La vaquita marina no se ha extinguido y hay esperanzas de salvarla

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·8  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
Las vaquitas son muy esquivas y existen pocas fotografías de ellas (Fuente: Chris Johnson / WWF-Australia).
Las vaquitas son muy esquivas y existen pocas fotografías de ellas (Fuente: Chris Johnson / WWF-Australia).

Los cárteles mexicanos, los contrabandistas chinos, la corrupción y la pesca ilegal han hecho que el número de las marsopas más pequeñas del mundo se haya desplomado a menos de diez.

Los conservacionistas temen que la vaquita marina sea el próximo mamífero llevado a la extinción por el ser humano y, aunque existen diferencias acerca de cómo salvarlos entre varias organizaciones que lo defienden, algo en lo que coinciden es en que todavía hay esperanza.

Este mes, un grupo de especialistas han regresado al pequeño refugio de 300 km2 de la vaquita marina en el Alto Golfo de California, México.

Aunque los resultados del estudio siguen siendo un secreto muy bien guardado, algunas fuentes le han revelado a Yahoo News que este mes se han observado algunas vaquitas de mar.

Manos a la obra

Aún no es demasiado tarde para salvar la especie.

Kristen Nowell, de la ONG Cetacean Action Treasury, describe a estos mamíferos marinos como “muy tímidos” y le ha explicado a Yahoo Newsque se está empleando tecnología visual y sonora para rastrearlos, porque son animales muy esquivos.

“Se están utilizando observadores muy experimentados para identificar visualmente a la vaquita”, dijo.

“Porque no son como los delfines, no son ruidosas, no se dejan ver, no siguen los barcos ni saltan fuera del agua”.

El número de vaquitas marinas se ha desplomado a menos de 10 individuos

La diversidad genética hace pensar que nunca hubo una gran abundancia de vaquitas marinas y, a través de una serie de extrapolaciones retrospectivas en base a estudios recientes, se ha llegado a una estimación de entre 2000 y 4000 individuos en 1900.

Se estima que hace veinticinco años quedaban unas 500 vaquitas marinas, pero, desde entonces, su número se ha desplomado.

Durante el último recuento importante en otoño de 2019, se detectaron entre seis y doce vaquitas marinas y los investigadores estimaron un promedio de 9,7 individuos.

Las redes de enmalle han llevado a la vaquita marina al borde de la extinción (Fuente: Chris Johnson / WWF-Australia).
Las redes de enmalle han llevado a la vaquita marina al borde de la extinción (Fuente: Chris Johnson / WWF-Australia).

La COVID-19 retrasó un sondeo de seguimiento planeado para 2020, pero en un sondeo más pequeño en noviembre se registraron dos avistamientos.

Con unos números tan bajos, Thomas Jefferson de Viva Vaquita, advierte que la especie podría desaparecer rápidamente.

“Lo que quiero decir es que podría ocurrir dentro de uno o dos meses si pasara algo realmente trágico”, dijo.

“Podría ser un aumento drástico en la actividad pesquera o que la pesca se traslade a una zona donde las vaquitas que quedan pasan la mayor parte del tiempo”.

Sigue habiendo esperanza de que la vaquita marina no se extinga

En 2017, se abandonó un intento de cría en cautiverio, después de que dos animales mostraran signos de estrés y de que uno muriera tras sacarlos de su entorno natural.

Se puede encontrar un rayo de esperanza en un estudio reciente que sugiere que las vaquitas marinas se reproducen con mayor frecuencia de lo que se pensaba hace poco tiempo: una vez por año y no cada dos años, como se pensaba antes.

Algunos conservacionistas incluso plantean la hipótesis de que las vaquitas marinas que quedan podrían haber aprendido a sobrevivir evitando las mortales redes de enmalle, causa principal de su desaparición.

A pesar de que México ha prohibido el uso de estas redes en el hábitat de la vaquita, este tipo de redes sigue siendo el más usado por los pescadores.

Son terriblemente efectivas para capturar peces y gambas de todos los tamaños, incluida la corvina blanca, un pez muy apreciado que tiene un tamaño similar al de la vaquita marina.

El comercio chino de corvina blanca conduce a la desaparición de la vaquita marina

Gran parte del tráfico ilegal se centra en capturar corvina blanca, una especie en peligro de extinción muy apreciada por su vejiga natatoria que, una vez seca, alcanza precios de entre 25 000 y 85 000 dólares el kilo en China.

DJ Schubert del Animal Welfare Institute está pidiendo un mejor intercambio de información entre México y China, así como Estados Unidos, que es un punto conocido de tránsito de corvina blanca.

Cada vejiga natatoria de corvina blanca seca, como estas incautadas en Estados Unidos, puede costar miles de dólares (Fuente: Reuters).
Cada vejiga natatoria de corvina blanca seca, como estas incautadas en Estados Unidos, puede costar miles de dólares (Fuente: Reuters).

“Es necesaria una respuesta holista para resolver este problema”, dijo.

“Si bien México tiene gran parte de responsabilidad… se va a necesitar de la comunidad internacional para responder a esta crisis”.

Los pescadores ignoran la prohibición de las redes de enmalle

Los responsables de hacer cumplir la ley en el Alto Golfo de California son la marina, las lonjas y la policía ambiental, pero los observadores dicen que nunca han sido eficaces a la hora de detener las actividades ilegales.

