Lanús venció a Colón: de las increíbles chances que malogró Wanchope Ábila a las selfies del Pulguita Rodríguez y la inesperada discusión entre Lautaro Acosta y Monetti

·5  min de lectura
Pese a que Lanús le ganó 1-0 a Colón, cuando el árbitro finalizó el encuentro Lautaro Acosta y Fernando Monetti discutieron en el círculo central
Pese a que Lanús le ganó 1-0 a Colón, cuando el árbitro finalizó el encuentro Lautaro Acosta y Fernando Monetti discutieron en el círculo central

Con gol de Lautaro Acosta y un hombre menos durante los últimos 20 minutos, Lanús venció a Colón 1 a 0, por la fecha 4 de la Liga Profesional del fútbol argentino, en un partido que tuvo varios condimentos: Ramón Wanchope Ábila, delantero del Sabalero, malogró una chance ideal y, más tarde, metió un cabezazo a contrapié en el poste; Alexander Bernabei, lateral izquierdo de Lanús, se fue expulsado por una infantil acción y en el final del encuentro, ya con el triunfo consumado, mientras se iban a los vestuarios discutieron acaloradamente el Laucha Acosta y Fernando Monetti. ¡Menos mal que ganó Lanús!.

En un partido cerrado, sorprendió que Wanchope Abila, el hombre que hace apenas unos días había amargado a River con un golazo, esta vez masticó bronca por una mala definición suya en una contra perfecta y, más tarde, por calcular apenas unos centímetros desviado un cabezazo con destino de red.

Los compañeros tuvieron que separar al Laucha Acosta y Monetti al final del partido que Lanús le ganó a Colón 1-0
Los compañeros tuvieron que separar al Laucha Acosta y Monetti al final del partido que Lanús le ganó a Colón 1-0


Los compañeros tuvieron que separar al Laucha Acosta y Monetti al final del partido que Lanús le ganó a Colón 1-0

Cuando apenas se jugaban 6 minutos de la segunda etapa, un rápido contragolpe fue conducido por Farías. La joya de Colón dejó a Ábila en una posición inmejorable. El delantero ingresó al área por derecha y enganchó de manera magistral ante el desesperado cruce de Bernabei. Cuando el único obstáculo entre él y el gol era Monetti, Wanchope definió cruzado y la pelota se fue besando el poste derecho.

La cara de fastidio del goleador contrastó con el alivio local, que de todas maneras no hizo un buen partido. Para colmo, el propio Bernabei se fue expulsado a los 24m, luego de reaccionar de la peor manera y pegarle un cabezazo a Schott.

Ya en desventaja, Colón no se desanimó y siguió buscando el gol. Y otra vez lo tuvo Wanchope. El delantero se elevó en el área y cabeceó casi perfecto, a contrapié de Monetti. Pero evidentemente no era su tarde. La pelota dio la unión del poste con el travesaño y se fue.

Antes del partido, el Pulga Luis Miguel Rodríguez protagonizó el momento divertido de la jornada, al acercarse al alambrado y sacarse selfies con los hinchas de Lanús, quienes demostraron que el cariño y la simpatía que despierta el hombre de Colón trasciende el color de las camisetas.

Pero la situación más curiosa de todas, casi inexplicable, se dio tras el partido. Luego de saludar a los hinchas del Granate, Lautaro Acosta se cruzó con su compañero, Fernando Monetti en el medio de la cancha. Las recriminaciones cruzadas fueron in crescendo y sus propios compañeros los tuvieron que separar antes de que la cosa pase a mayores.

“Las cosas quedan en la cancha, está todo bien con Monetti. ¿Cómo me voy a pelear con él? No, todo bien”, comenzó diciendo Acosta todavía en el campo de juego en declaraciones a TNT Sports. Pero luego reconoció: “Sí, lo que pasa es que soy calentón. Yo me equivoqué, fue culpa mía y le estaba diciendo eso, pero después no me quiso aceptar las disculpas... y bueno. Yo seguía enojado porque él seguía enojado. Eso estábamos hablando... Yo con el Mono (Monetti) me llevo recontra bien... Está todo bien, no pasó nada. Si queremos ganar, son discusiones que quedan ahí”.

El partido de Wanchope ante River

En el partido del miércoles pasado, Ábila había recibido un pase casi en la misma línea que marcaban los zagueros visitantes. Gracias a su posición quebró esa barrera defensiva y quedó mano a mano con Franco Armani, y resolvió con calidad: toque abierto al segundo palo. Pero la bandera del árbitro asistente estaba levantada y el ex jugador de Instituto, Huracán, Cruzeiro, Boca y Minnesota United ni llegó a festejar el 1-0.

Las repeticiones mostraron un mapa de jugada que hizo muy difícil de discernir la ubicación del atacante respecto a sus rivales. Parecía estar apenas fuera de juego, pero cuando la definición es milimétrica casi depende de que la imagen de video haya sido detenida en el momento correcto para cobrar una cosa o la otra. Loustau entendió que el delantero estaba donde no podía y no otorgó el tanto.

Pero 26 minutos después Wanchope tuvo desquite. Recibió de Facundo Farías muy cerca del área chica entre varios futbolistas contrarios y quedó nuevamente cara a cara con el arquero. Con toda lucidez, desairó a Armani con un control de pelota alto que terminó siendo gambeta y resolvió ante el arco libre. Una joya, para un triunfo parcial pero sonoro. Pero otra vez la bandera estaba levantada. Y el número 12 tampoco celebró en este caso.

A primera vista, esta jugada parecía ser más claramente un fuera de juego que la anterior. Y sin embargo, tras una larga revisión en el VAR, Loustau dio por lícita la conversión. Aun sin mayores merecimientos, Colón vencía por 1-0 a River en el Cementerio de los Elefantes y Wanchope Ábila se daba el gusto de frustrar a un viejo rival. Y así terminó el juego: con una victoria grande para el conjunto sabalero y un gol dulce para el ex delantero de Boca.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.