Leonel Maciel, a punto de jugar el Mundial de handball: el arte de poner la cara por los Gladiadores en el puesto más difícil de todos

Leonel Maciel, el arquero argentino que viene de ser figura en Barcelona y jugará su último Mundial de handball, a los 34 años.
Leonel Maciel, el arquero argentino que viene de ser figura en Barcelona y jugará su último Mundial de handball, a los 34 años. - Créditos: @Dean Mouhtaropoulos

¿Cómo se vive cuando constantemente a uno le rematan desde 4 metros a 100 kilómetros por hora un balón de cuero de casi medio kilo? “Pelotazos nos comimos toda la vida”, reconoce Leonel Maciel, arquero de la selección argentina de handball, a horas de debutar en el Mundial que se juega desde este viernes en Polonia y Suecia. Nació el 4 de enero de 1989 en la Ciudad de Buenos Aires y lo bautizaron Leonel Sergio Carlos, pero le dicen Leo. Asegura que en el handball suele haber mucha nobleza y no te tiran la pelota a la cara, pero, por las dudas, “te acostumbras de chico a no quitar la cabeza”.

Es que, durante el partido, todo su ser se contorsiona con un solo motivo, que esa esfera de 19 centímetros de diámetro (la de fútbol tiene 22), no transite a través de los tres postes que protege como el can Cerbero. Aunque le disparen a la cara. De todas formas, y quizá previendo que no todos los jugadores del mundo ostentan la gran nobleza que defiende Maciel, la Federación Internacional, desde el año pasado, penaliza con 2 minutos fuera de la cancha a quien arroje la pelota a la cara del arquero.

Por encima de cualquier detalle reglamentario, Leo llega al Mundial luego de cerrar, tal vez, el mejor año de su carrera. Inscribió su nombre en la Champions League europea al ganarla por Barcelona –el segundo argentino en obtenerla, luego de Diego Simonet–, fue medalla dorada con la selección en los Juegos Odesur y ganó su segundo Olimpia de Plata. “Bueno, no me gusta ser tajante en que fue mi mejor año”, relativiza Leo, en una charla para LA NACION. “Sí fue un gran año, que voy a recordar mucho en mi carrera, pero ya estoy enfocado en lo que viene”.

Festeja una atajada Maciel, el experimentado arquero del seleccionado argentino que comienza un nuevo sueño mundialista en Suecia-Polonia 2023.
Festeja una atajada Maciel, el experimentado arquero del seleccionado argentino que comienza un nuevo sueño mundialista en Suecia-Polonia 2023. - Créditos: @DeFodi Images

No mira para atrás Maciel: “Es grosísimo lo que me pasó y estoy feliz, pero hay un montón de desafíos para este año”. Dentro de “lo que me pasó”, se incluye ocupar el puesto en el club más codiciado por un arquero de handball, al menos a nivel clubes, el de Barcelona. Para ponerlo en perspectiva, el equipo de balonmano (como lo llaman en España), hoy es más contundente y victorioso de lo que fue el de fútbol en la era dorada de Messi.

En un pase que duraría una temporada (de agosto del 2021 a junio del 2022), fue suplente del, dicen varios, mejor arquero del mundo, Gonzalo Pérez de Vargas. Y estuvo a la altura. Mejoró, incluso, sus porcentajes de atajadas con respecto a su anterior equipo, el español Rebi Balonmano Cuenca, en el que atajó cuatro años.

“Bueno, ayudado por el poderío defensivo de Barca”, relativiza Leo, que jugó, principalmente, en la liga española, pero que también entró y cumplió en la Champions. Y se llevó la experiencia de defender el arco junto con Pérez de Vargas: “De Gonzalo aprendí cómo ataja bajo presión, manteniendo la humildad a pesar de su mentalidad ganadora, pero siempre trabajando”.

Leo Maciel, el mejor arquero del cuadrangular jugado en España como preparación para la Copa del Mundo, en el que Argentina resultó tercera.
Leo Maciel, el mejor arquero del cuadrangular jugado en España como preparación para la Copa del Mundo, en el que Argentina resultó tercera. - Créditos: @Twitter @CAHandball

Esa experiencia estaba pactada a un año y, ahora, su carrera continuará en Sporting Lisboa, uno de los clubes más laureados de la primera división portuguesa. Pero la camiseta que viste en estos días es la de la selección argentina y acaba de atajar los últimos pelotazos antes del Mundial.

