcelo Manera/)

Fútbol todo el día

Sesana, el amigo de Lionel, cuenta que el DT de la albiceleste por el fútbol “se perdió 30 millones de cosas”. Todos los sábados lo pasaban a buscar para salir, pero él a las 12 de la noche ya estaba acostado. “Solo en los recesos de verano salía, pero durante el año a la 8 de la noche ya se quedaba adentro”, cuenta Mauricio. “Es a lo que vos apostás, como todo. Y si me sale bien me salvo, y sino me quedo con la tranquilidad de haberlo intentado”, agrega. Scaloni, de muy pequeño , ya había apostado todo por el fútbol.

Una portera de la escuela primaria Bernardino Rivadavia, que está frente a la plaza principal del pueblo, dice que Lionel le quería pegar una patada a todo lo que se le cruzara. Mauricio, amigo desde hace más de 30 años, dice que la secundaria la tuvo que terminar en Coronel Arnold, un pueblo de 3 manzanas por 10 de superficie a 22 minutos de Pujato porque lo echaron de la escuela de Pujato “porque no le faltó hacer nada”. La última que recuerda de adolescente “bravo” fue que tiró un libro de actas en un inodoro. “Pero la directora de aquel momento, lo tenía alquilado”, agrega Mauricio.

Su amigo Sesana, en el ingreso de la escuela primaria Bernardino Rivadavia, donde fue Lionel Scaloni
Marcelo Manera


Su amigo Sesana, en el ingreso de la escuela primaria Bernardino Rivadavia, donde fue Lionel Scaloni (Marcelo Manera/)

El amigo destaca que incluso cuando Scaloni regresa a su pueblo, analiza y mira partidos de fútbol. “Pero él ve el fútbol de otra manera. Le gusta, lo tuvo que practicar, se empezó a perfeccionar y aprendió de todos los técnicos que tuvo, de los buenos y de los malos”.

-¿Y cuál sería un técnico malo?

-Por ejemplo, Caparrós. Cuando él regresó en 2006 de un préstamo en el West Ham a La Coruña, el técnico suspendió la práctica. Con el tiempo fue desplazando a los argentinos.

“Respeto la decisión que sea, pero con mis condiciones. Esto es, que primero se pongan al día conmigo, y a partir de ahí hablaremos. He leído que hay clubes interesados en mí, pero nadie se ha acercado a hablar conmigo, así que estamos todavía bastante lejos de llegar a un acuerdo”, había declarado Scaloni en 2006 cuando Joaquín Caparrós suspendió el entrenamiento a su llegada.

Alberto Gianfelici, DT de Matienzo, en el nuevo predio del club
Marcelo Manera


Alberto Gianfelici, DT de Matienzo, en el nuevo predio del club (Marcelo Manera/)

“Él ejerce el liderazgo desde otro lugar. Lionel apunta a la unión del grupo, a la amistad, al compañerismo. Logró que los pibes como Lo Celso, De Paul o Paredes cobijen a Messi. Él respaldó a los jugadores y después los jugadores te responden en la cancha”, describe Mauricio a su amigo, con quien sale a bicicletear por el campo cada vez que viaja a Pujato.

Las claves de su éxito pasan por ese liderazgo. “Es un tipo especial para eso, tiene su carácter. Es muy temperamental, pero muy deportivo. Y también muy jodón, pero en el rol donde está tiene que ser medido”, agrega el amigo que jamás dudó en elegirlo como testigo de su casamiento. Y rescata el abrazo que se dio con Messi al finalizar el partido como un símbolo que define el sentimiento, la personalidad y la sapiencia de un líder que fue muy criticado. Y ahora, esas críticas, se revierten en un homenaje permanente transformado en banderas, carteles y murales para el hijo pródigo de un pueblo que se consolida a la vera de una ruta, entre camiones, soja, asados y el fútbol de una liga que también es un granero del mundo.

Localidad de Pujato de donde es oriundo Lionel Scaloni, actual director técnico de la selección argentina de futbol.
Carteles de reconocimiento en ambas entradas a la ciudad.
Marcelo Manera


Localidad de Pujato de donde es oriundo Lionel Scaloni, actual director técnico de la selección argentina de futbol. Carteles de reconocimiento en ambas entradas a la ciudad. (Marcelo Manera/)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.