Liga de España: Jorge Sampaoli explota de furia por una derrota en el final que deja a Sevilla en los puestos de abajo

Sampaoli, tensionado durante el partido de Sevilla en Girona
Sampaoli, tensionado durante el partido de Sevilla en Girona

Jorge Sampaoli fue contratado hace poco más de dos meses por Sevilla para provocar una reacción en el que equipo que se demora. El repunte es discontinuo: a una señal interesante le siguen un par de pasos en falso. Mientras tanto, la amenaza del descenso sigue ahí, latente.

Tras la derrota por 2-1 ante Girona por la 16a fecha de la Liga de España, Sevilla puede quedar entre los tres últimos -los que perderían la categoría- si este domingo Cádiz empata con Elche -colista, con solo 4 puntos en 16 fechas- o si Espanyol le gana a Getafe.

El resumen de Girona 2 - Sevilla 1

La caída del conjunto andaluz fue más dolorosa por el momento y la circunstancia. A tres minutos del final, cuando el arquero marroquí Bono -una de las figuras del Mundial- salió jugando con un pase con el pie al zaguero Nianzou Kouassi, que había puesto el 1-0 en el primer tiempo con un cabezazo. Presionado por Valery Fernández, el defensor francés, que llegó desde Bayern Munich a cambio de 16 millones de euros, perdió la pelota, que le llegó al venezolano Yangel Herrera, autor del 2-1 con una exquisita emboquillada por encima de Bono.

El error defensivo provocó la explosión de Sampaoli. Volvió al banco de los suplentes hecho una furia. A los gritos, pateó algo, después alzó y revoleó un recipiente. Se lo llevaba el demonio. En un momento se sentó y vio la jugada que un asistente del cuerpo técnico le mostraba en una tableta. Las imágenes lejos estuvieron de tranquilizarlo. Ajustándose el gorro de lana se puso a caminar sin que se le pasara el fastidio.

La furia de Sampaoli

En la conferencia de prensa, el exentrenador del seleccionado argentino reivindicó el estilo de arriesgar en la salida desde el arco: “Fue el partido en el que mejor y con más claridad salimos con la pelota. Focalizar la derrota en esa circunstancia colectiva me parece injusto. Perdimos un partido que pudimos ganar cuando el equipo mejor estaba; el rival solamente aprovechó un mínimo error. Que se pierda por la crueldad de un error puntual hace que se piense que fue por la idea, pero no es así.”

La hinchada de Sevilla es una de las más seguidoras y pasionales de España. Consultado sobre qué mensaje tenía para la afición, Sampaoli respondió: “No sé. Hay dolor, angustia... Nosotros estamos para mejorar el desenvolvimiento del equipo, para que logre salir de esta incomodidad y lo seguiremos haciendo con el mayor de nuestro convencimiento”. Diez días atrás, Sampaoli fue expulsado por el polémico árbitro Mateu Lahoz en la goleada 5-0 de Sevilla a Linares por la Copa del Rey.

El desconsuelo de Bono y Rakitic tras el error que facilitó el gol de la victoria de Girona
El desconsuelo de Bono y Rakitic tras el error que facilitó el gol de la victoria de Girona

Fue titular Marcos Acuña, que hace unos días expresó que los dirigentes del club habían dicho “muchas mentiras” sobre su lesión antes del Mundial. Se sintió entristecido y sin apoyo por las sospechas de que se estuviera cuidando para disputar el Mundial. Ante Girona, el “Huevo” fue amonestado, fue desbordado por su sector en un par de avances, pero en una proyección dejó cerca del gol a Rafa Mir. Gonzalo Montiel ingresó a los 20 minutos de la segunda etapa, al igual que Erik Lamela. Girona había empatado al comienzo del segundo período, con un gol del uruguayo Christian Stuani.

Sevilla enfrentará el próximo martes a La Coruña por los octavos de final de la Copa del Rey, pero su foco está puesto en aliviar su apremiante situación en la Liga. Y para ello, le esperan dos partidos contra rivales también comprometidos por el descenso (Cádiz y Elche) y luego uno contra el actual puntero (Barcelona).