Los Gladiadores disputaron un cuadrangular en España. La Argentina obtuvo una victoria ante Bahréin y dos derrotas frente a Rumania y los locales. “Para nosotros es muy importante tener estos partidos, contra España mostramos un gran arranque. Somos admiradores de su juego, ya que son muy buenos tácticamente y podemos copiar cosas, debido a que tienen un biotipo muy parecido al nuestro”, afirma Leo, sobre el último amistoso jugado. Ahora sí, el Mundial, su cuarto Mundial.

“Cuarto ya, pasa el tiempo. Cada uno es un poco distinto, personalmente me siento bien, creo que crecí en experiencia y espero aportar desde ahí. El Mundial es un torneo corto y jugar con la selección es muy emocionante. Eso puede jugar en contra, antes teníamos referentes que nos guiaban y ahora empieza a caer un poco en nosotros esa responsabilidad”, reconoce Leo.

Leo entre dos piezas importantes del seleccionado argentino de handball: el ascendente Pedro Martínez Cami y el estelar Diego "Chino" Simonet.
Leo entre dos piezas importantes del seleccionado argentino de handball: el ascendente Pedro Martínez Cami y el estelar Diego "Chino" Simonet. - Créditos: @Twitter @CAHandball

Sobre una mirada siempre amable, su frente se empieza a extender, quizá producto de más de un lanzamiento con destino de gol desviado con la cabeza, tal vez por ese paso del tiempo que lo posicionó, a sus 34 años, como uno de los referentes de los Gladiadores.

Así ve al equipo frente al Mundial de Polonia y Suecia: “Llegamos con más experiencia. Hay muchos chicos en gran nivel y también les veo mucha ambición”. Debutarán este viernes, a las 14 de la Argentina, por el grupo F, frente a Países Bajos –recibió una Wild Card de parte de la IHF–; el domingo, se cruzarán con Noruega –2º en los mundiales 2017 y 2019–, y cerrarán la etapa de grupos ante Macedonia del Norte el martes.

“Siempre consideré que los mundiales son muy importantes para que nosotros crezcamos”, asegura Leo, en contrapartida a los Panamericanos, el otro gran torneo del año, “aunque una medalla es casi una utopía, acá te medís con los mejores del mundo”.

Así llega Leonel Sergio Carlos al Mundial, como referente, a días de ganar su segundo Olimpia de Plata consecutivo. “Nunca me imaginé ganar dos... bueno, ni siquiera uno”, reconoce el chico que empezó a los 16, atajando en el Dorrego Handball.

Leonel Maciel celebra con sus compañeros del seleccionado durante una victoria en el último Mundial, en Egipto 2021; el equipo estuvo muy cerca de meterse entre los mejores ocho del torneo
Leonel Maciel celebra con sus compañeros del seleccionado durante una victoria en el último Mundial, en Egipto 2021; el equipo estuvo muy cerca de meterse entre los mejores ocho del torneo - Créditos: @Pixsell/MB Media

“Si mirás la lista [de los anteriores ganadores] son todos los mejores que conocí. Yo me hice muy de abajo. No salí de una familia del handball, casi que lo descubrí muy tarde. Verme dos veces ahí, es una de las pocas cosas que me hace frenar y pensar todo lo que pasó”.

Todo lo que pasó y todo lo que está por pasar. El arquero, junto con los Gladiadores, buscarán superar la vara, bien alta, del 11° puesto logrado en el Mundial de Egipto 2021, lo mejor del historial argentino. No lo pone nervioso, Leonel también viene de un gran año que quiere superar.

Cómo se desarrolla el Mundial de handball

Desde esta edición, el Mundial de handball tiene otro formato inicial, con ocho zonas de cuatro equipos, en cinco sedes suecas y tres polacas. Así, la Argentina tendrá tres rivales en el grupo F: Países Bajos, Noruega y Macedonia del Norte. Todos los encuentros serán transmitidos por TyC Sports, TyC Sports Play y DSports.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Los tres mejores de cada zona avanzarán a la segunda etapa, en la que se conformarán cuatro grupos de seis equipos. Allí, los dos mejores de cada una avanzarán a los cuartos de final y, a partir de esa instancia, comenzarán los partidos de eliminación directa hasta definir al campeón. Por su parte, las selecciones que no logren acceder a la segunda etapa del torneo, jugarán entre sí para definir los puestos entre el 25 y el 32.

El mejor resultado histórico del seleccionado nacional en una Copa del Mundo fue en Egipto 2021, donde terminó 11°, pero estuvo a un gol de avanzar a la segunda etapa y meterse entre los ocho mejores: igualó en puntos con Qatar en la zona 2, pero los árabes se clasificaron a la siguiente instancia por ganar el enfrentamiento entre ambos por 26 a 25 en el mano a mano definitivo en el que al equipo argentino le alcanzaba con el empate.