Las Leonas: las atajadas clave de Belén Succi que agigantan el sueño en el Mundial de hockey sobre césped

·4  min de lectura
Belén Succi y una atajada estupenda sobre el final del partido
Belén Succi y una atajada estupenda sobre el final del partido - Créditos: @Captura TV

A puro sufrimiento, pero con una sonrisa al fin. Las Leonas avanzaron a las semifinales del Mundial femenino de hockey que se disputa en España y Países Bajos, luego de derrotar a Inglaterra por 1 a 0 en el duelo de los cuartos de final. El único tanto de Argentina lo marcó Victoria Granatto, cuando apenas comenzaba el último cuarto del partido, pero todas las miradas se las robó la arquera: Belén Succi fue la gran protagonista al tapar dos pelotas impresionantes cuando el choque estaba finalizando. Esto le permitió al equipo dirigido por Fernando Ferrara avanzar a la próxima instancia, en la que se medirá ante Alemania.

El Estadio Olímpico de Terrassa recibía un duro partido para Las Leonas. Al equipo le costó abrir el marcador luego de los primeros tres cuartos. En el inicio del último período, Granatto puso el 1 a 0 y luego, todo iba a ser sufrimiento. Es que, en el último minuto apareció la experimentada arquera para sacar un pelotazo de forma estupenda, con su mano izquierda, para mandar la bocha a un costado y ahogarle el grito de gol a la británica Gisselle Ansley.

Pero faltaba una jugada más de peligro en los últimos segundos. Todo comenzó con una excelente jugada de Inglaterra que terminó con un preciso centro desde la derecha hacia el medio de Lily Owsley. La jugadora inglesa Sophie Hamilton frenó la bocha adentro del área y definió con destino de gol, pero Succi se tiró contra un palo y salvó de manera heroica con una de sus rodillas. Enseguida todas sus compañeras fueron a abrazar a Succi, pero hubo que esperar para que se defina el partido debido a que las arbitras debieron observar la jugada en el video-ref, debido a un supuesto toque entre palos.

Las jugadoras de la selección de Argentina celebran el gol de la victoria ante Inglaterra
Las jugadoras de la selección de Argentina celebran el gol de la victoria ante Inglaterra - Créditos: @Enric Fontcuberta

Finalmente la infracción no existió y fue triunfo y pase a semifinales para Argentina. Un cierre de juego impresionante para el equipo de Ferrara y para la guardameta, que ya anunció que está jugando su último torneo grande con la camiseta del seleccionado argentino. Además, una de las imágenes de compañerismo que quedó luego de finalizar el partido fue el gran gesto de Eugenia Trinchinetti. La volante de Las Leonas fue elegida por la organización como la jugadora del partido; sin embargo, le regaló el premio a Succi por haber salvado el arco del equipo en un momento definitorio del partido.

Tras el partido, Succi habló sobre esas jugadas y se refirió a lo que dejó el partido: “Sabía que quedaba poco, les estaba gritando y yo tenía que mirar la pelota, no tenía idea cuánto quedaba, sólo se me cruzó por la cabeza ‘que no entre’. Acá tenés que atajar todo porque queríamos evitar los penales y me tenía fe y sabíamos que teníamos que dejar la vida, pero lo logramos”.

Sobre el sistema de juego defensivo, expresó cuál es su idea como la arquera del equipo: “Las chicas me cargan porque soy una obsesiva del sistema defensivo, cuando volvemos en micro, si nos llegan tres veces, se los hago saber. Esa es mi manera de juego porque me llegan poco y quiero tener los eslabones en orden. En una jugada cometimos un error y es una jugada que en el micro voy a volver hablando”, dijo entre risas.

Las dos atajadas de Succi

En cuando al rival, hizo referencia a lo duro que fue: “Sabíamos que Inglaterra defiende muy bien, tienen una de las mejores arqueras del mundo y un gran sistema defensivo. Quizás de tanto que nos defendieron a la arquera la agarramos descuidada y les metimos el gol en el momento justo, estaban defendiendo impecable”. Además, habló de lo que viene, Alemania, en la semifinal: “No podemos fallar, tienen tres delanteras que saben definir muy bien. Será un partido difícil para nuestro sistema defensivo”, explicó.

Succi, de 36 años, habló sobre este momento especial que atraviesa: “Ahora seguro vuelva llorando, pero antes de venir al mundial hablé con mucha gente por la presión que tenía, hay mucha soledad en el arco y vos dependés de tus 10 compañeras y vos rezando para que la pelota entre en el otro arco. Yo traía mucho estrés, podría haber sido mi último partido. Físicamente puedo pelear por un lugar, pero cuando la cabeza tantos años pelea por ser el uno en un puesto muy individual y en los viajes dejo a mi hijo, creo que le aportaría al equipo desde otro lado. Yo no estoy para encarar dos años más para un Juego Olímpico y por eso les pedí ayuda a mis compañeras para hacer mi mejor versión en este torneo y yo ayudarlas el día de mañana a ellas”, concluyó.

El combinado nacional llegó a semifinales tras finalizar en el primer puesto del Grupo C, con puntaje ideal y un gran desempeño en los tres partidos y por el triunfo obtenido ante la selección británica. En semifinales jugará el próximo sábado desde las 16.30 ante Alemania que dejó en el camino a Nueva Zelanda tras derrotarlas por 1 a 0.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.