El legendario Anderson Silva asegura que no expone su prestigio ante el YouTuber Jake Paul

·4  min de lectura
Jake Paul, left, and his brother, Logan Paul, right, pose for a photo with Anderson Silva during a news conference Monday, Sept. 12, 2022, in Los Angeles. Jake Paul and Silva are scheduled to fight at a catchweight of 187 pounds on Oct. 29 in Phoenix. (AP Photo/Ashley Landis)
Jake Paul, a la izquierda, y su hermano, Logan Paul, a la derecha, posan para una foto con Anderson Silva durante la conferencia de prensa el lunes 12 de septiembre de 2022, en Los Ángeles. Jake Paul y Silva están programados para pelear en un peso de 187 libras el 29 de octubre en Phoenix. (AP Photo/Ashley Landis) (Ashley Landis / Associated Press)

Si algo tiene de sobra Anderson Silva es el respeto de la mayoría de los atletas en deportes de combate. El brasileño tiene garantizado su nombre con letras de oro en la historia de las artes marciales mixtas, aunque desde su retiro de UFC en 2020 'La Araña' ha tenido aventuras de dudosa calidad en el boxeo de exhibición al derrotar a hombres como Tito Ortiz y Julio César Chávez Jr.

En probablemente su compromiso más difícil a sus 47 años de edad, el excampeón de UFC en peso mediano ahora enfrentará a Jake Paul, un youtuber famoso con récord de 5-0 y 25 años de edad, en las 187 libras.

El lunes en Hollywood, Paul y Silva presentaron su contienda que será transmitida en Pago por Evento el próximo 29 de octubre desde Phoenix, Arizona. En un ambiente de mucho respeto, muy diferente a las conferencias de prensa con los anteriores rivales del YouTuber, Jake y su hermano Logan recrearon una fotografía antigua con Silva en la que en ese entonces los dos jóvenes se tomaron una foto con su ídolo. Antes del careo del lunes, los hermanos posaron con el brasileño para una foto en circunstancias muy diferentes.

“Sé que eres mi fan”, dijo Silva ante la carcajada de la afición que llegó a la conferencia de prensa.

“Yo también soy tu fan”, aclaró el brasileño.

Paul, conocido por sus insultos en cada oración que sale de su boca, mostró respeto hacia su oponente brasileño.

“Recuerdo estar sentado en un sofá viendo a este hombre pelear desde que yo era niño. Pero estoy listo para el reto”, expresó el popular YouTuber.

Algunos consideran que este será el rival más difícil para Paul en su aventura boxística pues antes de eso solamente había enfrentado a peleadores de MMA con escasa experiencia pugilística, así como a un basquetbolista y otro YouTuber. Aunque Silva no es un boxeador al cien por ciento, uno de sus mayores atributos en MMA fue su ofensiva basada en el boxeo.

“No, no pongo en riesgo mi reputación. La pelea es la pelea. Hay una pelea dentro del ring, los dos peleadores tienen el mismo porcentaje de victoria. La gente dice 'no, no es un boxeador real'. Pero cuando te metes dentro del ring, las bromas se terminan. O vas a matar o vas a morir”, expresó Silva a LA Times en Español sobre si ponía en riesgo su nombre en este tipo de peleas.

Silva añadió que esperaba que la gente respetara a su oponente porque representaba una oportunidad para aquellos que quieran hacer cosas diferentes. También, dijo que el hecho de que un veterano estuviera peleando ante un hombre tan joven como Paul representaba algo “increíble en el deporte”.

Paul recalcó que también respetaba mucho a Silva, pero que a la hora del combate, saldría con su sexta victoria en el deporte de paga.

“De todas maneras lo voy a noquear, pero con mucho respeto”, expresó Paul al también señalar que anteriormente había sido muy agresivo con sus antiguos oponentes porque le habían faltado al respeto en las conferencias de prensa, algo muy diferente al brasileño.

Silva, un abuelo a sus 47 años, declaró que Paul no tenía una ventaja importante con la diferencia de 22 años que existe entre ambos.

“La edad es solo un número”, expresó Silva.

Paul aprovechó también para recordarle al presidente de UFC, Dana White, que le debía un millón de dólares de una pelea anterior cuando venció a Ben Askren y dijo que le apostaba hasta cinco millones de que podría vencer a Silva.

"Dana White no pensó que aceptaría esta pelea", dijo Jake hace unos minutos. "Y Dana, sé que estás mirando, hermano. Todavía me debes un millón de dólares de cuando apostaste contra mí con Ben Askren".

Ambos se volverán a ver las caras este martes en Gila River Arena, escenario donde se realizará la contienda, en la segunda y última parada de la gira promocional.

Este artículo fue publicado por primera vez en Los Angeles Times en Español.