LeBron James renovó por dos años con Los Angeles Lakers y será el jugador más rico y más goleador de la historia de la NBA

·5  min de lectura
Agilidad, potencia, talento, liderazgo, vigencia: no por nada LeBron James será el basquetbolista mejor pago de la historia de la NBA y del básquetbol
Agilidad, potencia, talento, liderazgo, vigencia: no por nada LeBron James será el basquetbolista mejor pago de la historia de la NBA y del básquetbol - Créditos: @Doug McSchooler

Si había alguna duda de qué sería del futuro de un LeBron James ya de 37 años, con menos éxito que lo esperado en Los Angeles Lakers, quedó despejada. El Rey redobla la apuesta: acordó una extensión de contrato por dos temporadas y con ello pasará a ser, si nada anormal sucediere, el líder de la historia en dos rubros de la NBA, la mejor liga de básquetbol del mundo.

La temporada que comenzará el próximo 18 de octubre será la última del vínculo actual entre James y Lakers. La renovación, no oficializada pero anunciada por Rich Paul, CEO de la agencia Klutch Sports, que representa a la estrella, será por la 2023/2024, en la que ganará 46.700.000 dólares, y la 2024/2025, en la que cosechará 50.400.000, una suma fabulosa, inédita para un jugador de 39/40 años. Ergo, los 97.100.000 dólares que colectará LeBron en dos campeonatos lo harán el basquetbolista más remunerado de las casi ocho décadas de la National Basketball Association, con 528.992.480 dólares a mediados de 2025, según un cálculo hecho por el periodista Juan Estévez. Como el oriundo de Akron habrá completado entonces 22 temporadas en la elite, habrá percibido a razón de 24.045.112 dólares por certamen. En concepto de salarios, vale aclararlo. No son incluidos otros ingresos.

Fuerza descomunal, eficaz habilidad: 35 grandes acciones de LeBron James

Las otras figuras del top ten de todos los tiempos en cuanto a dinero recibido por contratos meramente deportivos son Kevin Durant (498.688.653 dólares), Stephen Curry (470.090.010), Damian Lillard (449.910.157), Bradley Beal (428.874.362), Chris Paul (419.909.419), Nikola Jokic (419.369.513), Karl-Anthony Towns (406.491.723), Devin Booker (390.756.853) y Joel Embiid (374.516.037), según el conteo elaborado por Estévez basado en datos del sitio Spotrac.com. Todos esos astros están aún en actividad: tal el crecimiento económico en los últimos tiempos por parte de esa maquinaria de espectáculo y marketing que es la NBA.

Había versiones de que El Rey sería agente libre al cabo de la 2022/2023 o bien sería canjeado. Qué va: Los Angeles Lakers, tal vez la franquicia más lucrativa de la NBA, se lo aseguró por un buen tiempo más. Y entonces, si todo va bien, la organización podrá hacerle un gran homenaje en la segunda mitad de enero, o a principios de febrero. No por un inminente retiro, claro, sino por historia y vigencia: a esa altura, si James no se hubiere lesionado y mantuviere su promedio usual de tantos por partido, superará el récord de puntos de todos los tiempos en la liga estadounidense. Está 1325 unidades debajo de otro prócer del juego, Kareem Abdul-Jabbar, que totalizó 38.387. Y como aquel gran ex pivote es otro icono de Lakers (1976-1989 en California), la fiesta será muy púrpura y dorada pero mirada por todo el planeta básquetbol. Lo “local” y endémico vuelto internacional, global.

El Rey seguirá entrenándose en las instalaciones de Los Angeles Lakers durante tres años; tendrá 40 cuando termine su vínculo con la franquicia californiana.
El Rey seguirá entrenándose en las instalaciones de Los Angeles Lakers durante tres años; tendrá 40 cuando termine su vínculo con la franquicia californiana.

James, que suma 37.062 tantos en sus 19 campañas con una media de 27,1 por juego, tiene la tranquilidad de que seguirá contando con su ladero principal, Anthony Davis. El ala-pivote ya firmó para quedarse hasta 2024, y la sola presencia de ambos ya es una buena plataforma de candidatura para una franquicia que en los últimos tiempos, a pesar de las figuras y más allá de su conquista de 2020 (en la burbuja de Florida), consiguió menos resultados que los pretendidos. Existieron muchas lesiones, es cierto, pero también rendimientos por debajo de lo esperado. No por nada hubo cambios en los cuerpos técnicos. Los Angeles Lakers, una de las dos organizaciones más emblemáticas de la NBA, exige llegar lejos en cada torneo.

Torneo que tendrá un par de novedades en la temporada que se avecina, y en la que por ahora no tiene un lugar el argentino Facundo Campazzo, mientras sus agentes intentan ubicarlo en uno de los 30 equipos de la competencia. Seguirá habiendo 82 encuentros por conjunto en la etapa regular –había intenciones de reducir la cantidad–, y un total de 1230 (entre el 18 de octubre y el 9 de abril) en ese tramo, clasificatorio para los playoffs y los play-ins. El calendario fue configurado del manera que los planteles viajarán 5% menos en distancias, lo cual equivale a unos 80.400 kilómetros menos entre todos (casi 2700 menos cada uno). “Hubo un componente de la salud de los jugadores, también la sustentabilidad”, explicó Evan Wasch, miembro de la dependencia que confecciona el calendario, citado por la agencia AP.

Había incertidumbre sobre qué ocurriría con James, entre versiones de que quedaría libre o sería canjeado; Lakers tendrá a su número 6 durante un buen tiempo más.
Había incertidumbre sobre qué ocurriría con James, entre versiones de que quedaría libre o sería canjeado; Lakers tendrá a su número 6 durante un buen tiempo más.

La especial jornada de Navidad, la más nutrida en televisación, volverá a ofrecer cinco encuentros, pero esta vez no habrá ninguno en el día de votación física nacional legislativa en Estados Unidos (martes 8 de noviembre). Los fines de semana serán transmitidos en directo a Europa, Medio Oriente y África nada menos que 45 partidos. Y cuatro países serán sedes de enfrentamientos en este certamen: además de los “regulares” Estados Unidos y Canadá, alojarán acción México, con San Antonio Spurs vs. Miami Heat el 17 de diciembre en su capital, y Francia, con Detroit Pistons vs. Chicago Bulls el 19 de enero en París.

La NBA trae algunos cambios en el campeonato que ya aparece en el horizonte. Pero su astro máximo no cambia: sigue en su hogar actual, muy instalado en Los Ángeles, mientras su hijo Bronny, de 17 años, ya ejecuta jugadas que se viralizan en redes sociales y portales. Lakers sigue siendo dominio de la monarquía James.

La volcada de su hijo Bronny en el básquetbol colegial, admirada por Steph Curry