Largo debate Messi-Cristiano se resolvió

CIUDAD DE MÉXICO, enero 10 (EL UNIVERSAL).- Cuando Gonzalo Montiel anotó el penalti de la victoria albiceleste en el estadio Lusail, Lionel Messi saldó una cuenta que tenía pendiente consigo mismo y con todo el pueblo argentino: ser campeón del mundo.

Además, con el tercer título de la selección argentina, concluyó un debate que ha imperado en el mundo futbolístico por más de 10 años. Elegir al mejor jugador de nuestros tiempos parecía imposible, pero ya no.

Messi y Cristiano Ronaldo reinaron el balompié por más de 10 años. Una rivalidad simbiótica que creció hombro a hombro, pero con el inminente ocaso, se fue cargando en favor de la Pulga.

La lucha siempre fue pareja y se imponía el comentario subjetivo. Llegaron los títulos de la Eurocopa (2016) y Nations League (2019) para Portugal... La balanza se cargó para el lusitano.

Y la presión por ganar algo con su selección aumentó para el argentino... Hasta que conquistó la Copa América —ante Brasil— en 2021, y un año después consumó su triunfo con el campeonato de la Copa del Mundo en Qatar.

Lionel llegó a 42 títulos y tiene en puerta su octavo Balón de Oro, mientras que Ronaldo, su eterno rival con 34 cetros, terminó su paso por Europa para jugar en el Al-Nassr de Arabia Saudita.

Ya no se verán las caras y, por si fuera poco, los duelos directos entre ellos siempre favorecieron a Messi; la estadística, así lo dictó. El año 2022 quedará marcado por ser el punto final de una rivalidad que se disfrutó por casi tres lustros y que concluyó con la confirmación del mejor jugador en la época reciente.