Lillini dedica el triunfo a la gente que protestó en su contra

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·3  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

CIUDAD DE MÉXICO, agosto 22 (EL UNIVERSAL).- Andrés Lillini, técnico de los Pumas, les dedicó el triunfo a las personas que fueron a Ciudad Universitaria a protestar y a pedir su salida y la de los directivos que manejan el club.

"No me fijo en las protestas. Dedicamos el triunfo a la gente. Es un regalo para ellos. No me molestan las protestas. Tienen todo el derecho de protestar. No estamos solos contra el mundo. No soy una persona a la que le guste estar en boca de todos, y no devuelvo este triunfo como venganza. Los que me quieren fuera del equipo no sé… Trabajo para los que quieren que me vaya bien y se amargan cuando nos va mal".

Ganarle al Puebla, es claro, "es oxígeno para el proyecto y los resultados lo hacen fuertes, pero sólo ganamos un partido, seguimos abajo en la tabla, todavía nos falta mucho. Festejamos tres puntos y ya; a los muchachos sólo les pedí que analicen lo que pueden hacer, que no hicimos un gol de casualidad y que todavía debemos de sacar esto adelante".

Reitera que a Pumas ya se le debía un triunfo: "Los partidos pasados se habían hecho las cosas muy bien, pero no se habían dado los resultados, os acercábamos a lo que logramos hoy. Hasta el 1-0 era increíble que estábamos dentro del área y no concretábamos. Con el gol hubo calma. La victoria era necesaria, justa, necesitábamos sacarnos de encima muchas cosas… Terminamos jugando con muchos jóvenes, que cargaron el aprendizaje y eso es lo que me llevo".

Al final, sólo son tres puntos, "y nos acercan al pelotón, nadie se desprende, sólo América… Por ahora no hay que alejarse del pelotón e ir a Toluca el domingo, hay que ir juego a juego. Es mucho más fácil trabajar cuando ganas, el jugador saca presión y se puede corregir muy bien".

Nicolás Larcamón, técnico del Puebla, acepta que el rendimiento del equipo ante Pumas, no fue bueno: "En realidad el rendimiento fue flojo. La semana había sido buena, contra Tigres y Tijuana nos presentamos bien, punteamos, pero ahora no nos deja satisfechos, sentimos disgusto por lo que somos por equipo y lo que sabemos producir. No supimos jugar este partido".

Pero en una segunda reflexión admite que si Pumas les ganó, fue porque ellos le regalaron el partido: "Tenemos que mejorar en lo colectivo, en lo individual… No sabemos capitalizar, tuvimos avances donde desperdiciamos y con muy poco nos están ganando los partidos. La sensación es que el rival se encuentra con el triunfo, no nos sentimos superamos por el otro equipo. Hay que hacer autocrítica, pero más clara y profunda y construir y afrontar de la mejor manera el juego que viene".

Larcamón tenía un buen concepto de su equipo, hasta ahora: "Hasta antes del juego de hoy, la valoración del equipo era positiva. Fuimos a Monterrey y puntear era positivo, contra Tigres también… Con América nos tocó perder, pero es uno de los equipos más fuertes del torneo, pero hoy si me voy con un sabor desagradable no es cómodo regalar un partido".

-¿Cree que su puesto esté en peligro?

"No sé si me juego la vida, pero no concibo que se me ponga eso en la mesa. Para mí no está en el ambiente ese cuestionamiento, por todo lo que estamos construyendo".

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.