Lionel Messi levanta la ilusión rumbo al Mundial de Qatar, mientras hay preocupación por varios de sus compañeros de la selección argentina

Lionel Messi: brazos en alto para festejar en el Parque de los Príncipes por su buen presente y un nuevo triunfo de PSG, frente a Troyes por la liga de Francia.
Lionel Messi: brazos en alto para festejar en el Parque de los Príncipes por su buen presente y un nuevo triunfo de PSG, frente a Troyes por la liga de Francia.

A 23 días de que la Argentina debute ante Arabia Saudita en el Mundial de Qatar, Lionel Messi transmite un estado de forma, futbolístico y anímico, que se acerca bastante al ideal que se puede esperar de un jugador de 35 años. Es cierto que con los tiempos tan comprimidos, con las competencias de los clubes europeos casi pegadas a lo que será la de los seleccionados en Medio Oriente, la última imagen es la que dispara las sensaciones, sean positivas o negativas. No habrá pausa ni paréntesis para reformular sustancialmente la actualidad.

Hace poco, a principios de este mes, las alarmas se habían encendido cuando Messi fue reemplazado ante Benfica en Lisboa por unas molestias musculares. La recuperación le demandó 10 días, lapso en el que quedó al margen de tres partidos. Un instinto de preservación llevó a pensar que lo mejor sería que no arriesgase, que cuidase su físico en las semanas siguientes, si bien son los clubes los que solventan los millonarios salarios y tienen derecho a disponer de sus jugadores cuando están en condiciones.

Abrazo entre Neymar y Messi, socios futbolísticos en Paris Saint-Germain.
Abrazo entre Neymar y Messi, socios futbolísticos en Paris Saint-Germain. - Créditos: @ap

Messi reapareció en el partido más caliente de la Ligue 1: el clásico frente a Olympique, de Marsella. Desde ese momento, los temores se disiparon gracias a su nivel y su rendimiento. En cuatro partidos, tres por Ligue 1 y uno por Champions League, convirtió cuatro goles y dio cinco asistencias. Un Messi inspirado, decisivo, rotundo, muy parecido al que tantas veces se lo vio en Barcelona. Lo transmite con la pelota en los pies y desde lo gestual, adaptado y comprometido en su segunda temporada en el fútbol francés.

El desempeño de Messi ante Troyes

La foto de estos días de Messi es la que ilusiona al seleccionado y a millones de argentinos. Es la que sería deseable que se mantenga en los tres encuentros que faltan hasta que se sume al plantel de Lionel Scaloni: frente a Juventus -PSG intentará asegurar el primer puesto ante un rival que solo aspira al tercer lugar que da pasaje a la Europa League-, Lorient y Auxerre.

La dinámica positiva de Messi incorpora datos periódicamente. En la semana, con dos goles y otras tantas asistencias en el 7-2 sobre Maccabi Haifa superó un registro de Pelé, que amplió este sábado con otro tanto y pase-gol en el 4-3 frente a Troyes. Leo, entre goles y asistencias en partidos oficiales, suma 1129, contra 1126 del brasileño.

Si los resultados ayudan a templar el ánimo, Messi atraviesa una etapa fructífera, con el récord de partidos invicto más largo de su carrera. Entre el seleccionado y PSG encadena 32 encuentros sin derrotas. Supera sus marcas anteriores de 31 cotejos, una entre 2015 y 2016 y la otra entre 2017 y 2018. Eso sí, su última caída no fue una más, es una herida que lleva tiempo cicatrizar: el 9 de marzo, Real Madrid, en una de sus tantas remontadas históricas, ganó 3-1 y eliminó a PSG en los octavos de final de la Champions League.

El momento en que Emiliano Martínez recibe un duro rodillazo en la cabeza por parte de su compañero Tyrone Mings
El momento en que Emiliano Martínez recibe un duro rodillazo en la cabeza por parte de su compañero Tyrone Mings - Créditos: @Captura ESPN en Star+

En el Parque de los Príncipes, Troyes sorprendió al poner dos veces en ventaja: 1-0 y 2-1. En un partido que amenazaba con complicarse, Messi lo destrabó a los 10 minutos del segundo tiempo. Se puso al frente de la reacción con un furioso zurdazo desde fuera del área. Un golazo desde 25 metros que festejó con un gesto de garra, en medio de tantas sutilezas con las que tiene acostumbrados a los espectadores. Como la asistencia quirúrgica que siete minutos más tarde le dio a Neymar para el 3-2. Kylian Mbappé, de penal, cerró un 4-3 que tuvo a Carlos Soler como autor del primer gol.

“Messi, Neymar y Mbappé jugaron hasta el final porque necesitábamos asegurar el triunfo”, expresó el entrenador Christophe Galtier, que en otras victorias más cómodas reemplaza a alguno del tridente para alivianar las cargas físicas.

Estos días de Messi son más auspiciosos que los de varios de sus compañeros en el seleccionado. Se acumulan los jugadores que sufren golpes, lesiones, sustos. Por ahora, ninguno con la gravedad como quedar excluido de la lista de 26 nombres que Scaloni deberá entregar el 14 de noviembre, como fecha tope. Inclusive el caso que más preocupaba, el de Paulo Dybala, deja margen para el optimismo. El cordobés intensifica la recuperación en el recto femoral izquierdo. Ya empezó con los trabajos de campo y su estado de ánimo es muy positivo.

El golpe que sufrió “Dibu” Martínez

Este sábado preocupó Emiliano “Dibu” Martínez, que debió ser reemplazado luego de que un compañero le diera un rodillazo en la cabeza. Intentó seguir, pero al rato fue sustiuido por sentir mareos. Si bien no hubo un parte médico oficial, el medio The Athletic informó que el arquero siempre estuvo consciente y se manejó por sus propios medios para ducharse, conversar dentro del vestuario y trasladarse. Seguirá controlado de manera preventiva.

La lista de los que padecen inconvenientes físicos incluye a Ángel Di María (se recupera de un desgarro), Leandro Paredes (muscular), Nicolás González (muscular), Guido Rodríguez (cadera), Exequiel Palacios (este sábado reapareció durante 25 minutos tras una ausencia de 20 días), Giovani Lo Celso (volvió en la semana por la Champions League tras una molestia muscular), Cristian Romero (regresó el último miércoles por la Champions League tras superar un golpe, pero este sábado no estuvo entre los convocados de Tottenham).

El arquero es reemplazado

Futbolísticamente, Rodrigo de Paul, Nahuel Molina –dos goles de Cádiz este sábado vinieron por su sector–, “Papu” Gómez, Gonzalo Montiel y Marcos Acuña están envueltos en los malos momentos de sus equipos; también “Dibu” Martínez, que recibió 16 goles en 13 partidos, con Aston Villa a un punto del puesto de descenso.

Con producciones más estables y de mérito aparecen Lisandro Martínez en Manchester United, Lautaro Martínez en Inter, donde Joaquín Correa marcó un golazo este sábado, y Nicolás Otamendi y Enzo Fernández en Benfica. Una tripulación mejor alistada para acompañar a Messi, capitán y faro para adentrarse en las aguas profundas de un Mundial.