Liga Nacional: Instituto de Córdoba, el “club de fútbol” que se quiere acostumbrar a ganar en básquet

·6  min de lectura
El plantel del campeón, Instituto de Córdoba
El plantel del campeón, Instituto de Córdoba - Créditos: @Matias Garcia / Liga Nacional

SANTIAGO DEL ESTERO.- Lo que se espera de una final en cualquier deporte, para cualquier aficionado, pasa por el dramatismo, la emoción y la paridad. A la Liga Nacional de Básquet no le faltó ninguno de esos condimentos para que se definiera al ganador: Instituto de Córdoba se convirtió en el nuevo campeón del básquetbol argentino. La Gloria derrotó a Quimsa de Santiago del Estero por 85 a 84 en el quinto y último punto de la serie al mejor de cinco juegos y se quedó con la final por 3 a 2, en el duelo disputado en el estadio Ciudad de Santiago del Estero, colmado por más de 5000 hinchas locales que se quedaron en silencio por la conquista del equipo dirigido por Lucas Victoriano en los últimos segundos. De este modo, escribe su nombre en las páginas gloriosas de la Liga Nacional por primera vez en la historia. Todo, acompañado de un proceso que lleva 10 años y en el que el horizonte tiene objetivos claros de la mano de un presidente muy joven que viene del básquet, pero que no se olvida de que la raíz de Instituto está en el fútbol, con grandes ídolos que vistieron la camiseta de la selección argentina y se consagraron campeones del mundo.

El final del partido se vivió a puro nerviosismo, tanto de los hinchas en las tribunas como de los jugadores. Martín Cuello, elegido como MVP en en último choque de la definición, encestó los dos simples claves a 2.4 segundos del final para enmudecer a todo el estadio. La última bola, en manos del local, no encontró destino. La chicharra sonó y todo fue algarabía para los cordobeses en el rectángulo de juego. El alero, de 29 años, brilló en la noche santiagueña: 21 puntos, seis rebotes y una valoración de 23 unidades. Pero además, se quedó con la distinción al mejor jugador de las finales: “Es un premio a lo individual, pero no más que eso, mi objetivo principal era competir para llegar a una final con este club que tanto lo viene buscando y sobre todo ganar un título”, expresó Cuello a LA NACION, con una de las redes de trofeo colgando en su cuello.

Pero quien guio a este equipo y con menos de un año de trabajo al mando de el primer equipo tiene un nombre y apellido: Lucas Victoriano. El exbase del seleccionado nacional anoche se transformó en el primero de todos en consagrarse campeón como jugador (con Olimpia de Venado Tuerto en la 1995-1996) y como entrenador. Luego del partido y con los ojos brillosos producto de la emoción, expuso ante LA NACION las claves de esta consagración: “Nunca claudicamos, un mes antes de que se iniciasen los playoffs estábamos en el puesto 11 de la temporada regular y hoy somos campeones. Hemos tenido momentos muy difíciles y seguimos creyendo, trabajamos muy bien desde el primer día, sin excusas y hoy no cambiamos nuestra forma, cumplimos con lo que hicimos en ataque y en defensa y verle la cara de felicidad a los jugadores es lo máximo”. Victoriano perteneció a la Generación Dorada y fue el primero de todos los que integraron aquellos grandes equipos de la selección argentina.

Lucas Victoriano, entrenador de Instituto
Lucas Victoriano, entrenador de Instituto - Créditos: @Matias Garcia / Liga Nacional


Lucas Victoriano, entrenador de Instituto (Matias Garcia / Liga Nacional/)

