Celebration Week: Sin Lionel Messi ni Neymar, PSG visita a Lens y quiere alejarse todavía más de su escolta en la Liga de Francia

Kylian Mbappe, la carta de gol del PSG
Kylian Mbappe, la carta de gol del PSG - Créditos: @JULIEN DE ROSA

La visita del líder París Saint-Germain al segundo clasificado, el Lens, es el partido destacado de la 17ª jornada de la Ligue 1, programado para este domingo a las 16.45 y coincidiendo con el Año Nuevo, con lo que 2023 arrancará a lo grande en el campeonato francés.

La última jornada de 2022, que se cerró el jueves, permitió al PSG ampliar de cinco a siete puntos su ventaja sobre el Lens, por lo que una victoria en su visita al norte del país supondría un golpe importantísimo camino de revalidar el título.

El PSG, que sufrió el miércoles para ganar 2-1 al modesto Estrasburgo con un penal en el descuento final transformado por Kylian Mbappé, no lo tendrá en principio fácil, ante un Lens que es intocable en su estadio Bollaert, donde encadena victoria tras victoria esta temporada.

Además, el equipo parisino acudirá a la cita sin dos piezas de su tridente estelar: Neymar fue expulsado el miércoles y está suspendido, mientras que Lionel Messi sigue de vacaciones tras el título con Argentina en el Mundial. Mbappé se presenta por lo tanto como la gran esperanza para conseguir tres puntos de capital importancia.

La tapa de L’Équipe, con una crítica solapada a Lionel Messi
La tapa de L’Équipe, con una crítica solapada a Lionel Messi

Muy atento a lo que ocurra en ese Lens-PSG estará el Marsella, tercero, que el lunes visita al Montpallier (12º). El Marsella está a cuatro puntos del Lens en la tabla y a once del París Saint-Germain, por lo que no puede fallar si quiere poder pelear por el título.

Partidos ligueros un 1 de enero es una novedad en Francia. La remodelación de los calendarios habituales esta temporada por la disputa en noviembre y diciembre del Mundial de Qatar llevó a organizar esta “Celebration Week”, imitando en cierta medida el “Boxing Day, muy popular en Inglaterra.

Sin embargo, la organización de partidos del campeonato los días 28 y 29 de diciembre, inusual en Francia, no fue bien recibido en ciertos sectores, con protestas de varios grupos de hinchas.