Leones: un grupo que está contra las cuerdas y un dato alentador de los Juegos de Río 2016

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·4  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
Hockey Tokio 2020 :  Argtentina vs India
LA NACION/Santiago Filipuzzi

TOKIO.- Estos Leones tienen poco que ver con los campeones olímpicos de Río 2016, reconocido por los propios jugadores. Pasaron cinco años de la gesta de aquellos Juegos, mucho tiempo. Varios nombres importantes quedaron el camino y, por si fuera poco, los estragos de la pandemia provocaron que esta selección tuviera que convivir ahora con los desajustes y los apagones momentáneos. Todos síntomas que se vieron en la derrota por 3 a 1 frente a la India, resultado que hundió al conjunto nacional al quinto puesto.

El equipo de Mariano Ronconi quedó contra las cuerdas a falta de una fecha para la definición del Grupo B y solo le resta una bala: deberá superar a Nueva Zelanda este viernes (7 de nuestro país) para depender de sí mismo y avanzar a los cuartos de final. Pero también jugará con otros resultados, ya que Australia (12 puntos) es el gran favorito en un duelo previo de la zona ante España (4). Si los ibéricos pierden ante los australianos, la selección nacional puede permitirse empatar con Nueva Zelanda y ambos se clasificarán a los cuartos de final con cinco unidades. Después, otra cuestión será descubrir qué actitud tomarán ambos conjuntos y en qué medida arriesgarán, si es que arrancan el encuentro sabiendo que una igualdad les asegura automáticamente el pasaje.

Matías Rey y el lamento tras uno de los goles de la India
LA NACION/Santiago Filipuzzi


Matías Rey y el lamento tras uno de los goles de la India (LA NACION/Santiago Filipuzzi/)

El escenario de la Argentina venía oscureciéndose tras la goleada que recibió de Australia (5-2), pero ahora volvió a perder el control de la situación frente a la India, más allá del empate momentáneo de Maico Casella y un chance de córner corto para ponerse en ventaja 2-1. Igualmente, no hay que perder de vista un detalle, que hasta puede ser un dato alentador: aquel campeón olímpico también definió el pase en la última fecha de la zona: se necesitaba al menos un empate contra Irlanda y se obtuvo un ajustado triunfo por 3-2, para concluir terceros en el grupo. Luego, llegaría el cruce con España y el camino directo a la gloria.

“No hay que olvidarnos de esa obligación que teníamos en Río 2016 contra los irlandeses. En realidad, en ningún Mundial o Juegos Olímpicos llegás cómodo a la definición de la zona. Estamos en una situación parecida de puntos y es en esta clase de partidos decisivos donde se ve cómo responde equipo”, avisa Pedro Ibarra.

Se observa una tendencia clara en el certamen: salen airosos aquellos equipos que aceleran cuando van ganando y encaminan la victoria sin dar margen de recuperación al rival. En cambio, la Argentina no pudo cerrar los triunfos parciales ante España y Australia y dejó pasar la chance de los tres puntos. “Si no marcás las pocas que tenés, después lo pagás. Por eso se están despegando Australia y Bélgica”, menciona el capitán.

Pedro Ibarra, el capitán de los Leones que recordó la obligación de al menos empatar por Irlanda para llegar a los cruces decisivos de Río 2016
LA NACION/Santiago Filipuzzi


Pedro Ibarra, el capitán de los Leones que recordó la obligación de al menos empatar por Irlanda para llegar a los cruces decisivos de Río 2016 (LA NACION/Santiago Filipuzzi/)

El jugador trazó un paralelo con aquellos campeones y estos que buscan defender el oro de Río 2016 a cualquier costo. “Es difícil comparar un equipo con otro, porque aquel jugaba ya de memoria tres años antes de los Juegos de Brasil y con los mismos nombres. Ahora es diferente, ya que llegamos al torneo sin saber siquiera cómo íbamos a jugar por la falta de rodaje, así que fuimos armando el equipo en la misma zona. Tenemos que ser más efectivos y aumentar la solidez defensiva. Y ante Nueva Zelanda debemos ganar sí o sí. Si no, no lo merecemos”.

Una vez más, como sucedió tras el duro traspié ante Australia: mientras que los números sigan dejando al equipo con chances de clasificarse, es cuestión de procesar la incertidumbre y pensar para adelante. “No nos quejamos ni nos sorprendemos, es una realidad que tenemos que aceptar y llevarla”, apunta Ibarra. Y el Mariano Ronconi insiste con la idea de afinar la posesión: “Seguimos dependiendo de nosotros y hay cosas para mejorar. Hablamos bastante con los chicos y ellos además se autogestionan, pero el problema no tiene que ver con lo anímico, sino con la falta de preparación. ¿Cómo es Nueva Zelanda? Intenta jugar agresivo como Australia, así que la idea no es proponer un ida y vuelta, sino tener nosotros el protagonismo”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.