Kyrgios y Kokkinakis pierden el dobles ante los favoritos en las Finales ATP

Turín (Italia), 14 nov (EFE).- Los australianos Nyck Kyrgios y Thanasi Kokkinakis sucumbieron este lunes ante la pareja formada por el neerlandés Wesley Koolhof y el inglés Neal Skupski en la Finales ATP de Turín, en un partido que se decidió con superdesempate tras poco más de hora y media, con un tanteo de 6-7 (3), 6-4 y 10-5.

Los australianos, campeones del Abierto de Australia y del Abierto de Atlanta como pareja en lo que va de año, entrenaron por primera vez juntos esta misma mañana, ya que Kyrgios, finalista de Wimbledon, donde perdió ante Djokovic, llegó ayer por la noche a la ciudad italiana desde México.

Y para ganar a los cabezas de serie de la prestigiosa cita, campeones del ATP Masters 1000 Paris, ATP Masters 1000 Canada, 's-Hertogenbosch, ATP Masters 1000 Madrid, Doha, Adelaide 2 y Melbourne, hace falta más que un par de peloteos.

Sin embargo, sorprendió el binomio número 8 del ránking y se agenció el primer set pese a que el que el saque de los número uno fue imparable. Kyrgios y Kokinakis salvaron dos veces dos bolas de 'break'. Las primeras para poner el 1-1 en el marcador y las segundas para poner el 4-4.

Tras un set muy igualado pero ligeramente dominado por Skupski y Koolhof, los 'special k' rubricaron un grandísimo 'tie-break' y, con dos roturas, se agenciaron el desempate por 3-7, desaprovechando, incluso, una bola de set a su favor.

Aturdidos por lo sucedido, los máximos favoritos para levantar el entorchado en Turín, reaccionaron con un 6-4 en el segundo set tras romper el servicio de sus rivales en el séptimo juego, con 3-3, en el que esta vez si sacaron partido de dos bolas de rotura.

El partido se decidió con el superdesempate, a diez puntos, en el que Koolhof y Skupski, desatados, se impusieron con mucha facilidad.

El neerlandés y el inglés se colocan primeros de su grupo, el verde, a la espera del resultado del otro partido, en el que los croatas Mate Pavic y Nikola Mektic se medirán ante su compatriota Ivan Dodig y el estadounidense Austin Krajicek.

(c) Agencia EFE