Lionel Messi, en la recta final a Qatar 2022: la frase del entrenador de PSG en lo previo al Mundial

El trío de ataque, con el DT: Lionel Messi, Neymar y Mbappe, con Christophe Galtier, un conductor rígido
El trío de ataque, con el DT: Lionel Messi, Neymar y Mbappe, con Christophe Galtier, un conductor rígido - Créditos: @koji watanabe

No fue fácil la adaptación de Lionel Messi a PSG. Desde lo futbolístico, desde lo físico, desde lo mental. Le costó reinventarse (en todos los aspectos, no solo como futbolista) en el drástico cambio de ciudad, de Barcelona a París, luego de ser parte de la historia catalana durante casi dos décadas en continuado. El cambio de vida le costó tanto, que pareció que ya no volvería a ser el mismo, en el crepúsculo de su carrera. Leo tiene 35 años.

El fixture interactivo del Mundial

Un error. Con el transcurso del tiempo, la Pulga volvió a ser determinante. Y mucho tuvo que ver el arribo de Christophe Galtier, el conductor rígido y estructurado, que reemplazó a Mauricio Pochettino. Le buscó una mejor posición al rosarino, le dio más libertad, aunque con nuevas responsabilidades. Y el trío con Neymar y Mbappé, de a ráfagas, volvió a ser una obra de arte.

Corre Lionel Messi, en un encuentro de Champions League
Corre Lionel Messi, en un encuentro de Champions League - Créditos: @Antonio Calanni

Tiempo atrás, el DT, de 56 años, decía una frase reveladora: “Leo está muy bien en lo mental. Tengo la suerte cada mañana de tenerlo en los entrenamientos. Es un jugador muy altruista, que juega con sus compañeros. Ha vuelto a sus estándares estadísticos de cara al arco y obviamente puede volver a ser el mejor jugador del mundo, porque está feliz y en buena forma física”. La frase fue lógica: el crack estaba lejos de su mejor versión y muchos creían que jamás volvería a ser el mismo. Los fanáticos, sin embargo, estallaron: consideraron una ofensa la duda de estar en la cúspide mundial. Leo, en la intimidad, lo entendió. Y ahora, acepta el nuevo desafío del conductor, más allá de que sabe que el Mundial, este Qatar 2022, es el más importante de su vida. Es el último.

El entrenador de PSG fue consultado sobre la presencia de Messi y el resto de los cracks que irán al Mundial de Qatar 2022 en la antesala del encuentro ante Auxerre por la Ligue 1 (este domingo, a las 9, por ESPN) y el director técnico fue contundente: “No le voy a dar descanso a nadie”.

Mientras transcurre la fecha 15 y PSG es el cómodo líder (y se juegan otras ligas de Europa, apenas una semana antes de la gran cita) no dejó dudas sobre qué hará con las figuras que fueron citados a las selecciones para el Mundial. Casi todos, en realidad. Lo hizo de forma curiosa: lo repitió tres veces. “No le voy a dar descanso a nadie. Nadie va a descansar. ¿Lo repito? No le voy a dar descanso a nadie”, señaló Galtier, con una sonrisa.

Lo llamativo, en tiempos en los que muchos jugadores temen por lesiones o prefieren no arriesgarse, en una temporada atípica, el director técnico hizo referencia a que ningún futbolista le mencionó la posibilidad de no jugar. Una situación que recibió con entusiasmo. “Ninguno de los jugadores me dijo directa o indirectamente que no quiere jugar o que tiene miedo de jugar el último partido antes del Mundial”, explicó el DT.

Al mismo tiempo, mientras está concentrado, el capitán de la selección argentina se refirió a la posibilidad de que la selección se quede con la Copa del Mundo y, sobre todo, a las presiones que recibe el conjunto de Lionel Scaloni. “Vamos a ir a pelear, pero no vamos a ser campeones de entrada como pensamos los argentinos” y considero luego que, para mantener las expectativas intactas hacia dentro, es necesario “aislarse de todo lo que vive la gente”.

“Si bien nosotros tenemos una ilusión grande y somos conscientes de que estamos pasando un buen momento, tenemos que ser realistas y entender que es un Mundial. Es algo muy difícil. Para nosotros, siempre fue complicado llegar hasta la Copa del Mundo e hicimos lo imposible para poder estar”, contó, en una charla con el diario Olé. Reveló además que su familia -integrada por su esposa Antonela Roccuzzo y sus hijos Mateo, Thiago y Ciro- también está “viviendo una ansiedad muy grande”.

De cara a los encuentros que la Argentina disputará a partir del próximo 22 de noviembre, Messi insistió: “Cualquier detalle te puede dejar afuera y que en un partido puede pasar de todo. No siempre se da la lógica. Pero eso no quita que no vayamos a jugar con la misma intensidad y concentración de siempre”. La misma que tendrá, seguramente, en el partido de este domingo. Aunque la cabeza ya esté en Qatar.