Liga Nacional: en el juego de opuestos Tayavek Gallizzi y Franco Baralle calientan la final anticipada

·8  min de lectura
Franco Baralle y Tayavek Gallizzi
Franco Baralle y Tayavek Gallizzi

Se divierten, se permiten hacerlo. Están en la antesala de uno de los momentos deportivos más importantes de sus carreras, pero se toman unos minutos para charlar entre ellos con LA NACION como invitada. La final de la Liga Nacional de básquetbol los pondrá frente a frente, pero ellos prefieren asumir con cierta calma la cita. Franco Baralle, una de los figuras de Quimsa, de Santiago del Estero, y Tayavek Gallizi, uno de los estandarte de Instituto de Córdoba, y en la antesala de la definición del torneo doméstico jugaron a ser entrenadores, scouters, cómplices y palpitaron la gran cita que comenzará este martes en la casa del equipo santiagueño.

Apenas 23 años tiene Baralle, pero su talento dominante como base con 1,78 metro de altura, lo ponen en un lugar diferente, tanto que fue uno de los hombres elegidos en las últimas convocatorias del Che García para la selección de la Argentina. Tayavek Gallizi, a los 29 (2,06 metros), tiene el lomo curtido de batallas en la Liga y en la selección, donde fue subcampeón del mundo en 2019, pero no tiene experiencia en finales del torneo doméstico. Por eso entre ellos, comparten las emociones de estar en un momento que soñaron desde que debutaron en la Liga.

Tayavek Galizzi celebra junto a Luciano González; el pivote es un estandarte de Instituto
Leandro Bustamante Gomez


Tayavek Galizzi celebra junto a Luciano González; el pivote es un estandarte de Instituto (Leandro Bustamante Gomez/)

Son dos equipos que quieren subirse a la cima, que necesitan dar ese paso. Quimsa estará una vez más en la definición por el título, el conjunto santiagueño fue finalista en la temporada 20/21 y fue campeón en la 14/15. Mientras que Instituto, campeón del último Súper 20, volverá a las finales tras haber estado en la 18/19 y desea su primera consagración en la elite.

“Estoy ansioso. Es un lindo lugar el que estamos. La Liga es muy larga y todos queremos llegar a esta instancia, por eso cuando llega este momento uno rebobina y repasa todo lo que se hizo hasta este momento. No es fácil llegar, entonces, entiendo que hay que disfrutarlo”, dice Gallizzi, que siempre tiene una sonrisa a mano.

-¿Ponen la cabeza en otro lado para no pensar en la final?

Baralle -Sigo mucho la Liga. La verdad que miro bastante básquet. Como se juegan muchos partidos, elijo qué mirar, pero en playoffs miro todo. Trato de despejarme durante el día, miro series, juego a la Play con amigos. Quiero vivir el momento sin obsesionarme por la final. Sino te genera más ansiedad.

Gallizzi -Cuando tengo un rato miro básquet, por lo general, cuando juegan aquellos que son mis amigos. Pero mi cable a tierra es mi familia, eso es lo que más que saca de la presiones que pueda haber en el deporte. Tengo un hijo pequeño de tres años, así que es una aventura todos los días. Otra actividad es la pesca, pero no estoy pudiendo hacerlo y me estoy volviendo loco. No puedo pasar por una tienda de caza o pescar, porque me tengo que llevar un anzuelito sí o sí.

Se miran, se respetan. Cada uno en la ciudad que los adoptó, pero desde la virtualidad parecen estar en la misma sintonía. Por eso cuando tienen que analizar al rival y determinar por qué consideran que llegó a la final, ambos tiene una mirada muy acertada de lo que sucedió con el equipo del otro. “En el Súper 20 demostraron toda la jerarquía que tienen. Pero después, por las lesiones, no pudieron sostener ese nivel. Cuando estaba terminando la serie regular pudieron completar el equipo y arrancaron a elevar el rendimiento. Tienen mucho talento individual y eso es muy importante. Además, como locales son fuertes y eso es clave para una final. Con el equipo completo, son muy fuertes”, dijo Baralle sobre el rendimiento de Instituto.

Franco Baralle, a los 23 años es uno de los bases de Quimsa
Franco Baralle, a los 23 años es uno de los bases de Quimsa


Franco Baralle, a los 23 años es uno de los bases de Quimsa

Y Gallizzi, cuando tomó la palabra, comenzó con una sonrisa porque “coincido en todo lo que dice Franco sobre nosotros”. Está claro que cada uno sabe muy bien el poder que tiene el equipo que tendrá enfrente: “Quimsa fue de menor a mayor. Tienen muy buenos jugadores que fueron encontrando regularidad y por eso estuvieron casi toda la temporada primeros. Llegan muy bien a la final y tomaron muy rápido la dinámica del entrenador. Tiene una buena química, juegan bien, por eso la serie creo que va a ser muy dura. Incluso, en uno de los partidos que los enfrentamos, nos sacaron afuera de la cancha, nos ganaron muy cómodos. Es un equipo al que si le dejás espacio, en uno o dos minutos te liquidan”.

