La lesión de LeBron James preocupa a Los Angeles Lakers, que aplican el “enfoque maratón”

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·4  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
LeBron James está bajo la lupa por sus lesiones
LeBron James está bajo la lupa por sus lesiones

“No iba a volver al ciento por ciento. Es imposible. No voy a volver a estar al cien por cien en lo que reste de mi carrera”. Una frase que dejó sin aliento a los fanáticos, pero que puso en contexto lo que le sucedía en su cuerpo y lo que le invadía su cabeza. Y las primeras señales de esa afirmación del Rey, llegaron este arranque de temporada. LeBron James no estuvo estar en el juego ante San Antonio Spurs, por problemas en un tobillo, esta noche ante Oklahoma City Thunder está en duda, pero esta dolencia es apenas un detalle, lo que inquiera en Los Angeles Lakers es que su máxima figura no pueda encontrar su plenitud física en toda la temporada y que las lesiones vuelvan a sacarlos de la ruta hacia el anillo.

En la temporada pasada LeBron se perdió 17 juegos y Anthony Davis, 36. Eso los obligó a jugar un play-in y dinamitó las posibilidades de pelear por el anillo. El temor a que se repita la historia hizo que la noticia tuviera mayor resonancia de lo que tal vez merezca.

Es cierto que está amaneciendo en la competencia. Son 82 juegos de serie regular. Volverán los equipos a recorrer los mismos y conocidos caminos. Y eso, en definitiva, con la misma carga de viajes y de back to back (juegos en días consecutivos) es lo que más intranquiliza a la franquicia de California. Es toda una tarea de ingeniería dosificar esfuerzos para poder cuidar a las joyas y que lleguen plenos a los playoffs. La mayoría de sus estrellas están por encima de los 33 años y esa particularidad es parte del asunto.

Anthony Davis escucha a LeBron James, que estaba fuera del juego, en San Antonio,
Ronald Cortes


Anthony Davis escucha a LeBron James, que estaba fuera del juego, en San Antonio, (Ronald Cortes/)

Nuevamente el tobillo derecho es su tormento . LeBron sufrió su lesión el domingo último cuando los Lakers se enfrentaron a Memphis y si bien el propio The King había dicho que sólo había quedado en un susto, su molestia fue en aumento y se quedó afuera del juego en San Antonio. Según los reportes, los Lakers habrían optado por darle un día de descanso para que pudiera estar listo para el duelo de este miércoles ante Oklahoma City Thunder, sin embargo, es uno de los jugadores en observación junto con Anthony Davis (problemas en una rodilla), para este duelo. La idea de detener la marcha de LeBron es para evitar que la lesión se agravara debido a que es en el mismo tobillo que lo volvió loco la temporada pasada.

“ Lo primero que pensé para mí mismo fue: ‘Otra vez no’ . Porque obviamente fue casi similar, pero no el mismo tipo de molestia. Un tipo se cayó en mi pierna [Desmond Bane] y no hay nada que pueda hacer al respecto y no pude sacar mi pierna a tiempo”, dijo LeBron en la conferencia cuando término el encuentro ante los Grizzlies.

La alarma se encendió en Los Angeles, porque una lesión en el tobillo derecho lo obligó a LeBron a perderse 26 partidos consecutivos en la última temporada . Antes, en la 2018-2019, tuvo que lidiar con otra lesión en la ingle, lo que lo dejó sin acción por 17 encuentros en fila. “El mismo tobillo. Lugar diferente. Lesión diferente”, dijo el entrenador Frank Vogel .

“No juego pensando en las lesiones. Y también me siento peor cuando juego menos minutos”, fueron las palabras de The King antes del comienzo oficial de la temporada, antes del partido con Golden State Warriors. La realidad parece ponerlo en una encrucijada, porque está claro que deberá dosificar sus minutos: “ La verdad es que no quiero que juegue 82 partidos. Pero no vamos a prescribir una cantidad de noches libres, es imposible determinarlo . Si se queda en el banco demasiado tiempo y se enfría, es peor para él regresar a cancha. Lo afrontaremos como venga a lo largo del año”, dijo Vogel.

Los 36 años de LeBron James implican una maduración diferente para la estrella de los Lakers. Y si bien quiere estar siempre y no perder ritmo, su discurso comenzó a tomar otro rumbo y prefiere saber elegir cómo y cuándo enfocar su energía: “ Tengo que escuchar a mi cuerpo, y él me dirá en el lugar en donde estoy. Tenemos que ser inteligentes, estamos en una maratón como equipo y lo entendemos . Escucharé a todos... A mi cuerpo, al staff, a Frank (Vogel), incluso a mis compañeros, y veremos cómo va”, dijo LeBron.

Por el momento, los cuidados serán muy celosos. Cada juego pondrá a LeBron James bajo una lupa. “El enfoque maratón”, para The King está en marcha en Los Angeles Lakers.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.