Em cuanto a lo vibrante que fueron las finales, tanto Cuello como Victoriano, coincidieron en que Instituto debió hacer el doble de esfuerzo para poder sobrepasar a Quimsa, un equipo con mayor presupuesto, más extranjeros y de calidad, y que contó con la ventaja de la localía. El MVP, sobre esto, dijo: “Éramos dos equipos distintos, nosotros sufrimos muchas adversidades, en varias ocasiones no completamos el plantel y [contamos] con un solo extranjero [Antoni Vicens, español]. Y haberlo ganado acá y en un quito juego se hace mucho más consagratorio. El entrenador, por su parte, tuvo una mirada similar: “No eramos favoritos, Quimsa se preparó de otra manera para jugar esto, con más extranjeros que nosotros y de muchísimo nivel, también con muy buenos nacionales y un gran cuerpo técnico, pero nosotros con nuestras virtudes, las supimos poner en la cancha y pudimos ganar dos partidos acá, que es dificilísimo, para llevarnos esto. Estoy muy contento por todo lo que hicieron mis jugadores”.

Matías Cuello, MVP de la final de la Liga
Matías Cuello, MVP de la final de la Liga - Créditos: @Matias Garcia / Liga Nacional


Matías Cuello, MVP de la final de la Liga (Matias Garcia / Liga Nacional/)

Juan Manuel Cavagliatto es el presidente de Instituto Atlético Central Córdoba y fue quien le entregó el trofeo a sus jugadores en la premiación. Este dirigente tiene 35 años y llegó al club desde Alta Córdoba para apoyar al básquet hace una década. Anoche, alcanzó el gran objetivo como máximo titular de la institución: “A esto lo buscamos hace mucho con trabajo, con constancia, con sacrificio, con gestión”, dijo entre medio de los gritos de festejos. “Esto un sueño para un grupo de locos que hace un poco más de diez años tomamos el básquet de Instituto casi en la liga local de Córdoba y hoy lo pusimos en lo más alto del básquetbol argentino, pero ahora vamos por más”.

Desde la llegada de Cavagliatto al básquet del club, La Gloria fue campeón de la Liga Cordobesa en 2011; ascendió al TNA en 2012; fue finalista de esa categoría en 2014. En 2015 ascendió a la Liga Nacional A; en 2017 llegó a la definición del Súper 20; en 2018 fue finalista de la Liga Sudamericana y semifinalista de la Liga Nacional; al año siguiente disputó las finales de la Liga. En 2020 fue semifinalista de la Champions League Americas; en 2021 obtuvo el Súper 20 y finalmente se coronó campeón en la Liga Nacional 2022. Un poco más de una década donde se vio reflejado un proyecto que, según su presidente, no tiene fecha de vencimiento.

Todos con la copa. Instituto es el nuevo campeón de la Liga Nacional
Todos con la copa. Instituto es el nuevo campeón de la Liga Nacional - Créditos: @ Matias Garcia / Liga Nacional


Todos con la copa. Instituto es el nuevo campeón de la Liga Nacional ( Matias Garcia / Liga Nacional /)

Pero claro, Instituto tradicionalmente lleva en su historia una carta de presentación relacionada al fútbol. Actualmente disputa en la B Nacional desde el año 2006 y no puede regresar a primera división. Jugadores como Mario Kempes, Osvaldo Ardiles (ambos campeones del mundo en el 78 con Argentina) y Paulo Dybala, entre otros, son algunos de los ídolos que tiene La Gloria; es por esto que Cavagliatto sabe dónde está parado: “Instituto es un club reconocido por el fútbol en toda la argentina, pero esto es un sueño porque yo vengo del básquet. Ahora que soy presidente del club estamos trabajando por igual para lograr los mismos éxitos”. expresó.

Instituto se convirtió en el ganador número 16 de la historia del básquetbol argentino. El equipo cordobés se sumó a San Andrés, Atenas, Ferro, Peñarol, Olimpia de Venado Tuerto, Boca, GEPU de San Luis, Estudiantes de Olavarría, Independiente de Pico, Ben Hur, Gimnasia de Comodoro Rivadavia, Libertad, Regatas de Corrientes, Quimsa y San Lorenzo. Lucas Victoriano, a su vez, se consagró campeón de la Liga como entrenador, luego de hacerlo en la temporada 1995-1996 como jugador de Olimpia, de Venado Tuerto.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.