-Si fuesen los entrenadores, ¿qué indicarían que se debe hacer para frenar a Baralle y a Gallizzi?

Gallizzi -Uh, ¿cómo paramos a Franco? Es muy difícil. Bueno, les diría a mis jugadores que no lo dejen hacer nada, que no tire, que no penetre, que no reciba la pelota... Es muy complicado de leer. La otra sería que yo lo defienda, pero me va a pasar muy rápido. La verdad es que hay que elegir muy bien el veneno para frenarlo a Franco, porque creció mucho como jugador y es un estandarte de Quimsa.

Baralle -Gracias Taya por semejantes palabras. Menos mal que soy enano, porque si me tengo que fajar con él debajo del aro... Pfff. Mejor que se den duro con Eric [Anderson]. Es de los mejores pivote de la Liga. El cruce que tenga con Eric va a ser un duelo muy atrapante, me parece que se van a limitar por detalles. No quiero dar las claves para que no tome nota... jajajaja La verdad que Taya es un jugador muy agresivo, muy fuerte, que tenemos que limitar en las caídas, que no gane posición en la zona, porque cuando tiene un pie adentro de la pintura saca mucha ventaja. De los jugadores que tenemos creo que Anderson es el único que puede bancarlo.

Serán rivales este martes, pero supieron ser compañeros, porque los dos formaron parte de las últimas convocatorias de la selección de la Argentina. Allí comenzaron a conocerse, compartieron una comida que todavía los acercó más y desde allí que la buena onda entre ellos se estableció.

“La primera vez que fui a la selección no pude compartir mucho, porque Taya dio positivo de Covid. La segunda fue cuando viajamos a Colombia y lo conocí más. Justo comimos en la misma mesa y tuvimos una muy linda charla. Aproveché para conocerlo, Taya tiene la experiencia de los Panamericanos y de ser subcampeón del mundo. Traté aprender de todos en la selección, porque esos son momentos únicos”.

Tayavek Galizzi, es dominante debajo de los tableros paraInstituto
Leandro Bustamante Gomez


Tayavek Galizzi, es dominante debajo de los tableros paraInstituto (Leandro Bustamante Gomez/)

Gallizzi, con más experiencia y después de estar horas y horas entrenando con Luis Scola, siente una especial atracción por la selección y hasta confiesa que cuando piensan en convocatorias y compromisos le “agarran ataques de ansiedad y me pongo tembloroso”. Y cuando habla de lo que sucede hoy con el equipo nacional, hace hincapié en las oportunidades que hoy tienen los jugadores del orden local: “A todos los jugadores que van pasando por la selección los sigo, estoy al tanto de cómo les va. Me gusta hacer eso, porque cuando pasás por ahí te deja una marca. Y con Franco fue genial compartir y está buenísimo que jugadores de la Liga Nacional puedan integrar la selección de la Argentina. En algún momento fuimos pocos los de la Liga, pero ahora es diferente. Eso quiere decir, más allá de las limitaciones económicas para las convocatorias, que la evolución de los jugadores del torneo local es buena. Y cuando hay una ventana internacional se puede demostrar ese crecimiento de los que estamos en la Liga”.

-¿Qué tiene que hacer cada uno de sus equipos para ganar la Liga?

Gallizzi - Arrancá vos Franco, así yo aprovecho y tomo nota

Baralle - Cuando corta Taya va directo a la práctica y cuenta todo lo que digo. Le doy las claves, así no se puede.

Gallizzi -Quedate tranquilo que cuando me toca hablar a mí corto la charla. Jajajaja.

Baralle -Necesitamos hacernos fuertes en la defensa, limitarlos y no dejarlos tener un goleo alto. Ofensivamente son de los mejores equipos de la Liga. Tenemos que minimizar los errores, porque hay mucho estudio por cada staff técnico. El que se equivoque menos va a tener más chances. Necesitamos defender y correr para hacer goles fáciles, porque al estar todo tan estudiado va a ser difícil encontrar vías de gol tan claras.

Franco Baralle, es un base intenso, con puntos en las manos y muy agresivo hacia el aro
Franco Baralle, es un base intenso, con puntos en las manos y muy agresivo hacia el aro


Franco Baralle, es un base intenso, con puntos en las manos y muy agresivo hacia el aro

Gallizzi -Sufrimos mucho la serie con San Martín, se vieron muchos errores y a la vez eso nos permitió entender que si modificamos esas cosas podíamos ganar. Esa serie nos mostró el camino. Tenemos que hacer una defensa muy agresiva, intensa y que no encuentren goles fáciles. Me parece que una de nuestras grandes virtudes es que no dependemos de un jugador. Todos sabemos qué debemos hacer para que todo funcione.

Se relajan, se desafían, se prestan al juego. Hay una final por delante, los dos quieren entrar en la historia de la Liga Nacional. Pero antes de terminar con la charla, se dejan las últimas advertencias

Gallizzi -Cuidate en las cortinas Franco.

Baralle -Y vos en los chequeos.

Las carcajadas dominan la escena. Este martes Quimsa e Instituto van por todo. Gallizzi y Baralle, serán los protagonistas, pero por un rato se permitieron jugar un rato antes de tiempo.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.