Kubo vuelve al Bernabeú con la camiseta del Mallorca por segunda vez

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·4  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

Palma, 21 sep (EFE).- El japonés Takefusa Kubo volverá a enfrentarse este miércoles al club dueño de sus derechos federativos, el Real Madrid, por segunda vez defendiendo la camiseta del Mallorca en el estadio Santiago Bernabeú.

Nada impide que Kubo, 20 años, forme parte del once balear, como ya ocurrió hace dos años en el transcurso de su primera cesión a un equipo español.

Sin "clausula del miedo" que lo impida, el nipón estará a las órdenes del técnico Luis García Plaza para desempeñar el rol que le está caracterizando en los últimos partidos: conectar desde la banda derecha con alguno de los puntas en busca de la suerte del gol.

Ya lo intentó en el transcurso de la última derrota balear (2-0) ante el Madrid con goles de Vinicius Jr. y Sergio Ramos en el estadio Alfredo Di Stéfano (mayo de 2020).

Fue el más destacado en las filas insulares en un encuentro que ha pasado a la historia por el debut en Primera de Luka Romero, internacional con las categorías inferiores de Argentina, que con 15 años y 219 días batió el récord de precocidad del fútbol español.

A Kubo no le está yendo nada mal este año y sus inicios en Palma se asemejan al protagonismo que tuvo en el tramo final de la temporada 2019-2020, a pesar de que su valioso concurso no fue suficiente para impedir el descenso de los mallorquinistas.

El Mallorca del entonces técnico Vicente Moreno cayó la pozo de Segunda con una tripleta atacante formada por Kubo, el croata Ante Budimir (ahora en el Osasuna) y el colombiano "Cucho" Hernández.

Tras su paso, también en calidad de cedido, por el Villarreal y el Getafe, Kubo sabe que lo que haga en la isla será determinante en su futuro en el once madridista.

Para empezar, ya recibió la primera ovación de la hinchada mallorquinista tras ser sustituido en los últimos minutos ante el Espanyol después de cerrar una gran actuación.

Pero, su paso por el "submarino amarillo" y el conjunto madrileño el pasado curso fue intrascendente: Con Unai Emery solo fue titular en dos partidos sin completar los noventa minutos en ninguno de ellos, y con José Bordalás (ahora en el Valencia) tuvo más protagonismo, aunque en ningún caso a la altura de lo que él se esperaba.

En junio de 2019 firmó por seis años con el Madrid tras su paso por el fútbol base del Barcelona, pero desde entonces no ha logrado ganarse la confianza, primero, de Zinedine Zidane ni, ahora, de Carlo Ancelotti para ser uno más en el primer equipo madridista.

Obligado a emigrar en busca de minutos y oportunidades para demostrar que es un futbolista válido para jugar en el Madrid, el internacional japonés cuenta con la plena confianza de García Plaza.

Tras jugar con la selección de su país en los Juegos Olímpicos de Tokio, ha sido titular en los últimos cuatro partidos ante el Alavés, Espanyol, Athletic de Bilbao y Villarreal.

Se está entendiendo muy bien con una de las joyas de la cantera del Villarreal, Fer Niño, internacional Sub-21 con España, y se espera mucho de la conexión que tenga con el surcoreano Kang In Lee, excanterano del Valencia, que hasta ahora solo ha jugado algunos minutos.

Kubo no solo es un referente en los campos de fútbol. También lo es en los despachos. Su cesión por una temporada ha venido acompañada de un contrato de patrocinio con una empresa japonesa -Taica Corporation -que luce el logo de unos de sus productos comerciales en la camiseta bermellona.

También la estrella asiática ha contribuido a generar una notable expectación mediática en ese continente junto a Lee, también un jugador con gran gancho mediático.

Entre ambos han logrado que LaLiga fije los partidos del Mallorca ante el Villarreal y Osasuna a las dos de la tarde -horario de comida en España pero de máxima audiencia televisiva en Asia-y también que la plantilla se entrene a esa hora alterando de manera significativa la rutina del equipo balear.

"Take no necesita adaptación, ha venido para ser importante, y su rendimiento determinará su nivel de importancia en el equipo; estoy encantado con él, pero tiene que rendir como cualquier otro, y quiero que sea más decisivo en ataque", respondió García Plaza cuando le preguntaron por lo que esperaba del nipón esta temporada.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.