Lanzador cubano apoya a la causa del Miami-Dade para ganar el primer juego de temporada

·2  min de lectura
JORGE EBRO

Andy Rodríguez ya dio su primera mordida como un Tiburón. Aunque el cubano se fue sin decisión, dejó la mejor de las impresiones con el equipo del Miami-Dade College en el triunfo 2-1 sobre el conjunto de Manatee-Sarasota en el Terry Park Stadium de Fort Myers.

El cubano, quien desde hace días había sido elegido para comandar la rotación del conjunto conocido como Los Tiburones, no hizo quedar mal a la instituación y fue parte integral en el primer éxito de la temporada para ese nivel de béisbol que habrá de llevarlo al Draft Universitario de Junio.

Miami-Dade se impuso gracias a un cuadrangular del coreano Wooyeoul Shin -pegó cuatro imparables en cinco turnos- para dejar al campo al equipo rival. El receptor Loidel Rodríguez no alineó y se espera que debute durante el partido de este sábado.

Rodríguez, quien en su recorrido por Series Nacionales fue casi siempre utilizado como cerrador, se fue sin decisión luego de lanzar por espacio de cuatro entradas completas en las que permitió dos imparables, regaló tres boletos, ponchó a cinco y no permitió carreras.

El habanero utilizó un total de 81 pitcheos (probablemente la mayor que ha lanzado en mucho tiempo), de los cuales 53 fueron strikes y la velocidad máxima registrada fue 93 de millas por hora, aunque se mantuvo entre las 91-92 durante la mayor parte del encuentro.

Quizá el frío -unos 15 grados Celsius de temperatura- influyó en que Rodríguez no disfrutara de su mejor noche, Rodríguez pudo laborar cuatro entradas, que si bien no son suficientes para aspirar a la victoria, sirvieron para demostrar la clase del cubano en el box.

Sin duda, Rodríguez estuvo luchando consigo mismo en largos períodos del juego al no poder dominar a gusto los envíos de rompimiento, pero la experiencia del cubano -que ha trabajado en eventos internacionales con la escuadra nacional de Cuba- lo ayudó a salir de los malos momentos durante el juego, algo que hizo hablar a los más de 20 scouts que se encontraban detrás del plato.

Ahora, Rodríguez -quien decidiera quedarse en la Capital del Sol antes de irse a jugar a Japón- volverá a subir a la lomita el próximo dos de febrero, pero esta vez será en casa, cuando Florida Southwestern State College visite el Kendall Campus de Miami Dade.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.