Los Lakers sufren en el arranque: caída ante el peor equipo de la NBA, la lesión de LeBron, una pelea y un expulsado

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·4  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
Russell Westbrook le grita a la jueza Lauren Holtkamp que le indica que se retire de la cancha; el base de los Lakers cubrió sus estadísticas individuales y tomó malas decisiones para el equipo
Russell Westbrook le grita a la jueza Lauren Holtkamp que le indica que se retire de la cancha; el base de los Lakers cubrió sus estadísticas individuales y tomó malas decisiones para el equipo

Apenas empezó la temporada y los Lakers acumulan tantos problemas que ya se preguntan por la fiabilidad del arriesgado proyecto que eligieron. Tres derrotas en cinco partidos, incluida una dolorosa caída ante el peor equipo de la NBA, lesiones, expulsados, peleas internas y jugadores que disfrutan marcas personales mientras el equipo pierde. Un combo demasiado explosivo en la incipiente temporada que promete nuevos capítulos y un difícil recorrido para enderezar una nave que tiene demasiados hombres que fueron capitanes. Todos creen saber de qué forma hay que tomar el timón.

Este miércoles, la baja de LeBron James (segundo partido que se pierde por una lesión en el tobillo) no parecía demasiado importante ante un rival más que accesible: Oklahoma City Thunder, que venía de cuatro derrotas seguidas, sin ganar partidos y que para los especialistas es considerado el peor equipo de la NBA en la actualidad.

Josh Giddey y Kenrich Williams separan a su compañero s Darius Bazley de Russell Westbrook, molesto tras la derrota de los Lakers
Garett Fisbeck


Josh Giddey y Kenrich Williams separan a su compañero s Darius Bazley de Russell Westbrook, molesto tras la derrota de los Lakers (Garett Fisbeck/)

Los dirigidos por Frank Vogel llegaron a tomar una ventaja de 26 puntos, pero... poco a poco todo se desabarrancó. Thunder, el equipo en el que juega el argentino Gabriel Deck (que metió sus dos primeros puntos en sus tres minutos de acción), se recuperó y dio vuelta el partido para ganar por 123 a 115 y aumentar las dudas.

La anotación de Gabriel Deck

La idea original era darle también descanso a Anthony Davis, que tiene una dolencia en la rodilla derecha, tras recibir un golpe en el último partido ante los Spurs. Pero sin James, tuvo que forzar su presencia y se hizo cargo de la ofensiva, con 30 puntos. Russell Westbrook también aprovechó la ausencia del líder para hacer lo que le gusta, dedicarse a las estadísticas individuales. Sumó así su primer triple doble de la temporada, con 20 puntos, 14 rebotes y 13 asistencias.

Claro que cuando llegó el momento decisivo del partido, Westbrook tomó malas decisiones que imposibilitaron la recuperación de su equipo. Y, por si fuera poco, se fue expulsado por recibir dos faltas técnicas . La primera de ellas fue bastante discutida. Tras una infracción a Shai Gilgeous Alexander, dejó la mano derecha extendida un instante más y lo tocó en la cabeza.

La primera falta técnica a Westbrook

La segunda, la que derivó en su expulsión, no admite discusiones. Molesto por el resultado del partido, se desbordó. Después de perder una pelota que concluyó con una volcada de Darius Bazley, empujó e increpó al jugador del Thunder. Un acto de impotencia ante la derrota, pero también una actitud bastante común en su carrera.

La segunda falta técnica a Westbrook

Davis arrancó con fuerza el partido y sumó 12 puntos en el primer cuarto, en el que los Lakers parecían encarrilar el triunfo con un parcial de 41-19. El equipo angelino llegó a tener una ventaja de 26 puntos pero en el tercer cuarto, pero se vino abajo por su propia impericia.

Shai Gilgeous-Alexander comenzó la remontada de un impactante parcial terminó 41-23. El escolta anotó 27 puntos, incluido un triple sobre Westbrook en el instante final del tercer cuarto con el que Oklahoma City pasó al frente por 97-95.

Shai Gilgeous-Alexander, goleador de Oklahoma City, ante la marca de Avery Bradley
Shai Gilgeous-Alexander, goleador de Oklahoma City, ante la marca de Avery Bradley


Shai Gilgeous-Alexander, goleador de Oklahoma City, ante la marca de Avery Bradley

En la desesperación de los Lakers, y con solo diez segundos por jugar, Malik Monk y Carmelo Anthony fallaron dos triples que no llegaron ni siquiera a tocar el aro. Acertar alguno de esos dos tiros hubiera significado el empate.

El plantel con siete jugadores All Star (LeBron, Davis, Anthony, Westbrook, Rajon Rondo, Dwight Howard y DeAndre Jordan), pero con una veteranía que lleva el promedio de edad por arriba de los 30 años.

Semejante conglomeración de estrellas presupone un gran potencial, pero también una peligrosa mezcla de egos, que ya quedó expuesta en el primer encuentro de la temporada, cuando Davis y Howard cruzaron palabras fuertes y empujones en el banco de suplentes por una discusión sobre juego.

La pelea de Howard y Davis

Más allá de las señales de alarma, el entrenador Frank Vogel necesita enfocar el lado positivo de las cosas. Resume todo al partido y evita mirar panoramas globales que parecen complejos. ”Es una derrota decepcionante”, reconoce. “Levantamos el pie del acelerador. Después de esa gran ventaja en el primer cuarto, normalmente se mantiene, pero no fuimos capaces de hacerlo. Nuestra concentración, intensidad y esfuerzo en el aspecto defensivo decayó, pero lección aprendida”, subrayó. ¿Será tan sencillo como eso?

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.