Lionel Messi vs. Cristiano Ronaldo: cuándo podría darse otro partido que los tenga frente a frente

Los nominados al Mejor jugador de fútbol de la FIFA, el delantero de Barcelona y Argentina Lionel Messi y el delantero del Real Madrid y Portugal Cristiano Ronaldo conversan antes de tomar sus asientos para la ceremonia de los premios The Best FIFA Football Awards, el 23 de octubre de 2017 en Londre
Messi y Cristiano, protagonistas de una era y una rivalidad inolvidable en el fútbol - Créditos: @FOTO AFP / Ben STANSALL

Lionel Messi y Cristiano Ronaldo protagonizaron, sin dudas, el mayor duelo individual futbolístico del siglo XXI. Uno potenció al otro, en una rivalidad extraordinaria y un cara a cara que tuvo su punto máximo cuando ambos coincidieron en la Liga de España. El crack rosarino con la camiseta de Barcelona y el luso con la de Real Madrid.

La partida del europeo al fútbol árabe le puso punto final a esos enfrentamientos, al menos en el ámbito de la Champions League. Sin embargo, pronto podrían estar de nuevo cara a cara. Sería el 19 de enero, en un amistoso, en el que tal vez sea el último gran duelo. El número 37 de la rivalidad.

Ocurre que, antes de conocerse que CR7 había firmado con Al-Nassr por una cifra multimillonaria, Paris Saint-Germain había ya confirmado un amistoso en Riad contra un equipo que reuniría a jugadores del Al-Hilal y Al-Nassr. Como parte del Qatar Winter Tour que el club francés debió cancelar por la pandemia de Covid-19, todo estaba previsto para disputarse el 19 de enero próximo.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Sin embargo, el arribo de Cristiano haría que el choque sea directamente entre su nuevo club y el PSG, con el atractivo comercial que sería ver de nuevo, y quizás por última vez, a Leo y a CR7 en el mismo campo de juego.

Con Cristiano no somos amigos, pero hay buena onda. Compartir época nos hizo bien a los dos. Continuamente queríamos superarnos. Y eso hizo más fuerte la competición en España”, declaró alguna vez La Pulga. “La diferencia con Leo es que yo gané la Champions League con clubes diferentes y fui el máximo goleador de esa competencia seis veces seguidas”, resumió Cristiano.

Su polémica partida de Manchester United le permite a Ronaldo cerrar un último gran contrato a su gran carrera (cerca de 500 millones de dólares por dos años y medio de contrato), pero a cambio sale de los flashes de la alta competencia europea. Su máxima ambición sería clasificarse al Mundial de Clubes e intentar ganarlo.

Para eso, primero debe destronar al multicampeón árabe, Al Hilal, que tiene presencia argentina: allí juega Luciano Vietto y Ramón Díaz es su entrenador. El primer paso sería terminar entre los tres primeros de la liga de Arabia Saudita. Eso le permitiría clasificarse a la Liga de Campeones de la AFC, el equivalente de la Champions League de Asia. El campeón se mete en el Mundial de Clubes.

Messi vs Cristiano Ronaldo en abril de 2008. Fue la primera vez que se enfrentaron, por las semifinales de la Champions League que ganó el United
Messi vs Cristiano Ronaldo en abril de 2008. Fue la primera vez que se enfrentaron, por las semifinales de la Champions League que ganó el United

La primera vez

Es el 23 de abril de 2008. El poderoso Manchester United tiene una prueba de fuego en las semifinales de la Champions League. Enfrente está el Barcelona que dirige Frank Rijkaard, en el que se destaca un chiquilín que a los 21 años usa la camiseta número 19 y se encamina a ser una megaestrella.

Pero el equipo inglés, bajo la conducción del eterno sir Alex Ferguson, tiene una dupla ofensiva poderosa. Está Carlos Tevez. Y también cuenta con el as de espadas. Un portugués de 23 años con una fuerte personalidad, que ya es ídolo en Old Trafford, tiene el arco entre ceja y ceja y está considerado el mejor futbolista del mundo de aquel momento.

El partido de ida se juega ese miércoles de primavera europea en el Camp Nou. Y comienza de la mejor manera para el United, que apenas 90 segundos después del pitazo inicial recibe un penal en su favor. Tras un corner, un cabezazo de Cristiano es “atajado” por Gabriel Milito casi en la puerta del área chica. El crack portugués acomoda la pelota, toma carrera, respira hondo, abre el pie derecho… Y la pelota se va por un costado del palo izquierdo del arquero Valdés. Cristiano no lo puede creer. Se toma el rostro y luego pone los brazos en jarra. No hay festejo. Ni gol de visitante. Ni ventaja para el United.

El partido sigue. El delantero, imparable, es una pesadilla para la defensa barcelonista, en especial para Rafa Márquez, que primero estuvo a milímetros de cometerle penal luego de una falla defensiva que el número 7 interceptó. Y más tarde ve la tarjeta amarilla por cometerle una falta ante su endemoniada gambeta en velocidad.

Messi tiene una participación más terrenal. En su equipo se luce Xavi Hernández y hay otro joven que muestra muchísimas cualidades con la pelota: Andrés Iniesta. Y una de las figuras es el francés Thierry Henry. De todas maneras, Leo forma parte de las mejores ocasiones de su equipo. Una barrida suya deriva con el balón en Samuel Eto’o, que desaprovecha una chance inmejorable de gol regalándole la pelota a un rival a los 5 del complemento. Poco después, el mismo camerunés desaprovecha otra oportunidad después de una buena habilitación del rosarino que, en el camino, cuenta con un taco de fábula de Xavi.

El tiempo se diluye. El 0 a 0 deja mejor posicionado al United, que no solo ganará 1 a 0 el desquite en suelo inglés, sino que semanas más tarde alzará la Champions League y a fin de año se consagrará campeón del Mundial de Clubes.

Barcelona tendrá revancha. Solo dos semanas después de quedar eliminado ante el United asumirá como DT un tal Josep Guardiola, que viene de hacer una muy buena tarea con el equipo B del club catalán. En 2009 ganará todo lo que se proponga, incluida la final de la Champions frente a...el Manchester United de Cristiano, que luego emigrará a España, se calzará la número 7 de Real Madrid y durante 9 temporadas protagonizará, junto a Messi, la rivalidad más vibrante de la historia reciente del fútbol mundial.