Liga Profesional de Fútbol: el 33 por ciento de los debutantes jugó un solo partido en la temporada

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·3  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
Nicolás Benegas debutó en la primera de Boca en 2016, en un partido contra Argentinos Juniors en el que Guillermo Barros Schelotto envió a varios juveniles a la cancha. Después de esa tarde, volvió a la reserva. Luego, comenzó una serie de cambios de club: estuvo en San Martín de Tucumán, Brown de Adrogué y Defensores de Belgrano; y nunca pudo afianzarse en el primer equipo. Hoy actúa en el Seoul E-Land, de Corea del Sur
Seoul E-Land FC Oficial

En los últimos tres años el fútbol argentino de primera división vio debutar a 394 jugadores, de los cuales el 52 por ciento promedió los 19,5 años y el 33 por ciento apenas jugó un solo partido en la temporada de su presentación. Defensa y Justicia fue el club que más futbolistas hizo debutar en primera (25), mientras que Boca y River pusieron en la cancha a 15 jugadores cada uno. El 42 por ciento de los futbolistas debutantes no llegó a cumplir diez partidos en primera división. El principal destino de esos pibes, puestos en la cancha por los clubes de la máxima categoría, fue la Primera Nacional con la recepción del 40 por ciento de los jugadores debutantes.

Los datos provienen de las propias entrañas del fútbol argentino. Se trata de un relevamiento hecho por LPF Data, la estructura de la liga profesional que ofrece estadísticas avanzadas del juego. El informe abarca desde agosto 2018 hasta julio 2021 y comprende únicamente partidos de los siguientes campeonatos: Superliga 2018/19, Superliga 2019/20, Copa Diego Armando Maradona y Copa LPF. Durante la disputa de la Copa DAM fue el lapso donde más debutantes hubo: 130 jugadores sobre 744 que tomaron parte de esa competición.

Una de las conclusiones a las que arriba es que la pandemia Covid-19 “aceleró los procesos de debut de los jugadores” y que “comparando con otras ligas, la Argentina tiene una mayor cantidad de debutantes, aún en competiciones más breves”. Esto último se nota a partir de una idea ambiciosa del informe: medirse con el “big 5” del fútbol europeo donde en los últimos campeonatos de ese continente, Ligue 1 fue la liga que más debutantes tuvo (84), seguida por La Liga (58), Bundesliga (43), Premier League (35) y Serie (A). Al ser el fútbol argentino totalmente exportador (el 95 por ciento de los debutantes son nacidos en el país), sería interesante medirlo con otros mercados semejantes.

Luis Olivera, de River Plate, en 2016. Debutó bajo la conducción técnica de Marcelo Gallardo y ahora actúa en el Club Atlético Fénix de Pilar
Chris Brunskill Ltd


Luis Olivera, de River Plate, en 2016. Debutó bajo la conducción técnica de Marcelo Gallardo y ahora actúa en el Club Atlético Fénix de Pilar (Chris Brunskill Ltd/)

De esos 394 jugadores debutantes, el 35 por ciento son mediocampistas, el 32 por ciento delanteros, el 29 por ciento defensores y el 5 por ciento arqueros . De ese lote, el 23 por ciento fue convocado para la selección mayor o la selección juvenil. El 11 por ciento de los jugadores todavía sigue en el club que lo promovió aunque sin volver a sumar un minuto en las siguientes temporadas, mientras que el 33 por ciento solo disputó un solo partido en la temporada de su debut. El promedio de juego de estos 394 ha sido de 192 minutos.

Las interpretaciones de estos datos pueden ser variadas. Lo que se observa en el trazo grueso fue la necesidad de apurar el bautismo de varios jugadores cuando la pandemia arreciaba en función de los contagios. Y tal vez con el riesgo de saber que se ponía “en cancha” jugadores que precisaban mayor cocción.

En tiempos donde la ligereza del lenguaje lleva a que se llame “joya” a cualquier jugador joven, el informe marca que el 61 por ciento de los debutantes fueron cedidos a préstamo, el 24 por ciento se fueron libres y el 15 por ciento fueron vendidos. El relevamiento destaca la venta del defensor Nehuen Pérez desde Argentinos Juniors al Atlético Madrid y cedido a FC Famalicao, Granada y ahora Udinese. Clara tendencia para el joven talento sudamericano: los grandes clubes los compran y validan su rendimiento a partir de esas cesiones.

Cada club del fútbol argentino tiene su hoja sobre cuándo y cómo hacer debutar a sus jugadores. Poner a los pibes, como solución para los grandes problemas, es un hecho reiterado. Sacarlos, también.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.