Leyendas que se han bañado de gloria en el Hermanos Rodríguez

CIUDAD DE MÉXICO, octubre 30 (EL UNIVERSAL).- Durante seis décadas, con todo y las prolongadas pausas que ha sufrido, la pista del Autódromo Hermanos Rodríguez ha visto triunfar a algunas de las más grandes leyendas en la historia de la máxima categoría.

Jim Clark, Alain Prost, Ayrton Senna, Nigel Mansell, Lewis Hamilton y Max Verstappen, integran la lista de la burguesía que ha levantado el trofeo de campeón en la Magdalena Mixhuca.

El británico Clark fue el primero en hacerlo. Es cierto que compartió con su paisano Trevor Taylor la victoria en la edición de 1962, esa que no fue parte del calendario oficial, pero después enseñó que se adaptó como nadie al asfalto del AHR durante la primera etapa del Gran Premio de México.

Vio la bandera a cuadros en 1963, porque el destino y su pericia se encapricharon en que fuera el primer ganador en la Ciudad de México, y repitió el gozo del éxito en 1967. Las tres veces fue a bordo de un Lotus que enamoraba a los aficionados mexicanos que asistían a una competencia que —durante esa época— fue ganada por el también británico Graham Hill (1968).

La segunda era inició en 1986, acompañada de grandes estrellas como Prost, Senna y Mansell, quienes dominaron la máxima categoría durante esa década y la de los 90.

Es cierto que el británico Mansell se impuso en las ediciones de 1987 y 1992 (a bordo de un Williams), pero la legendaria batalla que sostenían en cada prueba el francés Prost y el brasileño Senna era un verdadero imán de taquilla... Y ambos lo demostraron sobre la pista del Autódromo Hermanos Rodríguez.

Entre ambos se repartieron los triunfos entre 1988 y 1990 (dos para el galo y uno del sudamericano). El primero de Prost llegó como parte de McLaren, cuando era coequipero —y franco adversario— de Senna.

Ayrton se impuso en 1989, con un espectacular cierre, y emparejó a un éxito el duelo personal, pero el europeo se lo llevó para siempre con su victoria en 1990, ya como parte de Ferrari.

La actual etapa en el Gran Premio, iniciada en 2015, tiene a Hamilton y Verstappen como principales protagonistas.

El siete veces campeón del mundo se llevó la victoria en las ediciones 2016 y 2019, aunque el neerlandés ya es el piloto con más victorias oficiales en la historia del Gran Premio de México, al ver la bandera a cuadros en 2017, 2018 y 2021.

Ambos han unido sus nombres a una pléyade de pilotos que ha hecho todavía más histórico a un circuito que no pierde vigencia en la máxima categoría, pese a ya ser un sesentón.