Nowell señala que la vaquita marina es el animal cuyo número de ejemplares disminuye más rápido en el mundo debido a “una gran falla en la aplicación de la ley”.

“Digamos que eres un policía de carreteras y que el 95 % de la gente va muy rápido por la carretera e ignora el límite de velocidad. Así, se vuelve muy difícil hacer cumplir la ley de forma efectiva”, dijo.

“Entonces los conductores que superan el límite de velocidad ven que pueden ser más atrevidos, y es así cómo se llega a esta situación absurda”.

‘El dinero importa’: la presión económica podría ser clave

Sarah Uhlemann, abogada de Center for Biological Diversity, fue un actor clave en una demanda de 2018 que prohibió las importaciones de gambas procedentes del hábitat de la vaquita hacia Estados Unidos.

Uhlemann le ha explicado a Yahoo News que, si bien los planes de aplicación de la ley han fracasado, “después de todo, el dinero importa”, y la prohibición podría aumentar la presión sobre las autoridades.

“Con el gobierno mexicano lo hemos probado todo”, dijo.

“Durante décadas, los científicos han estado haciendo sonar las alarmas… pero el gobierno sigue haciéndose a un lado y dejando que las especies se extingan, por lo que estamos usando la presión económica”.

“No es la primera opción en la caja de herramientas, pero creo que es una de las herramientas importantes”.

Sea Shepherd se enfrenta a la violencia en los mares

Aunque la mayoría de conservacionistas apoyan la prohibición de importaciones a Estados Unidos como mecanismo para salvar la vaquita marina, Sea Shepherd sostiene que eso ha creado una división entre los conservacionistas que trabajan sobre el terreno y los pescadores locales.

El fundador de este grupo, el capitán Paul Watson, ha explicado a Yahoo News que el boicot ha hecho que los pescadores estén “mucho más enfadados” y que eso ha dado como resultado una mayor “hostilidad” hacia sus tripulaciones.

“Eso es irónico, porque somos el único grupo que no ha apoyado el boicot”, dijo.

La vaquita marina vive en un pequeño rincón del Golfo de California (Fuente: NOAA Fisheries / WWF-Netherlands).
La vaquita marina vive en un pequeño rincón del Golfo de California (Fuente: NOAA Fisheries / WWF-Netherlands).

El aumento de la violencia ha obligado a Sea Shepherd a retirarse de la región, pero este octubre sus tripulaciones han vuelto al lugar y están trabajando junto a las autoridades mexicanas para hacer un sondeo de las vaquitas marinas.

“Nos han derribado drones, nos han lanzado cócteles Molotov al barco, nos han disparado, nos han lanzado piedras a la cámara de timonel”, explicó el capitán Watson.

“La tripulación tiene que usar chalecos antibalas y cascos de kevlar cuando están en cubierta, y también llevamos un cañón de agua en los barcos”.

Contrabandistas eluden la prohibición de traficar con corvina blanca

A pesar de las prohibiciones, los investigadores han observado que los productos del mar capturados de forma ilegal están atravesando las fronteras de Estados Unidos.

Fuentes aseguran que los vendedores simplemente transportan en camión lo que capturan en el Alto Golfo de California hacia un nuevo destino y que adquieren documentos de exportación que falsifican su origen para evitar la prohibición.

Un buen conocedor de la industria pesquera, que ha hablado con Yahoo News con la condición de permanecer en el anonimato, dijo que en 2012 el crimen organizado empezó a infiltrarse de forma considerable en la ciudad de La Paz, situada en el extremo sur del golfo, pero que el negocio del contrabando de corvina blanca “se disparó” en 2015 y ahora alcanza “niveles comerciales”.

Sarah Uhlemann dice que Australia tiene un papel importante para salvar la vaquita marina (Fuente: Chris Johnson).
Sarah Uhlemann dice que Australia tiene un papel importante para salvar la vaquita marina (Fuente: Chris Johnson).

Afirma que existe una corrupción constante entre los productores de productos del mar y las autoridades: los pescadores hacen lo que les ordenan los cárteles después de recibir amenazas o se unen a ellos de forma voluntaria porque han caído en la pobreza debido al aumento de las restricciones sobre otros tipos de pesca.

Una vez los pescadores han entregado a los cárteles las vejigas natatorias de las corvinas blancas, el rastro del producto nos lleva a empresarios chinos con intereses legítimos en México que tienen contactos para exportarlas fuera del país sin que se detecten.

Si el mundo no puede salvar a la vaquita marina, quedan pocas esperanzas para desafíos mayores

La mayoría de los expertos coinciden en que salvar a las vaquitas marinas no es un problema exclusivo de México, sino un problema mundial en el que China y Estados Unidos juegan un papel importante.

Según Nowell, quien describe el problema como “claramente solucionable”, detener la extinción de la vaquita marina es el “desafío de conservación más pequeño del mundo”.

“Solo hay un puñado de animales, solo unos cientos de pescadores ilegales, están a solo unas millas de la costa y las soluciones están ahí”, dijo.

“Contamos con el tipo de equipos adecuados para no dañar a la vaquita marina, así que, si no podemos solucionar este problema, los augurios para resolver problemas más grandes y complejos son muy malos, ahora que se acerca la conferencia sobre el clima de la semana que viene”.

“Si perdemos este tren, no será bueno para el futuro”.

Michael Dahlstrom

TE PUEDE INTERESAR

(VIDEO) Esto es lo que pasaría si exterminamos los hongos de la faz del planeta

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.