Laia Sanz: "Voy a competir, pero no será en motos, sino en cuatro ruedas"

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·3  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

Canovelles (Barcelona), 7 oct (EFE).- La piloto del equipo KH7, Laia Sanz, que hace tres semanas se proclamó por décima cuarta vez campeona del mundo de Trial, adelantó en una entrevista concedida a EFE que participará en el Dakar 2022, "pero no será en motos, sino en cuatro ruedas".

"Está claro que se ha acabado mi etapa de motos en el Dakar y con eso no quiero decir que deje totalmente el mundo de las motos. Lo del Dakar ya tengo tomada la decisión", añadió la catalana, quien no ha quiso adelantar nada más, "porque el tema aún no está cerrado".

Sanz recordó que ya ha corrido once veces el rally conduciendo una motocicleta, "y la mayoría de pilotos de motos del Dakar hacen sobre diez u once participaciones".

"Es algo muy exigente y te has de preparar muy bien. Los dos últimos años no me preparé como me hubiese gustado y no disfruté como lo había hecho en otros años", admitió.

Otro factor para la piloto de KH7 es que "el estilo de carrera en Arabia Saudí es más rápido y con tu experiencia ya ves que cada vez te cuesta mas asumir estos riesgos".

Lo que tiene asumido es que, el objetivo del Dakar 2022 será "aprender" pilotando un vehículo de cuatro ruedas. "Si hasta ahora era el luchar para estar entre los quince primeros en la general, este año será diferente", precisó.

A sus 35 años, la piloto de Corbera de Llobregat, además de sus catorce títulos mundiales de trial, suma también cinco títulos mundiales de enduro, y once participaciones (2011-2021) en el Dakar, donde ha vencido en categoría femenina en todas ellas. Pero lo que más le llena es seguir siendo competitiva.

"Ganar el título mundial de trial (en Portugal) después de ocho años sin competir no era fácil, pero si no me hubiese encontrado en condiciones no hubiera ido. Era un reto difícil, pero lo supe llevar lo mejor posible. Lo que si puedo asegurar es que hay Laia para rato", manifestó.

Desde que en diciembre de 2020 se vio afectada por la enfermedad de Lyme a causa de la picadura de una garrapata que le produjo graves problemas físicos, competir ha sido duro para ella.

"Las secuelas de la enfermedad de Lyme son difíciles de superar, aunque ya hayas dejado atrás la infección. Estoy mucho mejor y contenta porque cada vez hago más cosas y, aunque tengo épocas de altibajos, cada vez tengo menos y menos días", comenta al respecto.

Este mes de octubre Laia Sanz debutará en el Mundial de RallyCross RX2E en el circuito de Spa-Francorchamps y este mismo jueves partirá hacia tierras belgas.

"Estoy corriendo en el ExtremE y todo lo que sea correr en coches y ganar experiencia me va perfecto. Y en este caso el RallyCross es perfecto para luchar 'cuerpo a cuerpo', que es algo que me hace falta", apuntó Sanz, que se ha fijado como otro gran objetivo para esta temporada lograr su sexto título mundial de enduro, donde no competía desde 2017 y del que es la actual líder.

El 23 y 24 de octubre, debutará en el circuito ExtremeE de Cerdeña con el equipo Acciona/Sainz, el único español. Laia compartirá pilotaje Carlos Sainz, bicampeón del mundo de rallis y tres veces ganador del Dakar, a bordo del Odyssey 21 E-SUV eléctrico con una batería y motor que producirá una potencia de 400kw -equivalente a 550 CV- para impulsar un vehículo de 1650 kg. de 0 a 100 km/h en 4,5 segundos.

"Es un coche que no es fácil de llevar y menos para comenzar. En mi caso tengo más hándicap que otros pilotos, que llevan más horas de carreras que yo, que vengo de las motos. Cuesta coger experiencia, pero con Carlos (Sainz) voy a intentar aprender a tope y acelerar este proceso de aprendizaje", sentencia.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.