Lionel Messi perdió con PSG después de 29 partidos y el técnico Galtier dijo sentirse “decepcionado” con su equipo

La decepción de Lionel Messi; fue su primera derrota con PSG en casi diez meses
La decepción de Lionel Messi; fue su primera derrota con PSG en casi diez meses - Créditos: @Mathieu Pattier

Derrotado, bajo el frío y la lluvia de la Bretaña francesa. La noche del reencuentro a tiempo parcial del tridente resultó desalentadora para Paris Saint Germain. Poco de Lionel Messi, muchos menos de Neymar y con 40 minutos de un Kylian Mbappé que no volvió muy enfocado de las dos semanas de vacaciones. El resto del equipo tampoco funcionó a la altura, y solo se puede destacar a Gianluigi Donnarumma, que con cuatro atajadas evitó que la caída 1-0 antes Rennes no fuera mayor.

Acostumbrado a marchar con holgura por la Ligue 1, PSG ahora no está en situación de descuidarse ni de andar regalando puntos. Fue la segunda derrota consecutiva de visitante y la diferencia sobre el segundo, Lens, se achicó a tres unidades.

En la caída del 1° enero frente a Lens no estuvo Messi, que disfrutaba de las últimas horas de descanso en Rosario. El número 30 había dejado muy atrás, en marzo de 2022, el último partido perdido como protagonista del equipo. Eso sí, no por lejos en el tiempo es sencillo de olvidar, ya que fue contra Real Madrid en el Santiago Bernabéu, por los octavos de final de la Champions League. Una eliminación dolorosa por la falta de respuestas para frenar la remontada del equipo de Carlo Ancelotti.

Hamari Traore festeja su gol, el del triunfo de Rennes
Hamari Traore festeja su gol, el del triunfo de Rennes - Créditos: @LOIC VENANCE

Hasta este domingo, Messi llevaba 29 partidos sin perder con PSG, con 24 triunfos y cinco empates. En ese tiempo marcó 17 goles y dio 18 asistencias. Frente al duro y resistente Rennes no estuvo cerca de marcar, más allá de un remate que se le fue alto y otro intento de volea que le salió pifiado. Sí pudo sumar en el rubro pase-gol, con el estupendo envío de 30 metros para el ataque al espacio de Mbappé, que se perfiló para definir de derecha y el tiro se le fue por arriba del travesaño.

El delantero francés, que se reencontró con Messi esta semana tras haberse enfrentado en la final del Mundial de Qatar, ingresó a los 9 minutos del segundo tiempo, al igual que el lateral Achraf Hakimi, otro que había tenido un par de semanas de licencia. Fue el encuentro 300 de Mbappé en su carrera de clubes: 60 en Monaco (27 goles) y 240 en PSG (191).

Lo más destacado de Rennes 1 - PSG 0

Rennes marcó el gol del triunfo a los 20 minutos de la segunda etapa, luego de que Hakimi fuera desbordado por la derecha y el centro lo conectara el capitán Hamari Traoré. PSG buscó el empate de manera desordenada, tumultuosa, sin siquiera imponer la jerarquía de alguna de sus individualidades sobre el compacto planteo de Rennes, que sumó la novena victoria consecutiva de local.

El entrenador Christophe Galtier no puso excusas: “Estoy especialmente decepcionado con nuestra actuación. Concedimos muchas situaciones al rival y, sobre todo, no hemos creado nada. Tuvimos muy pocas situaciones favorables, salvo quizás al final, cuando empujamos de forma desorganizada”.

El frío de la Bretaña Francesa, con una temperatura de cinco grados, entumeció los movimientos de PSG en gran parte del primer tiempo. Messi salió a jugar con guantes y Mbappé se sentaba en el banco con la capucha puesta de una campera y un gorro de lana que solo le dejaba libres los ojos y la nariz.

Messi, con el gesto contrariado por el flojo partido de PSG
Messi, con el gesto contrariado por el flojo partido de PSG - Créditos: @Mathieu Pattier

El campeón de Francia siente en el medio campo la baja de Marco Verratti, que se recupera de una lesión en el cuádriceps derecho. No se apurará su regreso porque la prioridad es que llegue en buena forma a los octavos de final dela Champions League, ante Bayern Munich, con la ida agendada para el 14 de febrero, en el Parque de los Príncipes. Sin el italiano, la construcción del juego desde el círculo central pierde espesura y criterio. Este domingo fue titular por primera vez -tras ingresar en seis cotejos desde el banco- el volante Warren Zaire-Emery, de 16 años, con lo cual estableció un récord de precocidad en una formación inicial del club.

Messi no lo puede creer; atrás, todo Rennes celebra el gol de Traoré
Messi no lo puede creer; atrás, todo Rennes celebra el gol de Traoré - Créditos: @Mathieu Pattier

Messi empezó en una posición adelantada por la derecha, pero enseguida tomó nota de la necesidad de retrasarse para entrar en contacto con la pelota porque la elaboración de PSG era deficiente. Hacían falta creatividad y movilidad para romper el compacto 5-3-2 de Rennes, con las líneas muy apretadas. “Si Leo baja, tenemos que tener muchos más puntos de referencia arriba, cosa que no conseguimos. Ney y Leo salieron juntos por la pelota en zonas donde había gente. Hubo posesión, pero muy pocas situaciones de ataque. Nunca hubo juego vertical. Tenemos que encontrarlo de nuevo. En estos momentos, tenemos una ausencia de verticalidad”, analizó Galtier.

Muy intrascendente fue el rendimiento de Neymar. Impreciso, perdió muchas pelotas, se asoció poco con Messi y hasta le faltó la rebeldía con que intenta imponer su gambeta.

 Messi busca posicionarse con el defensor Theate cerca
Messi busca posicionarse con el defensor Theate cerca - Créditos: @JEAN-FRANCOIS MONIER

El entrenador se refirió a las dificultades para retomar el registro de juego tras el Mundial: “Durante ocho semanas, el grupo estuvo completamente disperso, con jugadores por todo el mundo, asumiendo otros principios de juego con sus selecciones nacionales. Tuvimos dos entrenamientos para trabajar colectivamente con todos. Tendremos tiempo para trabajar y encontrar nuestros principios de juego con mucha más verticalidad y tener una mejor respuesta ofensiva, con apoyos y centrocampistas que vengan de las líneas de fondo para que tengamos la conexión con nuestros tres atacantes”.

El pastoso juego de PSG registró su primer remate al arco a los 19 minutos, con un zurdazo desde fuera del área de Messi que se fue alto, tras una maniobra colectiva que había comenzado Leo. El desarrollo era demasiado táctico, sin las transiciones que suelen caracterizar a la liga francesa. Tuvo un poco más de dinámica e ida y vuelta en el segundo período, pero con un bajo nivel técnico.

PSG ahora tendrá una semana completa sin compromisos para que Galtier trabaje y ajuste piezas y movimientos. El próximo partido será el lunes 23, por la Copa de Francia, contra Pays de Cassel, equipo regional, de sexta división. Por la Ligue 1 volverá a competir el domingo 29, ante Reims, en el Parque de los Príncipes. Pero Bayern Munich ya aparece en el horizonte y es un motivo de consulta para Galtier: “¿Si me preocupa el Bayern? El partido está cerca y lejos, nos concentraremos en los partidos que tenemos que jugar para encontrar más verticalidad y continuidad en nuestro juego”.